Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Ramos como domingos

Ramos como domingos

Escrito por: Mario De Las Heras3 diciembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Mi amiga Rose (@Rosevelz) dice al principio del partido en Twitter: "Pechito de Ramos". Y yo me lo creo y ella iba a tener razón. Lo veo a miles de quilómetros de distancia. Tan claro como veo a través de la cristalera del Einstein Café a un actor disfrazado de soldado estadounidense al pie de la caseta del Checkpoint Charlie. Voy a ver el partido a través de esos cristales. Ha habido un penalti de Mascherano a Lucas Quinto nada más empezar. Y una amarilla de Suárez no sacada que rebota y le toca a Isco, que pasaba por allí.

Menos tres grados en Berlín. Y Clos en Barcelona. Está nevando arbitraje. El Madrid juega mejor, por eso se habla tanto de Clos. O Closten. Lo veo. La transmisión de beIN está siendo como una de la Deutscher Fernsehfunk, donde nunca se veía nada malo en los jugadores locales. Mascherano aprovecha y le hace una aguadilla a Cristiano. No hay exclusión en la piscina. Closten tiene el día y no será porque no lo avisaron. Y Modric. Modric está tan pronto en la Puerta de Brandenburgo como en la East Side Gallery, donde ahora mismo no debe de estar pintado el morreo entre Bretznev y Honecker sino el morreo entre Villar y Bartomeu.

Busquets camina a lo largo del muro levantando las piernas muy alto como un guardia, y entre medias Kova ve la oportunidad de pescar. Kova está tranquilo porque tiene a Luka por detrás como Bertold Brecht tenía a su esposa en su casa de Chausseestrasse, y por delante a todas sus amantes, como Elizabeth Hauptmann o Ruth Berlau o Gerard Piqué. Dicen que Valdano y Raúl, la locución del día, están hablando cosas bonitas de Xavi, de los Hernández de toda la vida, como si fueran compañeros de Partido: camaradas. Yo ya no sé. Pero el Madrid es el Madrid con Zidane, así que sobra gente.

Raúl González y Jorge Valdano (Foto Marca)                                                                                                                                           Foto: Marca

Dicen que también Benzema, pero eso es una falacia aunque ande patinando sobre la hierba con las manos a la espalda, que es por lo que le pitan a Lucas el fuera de juego. Benzema patina a lo suyo y descubre a Lucas Quinto, a ver qué si no. Menudo es Closten y sus comisarios de línea. No sé qué pasa con Varane pero de pronto ha marcado Suárez llegando a Berlín en compañía de bajo coste. Ha aterrizado en el aeropuerto de Schonefeld (vía Neymar) que es por donde llegaban los vuelos de los jefes "democráticos" como Iniesta, cuya ovación es casi coreana, del norte, como el bonito. Cuando entra Casemiro, en cambio, es como si lo hiciera atravesando el muro por la parte donde estaba el edificio de la Gestapo. Me acuerdo de Ancelotti. Algunos ven a Isco pasando por la puerta del número ocho de la Prinz Albrecht Strasse, pero Zidane nunca le haría eso.

Benzema ya ha patinado suficiente y se marcha al vestuario. Sale Asensio. Piqué ha hecho una de Tamarit, pero no lo repiten. Cuánta oscuridad. Lo que diga el Kommandant que no sabemos quién es. Leo nombrar a Roures, a Gaspart... Y sé de Mariano, que está en el campo. Mariano es pequeño y fuerte y violento como un juez de paz, el revólver favorito de los cowboys. Tiene cinco minutos para desenfundarse. ¡Oh, Modric, mi Modric! Messi la manda al palo donde antes, bajo los tres, estaba Casemiro, el antídoto para la inercia cansina del Barcelona que es una resistencia heroica, es el Madrid que ha devuelto Zidane. No hay dolor y hay Ramos como domingos, todos los años. Se me ha caído el móvil y salido de la emoción casi hasta la Alemania comunista, donde nunca pitaban penaltis como en el Nou Camp. Pero esto me da igual. Salgo a Friedrichtrasse y piso la marca del muro y ya me da por acordarme de Sergio y de su leyenda.

Mario De Las Heras
Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

4 comentarios en: Ramos como domingos

  1. Don Mario, Varane no tiene culpa alguna en el gol de Suárez, aunque los de Bein le pongan en primer plano para escarnecerle. De tener culpa alguien, Clos y el asistente pues, el uruguayo estaba en fuera de juego y, si eso fuera poco, empuja con las dos manos a Lucas Vázquez, a quien le llegaba el balón, para apartarle, quedarse solo y rematar a placer.

    Tambíen se le podría culpar un poco a Keylor por no salir a por un balón que llega al área pequeña.

    Por lo demás, magnífica crónica, as usual.

  2. dominio del Barcelona en la según da parte? me hace gracia, si dominar una partido es jugar a "... tuya mía entre Piqué y Macherano...." es mentira... eso no es dom