Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Compás de Benzema

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Compás de Benzema

Escrito por: La Galerna25 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En este compás de espera entre el fin de la trigésimocuarta Liga del Madrid y la que esperemos sea la décimocuarta Copa de Europa, nuestras queridas portadas deportivas se llenan de verano, que es lo mismo que decir que se vacían de contenido reseñable, si es que les concedemos generosamente que en primavera, otoño o invierno tengan algún contenido reseñable.

Suele ser tiempo ligero el verano, así que, en consonancia con la canícula y el ir y venir de las olas, las portadas van y vienen entre rumores de tropecientos fichajes, salidas y renovaciones, en lo que viene siendo desde antiguo la apoteosis de la nadería más o menos elevada al cuadrado. Si por las portadas de verano fuera, el Instituto Tecnológico de Massachusetts, el profesor Bacterio y la revista Más allá han determinado, gracias a complejos estudios pormenorizados, que las plantillas del Madrid y del Barcelona empezarían cada temporada con 155'6 jugadores, de los cuales un 85'9% serían delanteros, incluyendo en esta última cifra al enésimo nuevo Balón de Oro, procedente siempre y en todo caso de La Masía si hablamos del club catalán.

Algunos de los nombres implicados en este ir y venir se vienen repitiendo casi desde la fundación del Madrid -léase James y Bale-, en lo que viene siendo una labor de investigación, en este caso de Marca, que ríanse ustedes del Watergate de Woodward y Bernstein, o de Lidia Lozano y Carmele Marchante. Otro de los nombres de hoy suponemos que tiene en vilo al barcelonismo, aunque, de ser nosotros los inquietos, nos quedaríamos más tranquilos al leer en Mundo Deportivo que Ter Stegen "está dispuesto a adecuar su contrato de forma progresiva", signifique eso lo que signifique.

Las malas lenguas sostienen que, más de noventa y nueve partidos y menos de cien, viendo siendo sostenidos por el portero alemán y por D10s Messi casi desde que el Tata Martino era monaguillo, pero eso no pueden ser más que habladurías de resentidos. El falaz dato no casa con la simpar producción de cracks mundiales que La Masía ofrece al mundo para delirio de propios y risa floja de extraños. De ahí que Sport vaya al meollo de la cuestión y ofrezca una lista de los nombres del futuro, todos ellos desde ya candidatos al FIFA World Player, al Pichichi y al Nobel de la Paz. "Plan Renove" llama a esto Sport, no vaya a ser que esté reconociendo por vía negativa que la actual plantilla del Barcelona se ha quedado corta, excesivamente veterana y no tan cualificada como inicialmente pregonaban ufanos los mismos voceros. Para muestra, el faldón inferior de Mundo Deportivo, donde Umtiti, hace apenas diez minutos el nuevo Beckenbauer, parece negarse a dejar el Barcelona.

Pero no se preocupen. Siete jugadores nombra Sport en su portada, mientras que en imagen aparecen once. Podría parecer excesiva la lista, podría pensarse que abusa el entorno culé del cuento de la lechera, pero sepan que es pura humildad este gesto, porque en realidad no habría portada donde pudiera caber tanta excelencia, tanta virtud, tanto despliegue de futuro... tanta desesperación por volver a encontrar a los Xavi, Iniesta y Pujol. "Mi unicornio azul ayer se me perdió", que cantaba Silvio Rodríguez.

Pero puestos a hablar de compases (ya no de espera), nosotros nos quedamos con los de Karim Benzema, que traduce a números contantes y sonantes la portada de As. Cifras aparte, elogiemos aquí los intangibles ritmos del francés, sus pausas y aceleraciones, su danza, sus giros, su sabiduría de bailarín en permanente equilibrio, entre la más extrema de las calmas y el más fiero de los zarpazos con guante de seda. Se nos ocurren muchos modos de ser efectivo, ya sea sobre un campo de fútbol o en la vida, pero difícilmente habrá un modo más bello de serlo. Take this waltz, que cantaba Leonard Cohen.