Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Pavel Fernández y el fuera de juego psicológico

Pavel Fernández y el fuera de juego psicológico

Escrito por: Luis Montero Manglano6 octubre, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Existen pocas cosas indiscutiblemente ciertas. Por ejemplo: que toda vida es finita, que el sol sale por la mañana, que la verdad es única e inmutable y que es más dulce un melón dulce que un cantalupo son algunas de ellas.

La verdad es única e inmutable, decían los neoplatónicos, lo cual se demuestra cierto cuando se ve a Antonio Rüdiger defender el área del Madrid. Rüdiger también parece único e inmutable. Siempre me viene esta idea a la cabeza cuando leo la prensa deportiva, analistas arbitrales incluidos. Miles de años después de la muerte de Platón, llegan Marca, la Cope, GolTV e Iturralde González a decirnos que la Verdad no es única ni inmutable, que la Verdad es básicamente lo que les sale de los huevos. Sofismo genital, podríamos llamarlo. O algo así.

Siempre me resulta fascinante ver hasta qué punto se miente sin rubor en la información deportiva, como si no hubiera límite alguno. Una de las cosas que he aprendido durante el tiempo que llevo como seguidor del mundo fútbol es que, por más descabellada que sea una afirmación, siempre habrá alguien dispuesto a creérsela. Si dicha afirmación es crítica con el Real Madrid, entonces el número de crédulos aumenta de forma exponencial.

El antimadridismo es quizá el pensamiento fanático más intelectualmente pobre de todos los que existen. Se lo cree todo. Y como el antimadridista se cree hasta la estupidez más asombrosa, extrapola su credulidad al resto del mundo y piensa que, cuando él o ella misma suelten una gilipollez, todos la acataran como verídica. Lo triste es que no siempre andan desencaminados.

A menudo me he preguntado si el antimadridista miente por maldad o por estulticia, y creo haber llegado a la conclusión de que es una mezcla de ambas, lo cual es terrible, porque no hay nada más patético que un idiota con malas intenciones. El “anti”, cuando suelta chorradas sobre Bellingham, Bale, Vinicius o Modric que sabe que son falsas, articula en su cabeza lo que san Agustín denominaba un “mendax”, es decir, una mentira malintencionada. El madridista bregado, en cambio, lo que escucha en sus trolas es un “fallax”, una mentira que en ningún caso aspira a sustituir la verdad. Una simple fabulación, vaya. Como un capítulo de David el Gnomo: un poco absurdo, un poco cutre, y rotundamente falso.

Decía Chesterton que cuando uno entra a la iglesia se debe quitar el sombrero, pero no la cabeza. De igual modo, cuando uno se hace madridista al Real Madrid le debe entregar el corazón, pero no el cerebro. Por eso, cuando vemos (por ejemplo) a Nacho hacer una entrada criminal de roja directa en un partido, lo decimos, lo afeamos, acatamos la sanción en caso de ser justa y no pasa nada. No somos —o no deberíamos ser— una secta.

De optimismos, resignaciones y madres

El sectario antimadridista, en cambio, entrega a su iglesia la cabeza, el cerebro y el corazón. Su razón de ser es agotadora porque se empeña en ver la luna cuando sale el sol, y no hay nada que canse más que luchar contra la evidencia. La mentira siempre es barroca y artificiosa, mentir cansa mucho; la verdad, en cambio, es simple y no exige esfuerzo. El periodista “anti”, el experto arbitral “anti” vive en un perpetuo estado de agotamiento mental, y quizá por eso siempre está de mala leche. Como le dijo Muñoz Seca a Valle Inclán después de uno de sus habituales arrebatos: “Ay, don Ramón, si es que por mucho que usted se ordeñe la barba, no le va a salir toda la mala leche que lleva encima.”

El antimadridismo es quizá el pensamiento fanático más intelectualmente pobre de todos los que existen. Se lo cree todo. Y como el antimiadridista se cree hasta la estupidez más asombrosa, extrapola su credulidad al resto del mundo y piensa que, cuando él o ella misma suelten una gilipollez, todos la acatarán como verídica

Los artificios del periodista y del árbitro “anti” para desacreditar al Madrid me recuerdan a cierta historia muy simpática: en 1935 se estrenó la película “El lobo humano” (Werewolf of London), producida por los estudios Universal. Tuvo problemas con la censura de la época, que no estaba dispuesta a admitir que la película mostrase la transformación de un hombre en animal (les parecía blasfemo) y, sobre todo, el ataque del hombre lobo a una mujer con una falda escandalosamente corta.

Los guionistas del estudio, para convencer a los censores de que no les tumbaran la película, aseguraron que en ella, en realidad, nadie se transformaba en hombre lobo sino que “nuestras conversiones van meramente de actores normales a individuos con tendencias hirsutas.” Pero lo mejor fue cómo justificaron la presencia de la mujer en falda corta: “La pobre chica, al ser de clase baja, lleva una falda no demasiado larga, ya que probablemente habrá encogido al lavarla ella misma por no tener dinero para enviarla a una tintorería de forma regular.” La película se estrenó sin cortes en EE. UU.

por más descabellada que sea una afirmación, siempre habrá alguien dispuesto a creérsela. Si dicha afirmación es crítica con el Real Madrid, entonces el número de crédulos aumenta de forma exponencial

A los expertos arbitrales de la prensa deportiva les falta la gracia y el talento de los guionistas de la Universal para mentir como bellacos. En lo único en que están a su altura es en su desvergüenza.

En un reciente partido, al Atlético de Madrid le hicieron el regalo de no anularle un gol por evidente y palmario fuera de juego de Saúl. Un tal Pável Fernández, que, me dicen, es experto arbitral en Marca, lo justificaba por escrito de esta guisa, comparándolo con un gol que sí le anularon al Madrid por fuera de juego de Rüdiger:

Rüdiger interfiere FISICAMENTE (es fuera de juego), Saul interfiere “psicológicamente” (no es fuera de juego). El hecho de estar en posición de fuera de juego no constituye infracción.”

Prodigioso. Alucinante. El eximio psiquiatra Pável Fernández ha explorado las insondables profundidades de la psique humana y emerge de ellas portando bajo el brazo el concepto del fuera de juego psicológico. Muérete de envidia Sigmund Freud.

-Doctor, no sé que me pasa, últimamente me siento mustio.

-Uy, usted lo que tiene es un fuera de juego psicológico de padre y muy señor mío.

-¿Y eso qué es?

-Aquí lo tiene bien explicado, en el último libro del ilustre profesor Pável Fernández :“Psiquiatría y croquetas.” El fuera de juego psicológico es cuando no me da la gana que al Atleti le anulen un gol y chimpún catapún, Eva María se fue buscando el sol en la playa.

-¿Y eso qué tiene que ver conmigo?

-Nada, pero no me diga que no es fascinante.

Lo malo del fuera de juego psicológico es que nos llega cuando apenas habíamos superado el susto de la última perla dialéctica de Iturralde González. A Iturralde González, a diferencia de al profesor Pável Fernández, sí que lo conozco. Estoy familiarizado con su rostro como ubicuo analista arbitral de tiempos de Maricastaña. “La cara es el espejo del alma”, dice un viejo refrán. Catherine Deneuve decía que “A partir de los 50, las mujeres tenemos que decidir entre cuidarnos la cara o cuidarnos el culo”, lo cual me lleva a otro dicho popular en rima: “Como tienes la cara tienes el culo, / aunque no te lo veo me lo figuro.” Quienes no estemos familiarizados con el culo de Iturralde González podríamos figurarnos que debe ser un culo mustiado y tenso por el resentimiento antimadridista.

Iturralde González Heinze

Los culos, ya lo decía Clint Eastwood, son como las opiniones, que todo el mundo tiene uno. Otra semejanza entre las nalgas y las opiniones es que a menudo es preferible no mostrar ninguna de ellas sin recato, pues puede resultar chocante. Sin tener esto en cuenta, Iturralde González expresaba de esta forma su opinión para justificar el penalty que el colegiado francés (Dirck) Turpin pitó a Nacho en el reciente partido del Real Madrid contra el Napoles:

“(Nacho) Al ir a por el balón con las manos arriba, ya está cogiendo (sic.) un riesgo, porque, aunque le venga el balón de la pierna, ya se está haciendo grande cuando se tira.”

El concepto de que Nacho “se hace grande cuando se tira” me tiene anonadado y no como ni duermo pensando en ello. Somos privilegiados en el Real Madrid al contar con un capitán que crece y decrece a voluntad. Nacho es Reed Richards, el Sr. Fantástico de Marvel, que puede estirar su cuerpo como si fuera un chicle. Es el increíble hombre menguante (y creciente) del relato de Richard Matheson. A Nacho tan pronto te lo llevas en un bolsillo con las llaves de casa como lo pones a destruir Tokyo junto a Godzilla, Gamora y la Mujer de 50 Pies. Todo depende de dónde le venga el balón y de qué humor se levante Iturralde González.

Lo de los expertos arbitrales que pueblan nuestras radios, periódicos y televisiones: eso sí que es un fuera de juego psicológico. Y psicopático.

 

Luis Montero Manglano
Novelista. Editor. Profesor de Historia del Arte.

8 comentarios en: Pavel Fernández y el fuera de juego psicológico

  1. Muy buen artículo enhorabuena. Muestra a las claras el nivel actual de la prensa. Estos son los árbitros y estos son los comentaristas. El nivel mediocre de los primeros explica que un tipo como Negreira influyera en ellos sin ni tan siquiera tener que pagarles, el nivel nauseabundo de los segundos explica el silencio y la justificación durante tantos años.

    1. ¡ Como que Negreira no les pagaba ! Claro que les pagaba, no con su dinero pero si con el de la RFEF que además recibe subvenciones del Estado. Es decir , para más INRI, que en parte les pagaba con nuestros impuestos.

  2. Es un artículo genial . Su clarividencia, por lo que de perspicacia tiene, es digna de encomio. La ha clavado en el culer.
    La prueba es que, en el diario del grande de España, donde suelo dejar algún comentario de
    la Galerna -citando su autoria- han censurado un párrafo del artículo. No quieren aceptar la dolorosa verdad. La niegan.

  3. Este Sr Pavel , negó ayer el penalty, tan clarisimo que le hizo el jugador de la Arandina al Malagueño del RM. Supongo que este Sr habrá nacido o vivira en el país Pequeñito, menuda zancadillas le hace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Pintaza tremebunda el TikiTaka, trivial futbolero que acabo de recibir de mis buenos amigos de HelloFun. Ya tengo ganas de empezar a jugar, y mis hijos ni te cuento.

Se compra aquí: https://regalador.com/es/119536/tiki-taka-el-juego-de-futbol-definitivo/

¿Es @10ardaguler un Modric 2.0, o es más bien un Messi para el segundo cuarto del siglo y sin la alfombra de Negreira?

Güler no tiene sitio, pero hay que buscárselo. Y lo hacemos en el #Portanálisis

👉👉👉https://bit.ly/4bMc5RU

Ayer se cumplió el aniversario de la despedida de @MichelGonzalez del Santiago Bernabéu.

✍️@salva_martin nos lo recuerda y nos habla del 8 del @realmadrid, el talento inagotable de La Quinta.

👇👇👇

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram