Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El peor escenario posible

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El peor escenario posible

Escrito por: La Galerna7 octubre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Ayer perdimos y ya no hay paracaídas. Da igual que Barcelona o Atlético de Madrid pinchen hoy y la clasificación siga apretada. Sería pan para hoy y hambre para mañana. Nuestros problemas van mucho más allá de haber perdido la posibilidad de alcanzar el liderato. Nos hemos quedado sin alma. Lo visto en Vitoria deprime incluso al más optimista. El Real Madrid ni siquiera mereció ganar y eso convierte el escenario actual en el peor posible. La única ocasión potable fue de Dani Ceballos en la primera parte con un disparo desde la frontal. Y ya. Al Alavés sólo le bastó un córner en el 94' para derrotarnos.

Son momentos en los que se buscan responsables, aunque lo cierto es que todos su tienen su parte de culpa. Los jugadores parecen haber perdido el hambre y las ganas -en Mendizorroza todos la pidieron al pie-, Lopetegui no da con la tecla con la que sí dio en agosto, y la gestión del club en cuanto a los fichajes no ha sido la adecuada, algo que ya se criticó en esta misma sección durante el verano. Dicho esto, creemos, sinceramente, que lo que hay da para mucho más que para estar deprimidos en octubre. Este equipo juega bien o muy bien y ya lo ha demostrado. Pero ha entrado en un bloqueo nunca antes visto. Casi siete horas sin gol es un síntoma claro de lo que estamos hablando.

Lo que más duele es el disfrute de la prensa patria. Se nota el gozo en sus portadas, en sus tertulias, en sus análisis. Y nosotros, de momento, no podemos responder. No podemos decir que acabamos de ganar la Champions League porque el Real Madrid no debe vivir del pasado por muy glorioso que este sea. Decimos "de momento" porque el fútbol da revancha y este club suele tomársela en primavera, pero, claro, a la afición le duele el alma ahora, ayer, el día de Moscú, el del Pizjuán. Por supuesto que cree y creerá, pero sabe que toca aguantar el clímax del antimadridismo con toneladas de paciencia.

Hoy hay un Valencia-Barcelona y la Ciudad Condal amanece teñida con nuestra derrota. Viven de ello. ¿¡No veis cómo disfrutan!? ¿¡No os da rabia!? Si pudiéramos, empapelaríamos el vestuario del Real Madrid con las portadas de hoy. Que les hierva la sangre, que mastiquen rabia y recuperen las ganas de ganar y decirle de nuevo al mundo que al rey no se le entierra aunque el tiro se lo haya pegado él mismo.

Perdemos, no marcamos, no jugamos, no merecemos ganar, no intuimos las soluciones, el antimadridismo disfruta. Es el peor escenario posible. Pero es octubre. Otoño. La primavera queda todavía lejos. Hagamos que valga la pena el viaje hasta ella. Levántate, Real Madrid.