Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Plaza nunca dijo eso (pero Gaspart sí dijo aquello)

Plaza nunca dijo eso (pero Gaspart sí dijo aquello)

Escrito por: Alberto Cosín10 julio, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El caso Negreira ha originado que se haya echado la mirada atrás en la historia y se haya buceado la hemeroteca en búsqueda de información, noticias, declaraciones y distintos testimonios que pudieran tener un efecto ventilador para ensuciar al Real Madrid. Algunos de ellos se han tergiversado, como es el caso de unas palabras atribuidas a José Plaza, presidente del Colegio Nacional de Árbitros, que él no dijo en realidad, o que, en el mejor de los casos, son totalmente apócrifas.

A comienzos de la temporada 1976-1977, el antiguo colegiado Antonio Camacho fue entrevistado en la publicación Dicen, que tituló: “Mientras Plaza sea presidente, el Barça no volverá a ser campeón”. En una entrevista posterior, Camacho atribuía la frase al propio Plaza, quien, según Camacho, habría hecho esa promesa. Apenas unos días después, José Plaza, en una entrevista para As, lo negó, y se defendió diciendo que “no podemos hacer caso a las declaraciones de Camacho”.

Por su parte, en rueda de prensa le preguntaron sobre el particular al entrenador del Barça, Rinus Michels, que explicó que “esas son unas declaraciones muy fuertes. Decirlo es fácil, pero lo bueno es demostrarlo”. Pese a este escepticismo de Michels respecto a la verosimilitud de la cita del presidente de los colegiados, la frase caló como cierta en el mundo culé. Hoy en día todavía mucha gente cree que fue una frase original del propio presidente de los árbitros de la época, lo cual no es verídico.

Es importante conocer a la fuente de las presuntas palabras de Plaza, es decir, Antonio Camacho. Se trata de un colegiado que terminó su carrera con muy mala reputación, pues fue el cabecilla de una trama de corrupción arbitral en los inicios de los años 70.

La trama, destapada años más tarde en Don Balón, actuaba así: llegaban a acuerdos con clubes para la compra de árbitros, actuando como intermediarios entre ambas partes. En algunos casos, los árbitros estaban realmente comprados, pero en la mayoría no. Si el resultado no era el esperado, se fabricaba la excusa de que el colegiado se había echado atrás y se devolvía al club corrupto la cantidad pactada. Si el resultado era el esperado por el club comprador, los de la trama (con Camacho al frente) se quedaban con el dinero, compartiéndolo con el árbitro en caso de estar realmente implicado, o quedándoselo en su integridad los promotores del fraude, entre los cuales Camacho era uno de los jefes. Esta era la catadura moral del hombre que acusó a Plaza de haber dicho lo que muchos culés le atribuyen aún a día de hoy.

Aunque el propósito de este texto es primordialmente poner en gran duda la autenticidad de la frase de Plaza, no está de más contar cómo se supo de la trama de Camacho, sobre todo porque lo que sabemos de dicha trama implica… al FC Barcelona.

Tras un Barça-Betis de mediados del 73, un directivo culé se acercó al árbitro Medina Iglesias y le preguntó si había recibido “las cortadoras”. Medina quedó desconcertado ante la pregunta, aunque más tarde entendió que se trataba de un mensaje en clave y que se refería a la recepción de algún pago ilegal. Su memoria se retrotrajo seis meses antes, cuando pitó un Burgos-Barça, en el que vencieron los azulgranas legítimamente, sin su “colaboración”, pero que Camacho había hecho pasar como fruto de un acuerdo entre ambos. Camacho se había puesto en contacto con la directiva del Barça para “tocar” a su compañero por una cantidad cercana a las 100.000 pesetas. El cuadro culé ganó y el dinero se quedó en Camacho sin llegar al colegiado principal del encuentro, que nunca habría sabido del fraude de no haber mediado la indiscreción del directivo barcelonista. El Barça, pues, no había comprado “realmente” al trencilla, pero creyó haberlo hecho a través de Camacho o, en otras palabras, quiso hacerlo.

Plaza lo investigó al volver a ser el jefe de los árbitros en 1975 (ya lo había sido de 1967 a 1970). Junto a Pablo Porta, presidente de la Federación, empezó a indagar, pero no se encontraron pruebas sólidas. Todo parecía haberse hecho de palabra. Cambiaron designaciones arbitrales, mandaron a la nevera a varios de ellos y todo finalizó con la retirada de la licencia por edad a Camacho y a un par de compañeros más.

Aunque el propósito de este texto es primordialmente poner en gran duda la autenticidad de la frase de Plaza, no está de más contar cómo se supo de la trama de Camacho, sobre todo porque lo que sabemos de dicha trama implica… al FC Barcelona. El Barça no había comprado “realmente” al trencilla, pero creyó haberlo hecho a través de Camacho o, en otras palabras, QUISO hacerlo

El ‘Caso Camacho’ cayó en el olvido y aquel escándalo arbitral quedó en nada. El colegiado atacó de forma furibunda a Plaza la primera temporada en la que no estaba en activo y además aprovechó para declararse inocente de todo lo que se le acusaba. De esos ataques vienen las presuntas palabras de Plaza, según las cuales nunca permitiría que, bajo su mandato, el Barça ganara la liga. En una de las portadas de la revista Don Balón, Camacho apareció posando junto a un Mercedes de segunda mano que perteneció a Martínez Valero, presidente del Elche, aunque se supo que, para la compra, utilizó un cheque de dudosa procedencia.

Varios de los compañeros de Camacho reprocharon públicamente su actitud, su talante y sus excusas, y en Don Balón se despacharon a gusto contra él.

Plaza, por tanto, no dijo tal cosa, sino que fue un personaje como Camacho -que pensamos ha quedado ya bien descrito- quien le atribuyó esas palabras. Por otro lado, lo que sí es verídico fueron unas manifestaciones de Joan Gaspart apuntando contra el Real Madrid. El día de la presentación de Sonny Anderson como futbolista culé, el 25 de julio de 1997, el vicepresidente del Barça, que también tendría el mismo cargo en la Real Federación Española de Fútbol a partir de 2004, manifestó que "todo lo que sea intentar perjudicar deportivamente al Madrid lo voy a hacer hasta que me muera".

 

Getty Images

Foto del avatar
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

Un comentario en: Plaza nunca dijo eso (pero Gaspart sí dijo aquello)

  1. Grandes los periodistas de La Galerna, desmontando bulos, falacias y malas intenciones y poniendo a cada cuál en su sitio. Lástima que la religión antimadridista sea tan amplia y fanática que cueste que la verdad llegue a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Tengo el honor de mantener amistad con la ejemplar familia de nuestro ejemplar presidente, y además tuve el privilegio de participar en este libro colectivo sobre su figura.

🔴La prelista de España, confeccionada por EHQEABAM, para la Eurocopa.

Los madridistas estamos eufóricos ante la presencia de jugadores como Baena, Morata o Fermín.

Eso sí, nos resulta intolerable la ausencia del Balón de Oro Leo Messi.

Me produce una ilusión especial publicar este texto en @lagalerna_

Hay muchas razones para querer a Toni, más allá de su fútbol talentoso y pulcro.

Gracias de corazón, @estrella_fmm.

🔴Superliga

La magistrada del Juzgado de lo Mercantil nº 17 de Madrid falla que UEFA y FIFA han abusado de su posición de dominio e impiden la libre competencia.

Así mismo, ordena que cesen en las conductas anticompetitivas y les condena a retirar todos los efectos de estas

«¿Han llegado los dos mejores equipos a la final de la Champions? Sí han llegado los dos mejores equipos. Otros están de vacaciones y verán el partido por la tele».

@MrAncelotti, genio y figura.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram