Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Por qué no me gusta Zidane

Por qué no me gusta Zidane

Escrito por: José Luis S. Ortiz28 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El pasado lunes me dirigí al redactor jefe de esta casa para decirle que había escrito un modesto articulillo a contracorriente de la opinión general sobre Zinedine Zidane. El título “Por qué no me gusta Zidane”, no llamaba a engaño. De mutuo acuerdo, decidimos dejarlo para el jueves a la vista del partido contra el City. Mi idea era no enredar ante un partido tan importante. Todo lo más, introducir alguna matización o actualización. ¿Oportunista? Admito el calificativo, aunque me da igual. Por otro lado, oportunista o no, la realidad es la que es.

Pretemporada. Entrenador empeñado en Pogba. Un buen jugador que no estaba en venta. Se rumorearon cifras fuera de mercado y fuera del sentido común. Zidane, supongo que, para hacer hueco, empezó a largar centrocampistas hasta que alguien (tal vez el propio ZZ), tomó conciencia de que lo de Pogba iba a ser imposible. Las víctimas de esta mini purga fueron jugadores residuales o alguno, como Marcos Llorente, de lo poco destacable de la temporada anterior. Otros, como Bale o James, quedaron marcados.

Plantilla. Plantilla larga y de calidad pero con un reparto desigual de talento. Muchos mediapuntas y delanteros. Un centro del campo escuálido y, lo peor, sin sustituto para el más insustituible de los jugadores de ZZ: Casemiro. Eso, inexcusablemente, lleva a la infrautilización o sobreutilización de determinados jugadores. Tal vez el pésimo partido de ayer de Casemiro tenga algo que ver con este hecho. Solo ha faltado a dos partidos de liga esta temporada. No tiene sustituto, Fede no lo es; es más, cuando lo ha sustituido, hemos perdido dos jugadores de primer nivel. Su sustituto está en Atleti por voluntad expresa de ZZ y no, no es un paquete.

Valladolid. 2ª jornada de liga. Partido espeso. Mediada la 2ª parte, cambios muy ofensivos de ZZ que dejó el centro del campo del Madrid, con solo Kroos y Casemiro, como un erial. Por fin, Benzema puso por delante al Madrid hacia el 80’. Mientras Zidane y Bettoni cuchicheaban en la banda, el Valladolid amenazaba. Era imprescindible corregir lo del erial. No se hizo. En el 87’ el Valladolid empató. Un minuto después del empate, Zidane, por fin, realizó el cambio. Ingresó Lucas Vázquez por Benzema, sin que nadie fuera capaz de descifrar la intencionalidad de aquella enigmática sustitución. ¿Se hizo para conservar el resultado o para ganar los dos puntos perdidos?

¿Hubiera mantenido el Madrid el 1-0 con Fede Valverde en el campo? No se sabe. Lo que sí se sabe es que sin él, hubo empate gracias a que el Valladolid transitó como Pedro por su casa por esa zona del campo en la que Fede suele asfaltar rivales.

Mallorca. ZZ afronta el partido contra el Mallorca con este centro del campo: Casemiro, Isco y James. Y ocurre lo lógico. A partir de este partido sucede algo relevante. Marcelo desaparece casi por completo, fundamentalmente a causa de varias lesiones casi seguidas. Empiezan a ser muy habituales Mendy y Valverde, éste gracias a la escasez de centrocampistas puros y por las lesiones de alguno de ellos. Y todo empezó a enderezarse.

Valladolid (2ª vuelta). Después de casi 80 minutos de acoso infructuoso, marca Nacho el 0-1. Suponía conseguir tres puntos de ventaja sobre el Barcelona. Cerrar aquel partido volvía a ser prioritario. Durante diez minutos el Valladolid fue a por el empate, mientras ZZ y Bettoni volvían a cuchichear en la banda sin hacer nada. El Valladolid marcó. El VAR lo anuló por fuera de juego de unos pocos centímetros. Con el susto en el cuerpo, ZZ decidió sacar a Valverde en el 90’.

Atleti (primera parte). Con cinco centrocampistas el Madrid bailó al Valencia. ZZ repitió contra el Atleti en la final de la supercopa. Ni qué decir que la cosa no fue ni parecida. Ya avisado, en liga repitió. Excepcionalmente, hizo dos cambios al descanso saltándose uno de sus sagrados principios. Eso da idea del calibre del error. Ganamos. Courtois tuvo algo que ver.

La Copa. Contra uno de los mejores equipos de la liga y con unos centrocampistas que la mueven como los ángeles, ZZ decidió presentar un centro del campo escuálido. Tan solo dos centrocampistas puros: Casemiro y Kroos. Añadiendo más pimienta al tema, colocó en defensa a tres jugadores fuera de forma y/o escasamente utilizados: Nacho, Militao y Marcelo. El planteamiento salió regular.

Levante. Con 3-1 en el marcador, ZZ decide sentar a Casemiro en el 59’. Le sustituyó Hazard. Quedó como único centrocampista puro Kroos ayudado, o lo que sea, por James y Lucas. En el 67’ el Levante, vistas las facilidades, marca el 2º. En el banquillo no había centrocampistas. Courtois, impidió el empate.

Levante (2ª vuelta). Mediada la 2ª mitad, el Madrid pierde el control del partido. La reacción del banquillo es nula o casi. Un cambio es forzado, Vinícius por Hazard. El otro, ¡para intentar ganar el partido!, es el de Lucas por Modric. Después de los dos cambios, el escaso control que pudiera quedar desaparece. Lamentable partido de Benzema. Jovic y Mariano en Madrid. En el 80’ marca Morales después de un pase larguísimo a la banda. Modric era el que estaba más cerca de él. Carvajal, bien, gracias. La cosa táctica, peor.

Celta. 1ª parte de absoluta falta de concentración. Eso también es labor del entrenador. Alguien desconocía que, a pesar de estar muy mal clasificado, el Celta tiene tres o cuatro jugadores de nivel alto. Marcó el Celta, claro. En la 2ª parte, ya con el miedo en el cuerpo, el equipo reacciona y remonta. Sobre el 70’ el equipo vuelve a perder el control del partido. Tal vez lo idóneo hubiera sido introducir un jugador como Isco para reforzar y refrescar el centro del campo. Fue que no. Para liar más el asunto, ZZ juntó en una banda a Marcelo y Mendy. Empató el Celta, claro, después de una salida del capitán hacia algún sitio indeterminado.

Fede Valverde. Según los fans de ZZ, él es su gran valedor. Lo malo del asunto es que eso casa mal o muy mal con el empeño de ZZ en Pogba. Prefiero no saber en qué hubieran quedado los 1160 minutos que Fede lleva jugados en liga si el francés hubiera venido. Fede jugó su primer partido, con participación destacable, en la jornada 6ª contra Osasuna (82’). Hasta la jornada 8ª no jugó un partido completo. Fede irrumpió como un jugador diferencial después de bien iniciada la liga y (es mi humilde opinión) gracias a la escasez de centrocampistas puros. Aun así, es el menos utilizado de todos ellos.

Marcelo. De la cuadra de ZZ, que profetizó que lo recuperarían. La temporada pasada perdió su puesto en favor de un canterano. Lo llevó muy mal. Con ZZ recuperó la titularidad pero su rendimiento no mejoró. Y lo de este año ha sido todavía peor. Sin embargo, nunca sonó para ser purgado. El purgado fue el canterano. Las lesiones, no su pobre rendimiento, han sido las que lo han apartado.

Solo lleva jugados nueve partidos de liga. El Madrid ha recibido goles en ocho de ellos, ha ganado cinco, ha empatado dos y ha perdido otros dos, sus únicas derrotas en liga. Comparen: Nacho, cinco partidos y cuatro porterías a cero. Militao, ocho partidos y cuatro porterías a cero. Mendy, su sustituto, quince partidos y nueve porterías a cero. En liga, con Mendy, el Madrid no ha perdido. Marcelo se ha enfrentado contra Celta (2), Valladolid, Levante (2), Mallorca, Leganés, Alavés, Sevilla. Tan solo el Sevilla está entre los seis primeros clasificados. Ni Barça ni Atleti ni Valencia ni Sevilla ni Real ni Getafe han podido con Mendy. A pesar de ello, Marcelo fue titular en Copa, casi una final que dejaba un título muy al alcance de la mano.

Carvajal. En el lateral derecho el asunto es todavía peor. No hay sustituto o ZZ no quiere buscar alternativas. Haberlas, haylas. También es de la cuadra de ZZ y es insustituible para él.  Al igual que Marcelo es un disparate táctico. Su partido frente al City, tétrico. No es el primero, tampoco será el último. Estaba un tal Odriozola pero dicen que era muy malo. Peor, lo dudo.

Sostenella y no enmendalla. No parece muy buena idea lo de jugar impenitentemente sin delantero centro especialista. Tampoco parece muy buena idea permitir que Ramos monte sus tiberios particulares intentando hacer de delantero pichichi. Y tampoco parece muy buena idea intentar remontar partidos casi siempre con el irreprochable y voluntarioso Lucas. Sí parece buena idea, por el contrario, tomar decisiones para cerrar partidos apretados.

Rotaciones. Rotar con jugadores fuera de forma, quemados o a los que se ha enseñado la puerta de salida unos cuantos meses antes, tampoco parece ser buena idea. Tampoco lo parece rotar con jugadores que han estado parados durante tres o cuatro partidos y que, ni siquiera, suelen ir convocados habitualmente. ¿Es razonable pensar que rendirán a su máximo nivel? Con Ramos, Benzema y Casemiro no va lo de rotar. En Casemiro es lógico, pero ¿Ramos y Benzema?

Tarjetas. Casemiro se perdió el partido contra el Valencia. El Madrid empató de milagro. Se podía haber forzado la quinta amarilla en partidos anteriores, pero no se hizo. Algo similar ocurrió con Mendy. Podría haber jugado contra el Celta y haber forzado la 5ª amarilla. Ahora Mendy sigue teniendo cuatro tarjetas y tarde o temprano se volverá a perder otro partido, que debería haber sido el del Levante. Barrunto que gestionar este tipo de cosas cae dentro de la competencia del cuerpo técnico. ¿Detalle sin importancia? Puede, pero muy esclarecedor.

Mendy-Valverde-Casemiro. Los dos primeros son la única diferencia significativa respecto al año pasado. Diría que la mejora defensiva está estrechamente relacionada con ellos. Ellos dos, más Casemiro, vendrían a ser la columna vertebral defensiva del equipo este año. Inexplicablemente, tan solo han sido titulares al unísono en seis partidos (Barcelona, Real Sociedad, Atleti, Eibar, Espanyol y Osasuna). Cinco victorias y un empate (contra el Barça, que debió ser victoria de no mediar Hdezbis). Catorce goles a favor y dos en contra.

Sustituciones. Salvo en el partido contra el Atlético, las sustituciones tienen horario casi fijo. A veces ni se agotan, asunto muy chocante cuando se tiene una plantilla de 25 jugadores a los que se pretende utilizar el máximo tiempo posible. Renunciar voluntariamente a un jugador fresco en una plantilla tan larga y de tanta calidad es, en mi modesta opinión, injustificable.

Extraños casos. ¿Qué pasa con Mariano? ¿Cómo es posible que un jugador como Rodrygo pase de jugar Champions a disputar partidos de 2B? ¿De verdad era Odriozola mucho peor que Carvajal? ¿Se pretende que Jovic resuelva entuertos como el de ayer habiendo jugado un solo partido entero en liga?

Lo último y peor. Es posible que ZZ sea el entrenador idóneo para ESTA plantilla. De lo que no estoy seguro es que sea el idóneo para el club y la