Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Por las víctimas de Irak

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Por las víctimas de Irak

Escrito por: La Galerna14 mayo, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Como ya sabréis todos, al menos dieciséis madridistas murieron ayer en un atentado salvaje contra la sede de una peña en Irak. El Estado Islámico ha reivindicado la masacre. Hace algunos meses, ya tuvimos que aparcar el comentario de la actualidad futbolística por culpa de los ignominiosos atentados de París. Entonces publicamos un portanálisis cuya tesis central sigue valiendo para hoy. Esos descerebrados quieren quitarnos todo lo bueno de la vida: la música, la alegría, la libertad. El fútbol.

Por supuesto, habrían atacado igual la esencia misma de nuestras existencias si la peña hubiese sido del Atleti, del Everton o del PSG. O del Barça. Esto último lo reseñamos porque la falta de sensibilidad de algunos les sitúa ya, para siempre, en el terreno de la inhumanidad. No hay marcha atrás cuando te conviertes en la única de las cuatro cabeceras deportivas de este país que ni siquiera menciona el tema. Lo hacemos constar de entrada, así, a bote pronto, para quitarnos ya de encima el tener que referirnos a quienes intuíamos que eran una excrecencia de periódico, pero no podíamos decirlo abiertamente porque aún no se había cruzado en el camino una prueba de fuego de semejante enjundia. Para ellos es como si nada hubiera pasado. A ellos sólo les importa que su equipo gane hoy la Liga. Shame on you, diario Sport. Tanto empeño en decir hoy que os la merecéis sólo sirve para recalcar que si hay alguien que no se merece nada sois vosotros.

sport.750 (94)Sólo decidnos una cosa, antes de dejar de hablarnos para siempre. ¿Cómo es exactamente el proceso? Porque esto se ha tenido que hablar. La imaginación no puede evitar recrear la escena vivida (?) en la redacción. Es muy difícil que alguien no proponga que la portada haga una mención al tema, lo que implica que otro alguien ha vetado la noticia de la primera plana, lo que sólo puede deberse a lo único que puede deberse, siendo como es la noticia de indiscutible relevancia objetiva como prueba la cobertura online que recibió ayer por parte de medios deportivos y generalistas. Por eso, señores de Sport, porque es imposible que las cosas no fueran más o menos como acabamos de describir, se van a ir ustedes con su oprobio a otra parte, y esa copa que traen a su portada la van a disfrutar ustedes (por) donde nunca luce el sol, en el caso de que hoy la ganen.

El resto de portadas de la prensa deportiva nacional sí se comportan con mayor o menor dignidad, y compatibilizan el atender a la emocionantísima última jornada de Liga con dar la debida proyección y lamentar el horror de la salvajada del Estado Islámico.

mundodeportivo.750 (92)

as.750 (86)

marca.750 (96)En mayor o menor medida (en muy escasa medida Mundo Deportivo), las portadas de los otros tres rotativos sí reflejan el espanto de Balad, donde un puñado de personas han pagado con la vida su inocente pasión por el fútbol y más concretamente por el Real Madrid, eso que cada día hace bullir La Galerna.

-Oiga, masacres de esta índole tienen lugar a diario en Irak, como acontecen en Siria o en Mali. No deja de tener su gracia que sólo hoy se acuerden ustedes de esos países.

Pues es verdad. Situaciones así te sitúan frente a frente con la intrínseca frivolidad de tu día a día. El atentado de ayer no es más brutal e inaceptable que otros del Estado Islámico que por desgracia tienen lugar cada jornada en esas o en otras latitudes. Sucede, sin embargo, que esta publicación se dedica a opinar sobre una cosa en concreto (el Real Madrid, que era la alegría de vivir de las durísimas y amenazadas vidas de los muertos y heridos en Balad), y por eso nos disculparéis que sea ésta y no otra atrocidad la que nos toque de cerca. Los cafres del Estado Islámico han atentado contra una peña madridista en Irak, y lo primero que te sale al enterarte es una pregunta entre la conmoción y la sorpresa.

-Pero, ¿hay una peña madridista en Irak?

Sí, amigos, la hay, y desde ayer la hay más que nunca. El fútbol es muchas cosas y el Real Madrid es muchas cosas, pero sobre todo es -ya lo sabíamos pero lo de ayer nos hace tocar esa realidad con los dedos- consuelo en medio de muchas existencias afligidas. ¿Cómo será vivir en el espanto, amigos? ¿Hasta qué punto y por obra de qué gozoso ensalmo puede un alma diariamente golpeada (y con horrible crudeza) encontrar cobijo en un gol de Cristiano Ronaldo? Conmovidos por el espanto vivido en un paraje lejano pero tan cerca, sólo podemos intuirlo y pedirle al equipo que hoy esté a la altura de ese ensalmo, no necesariamente ganando la Liga porque eso no depende de ellos, no necesariamente ganando el partido tan siquiera porque eso tampoco depende en su integridad de ellos, pero sí cumpliendo en términos de entrega y determinación como esos iraquíes (sí, iraquíes) habrían exigido y exigen de aquello que tanto amaban y que no podrán amar más, pero que seguirá siendo amado hasta el fin de los tiempos (o por ahí) por miles de personas que por desgracia seguirán padeciendo la demencia del fanatismo de otros.

El Madrid es tan universal como el dolor. Haced cuanto esté en vuestra mano por ganar el partido, chicos. Si la fortuna nos sonríe y los dos marcadores acompañan, tenéis permiso para llorar de emoción y de poder. El poder de tocar con una varita mágica vidas irreparablemente jodidas. Apreciadlo. Merecedlo. Y, si podéis, ganad la Liga.

Hala Madrid.