Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Pasillo hacia Kiev

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Pasillo hacia Kiev

Escrito por: La Galerna1 mayo, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El mundo entero mira hoy hacia el Santiago Bernabéu. Real Madrid y Bayern lucharán por una plaza en la final de la Champions League, ese torneo que está yendo a menos porque no lo gana el que muchos creen que debería ganarlo. Sin embargo, madridistas y seguidores del Bayern, ajenos a la lógica futbolística, soñamos con que los nuestros hagan algo grande esta noche.

Nos han intentado convencer de que lo importante es la Liga, que un doblete nacional eclipsa todo, que la Champions League tiene mucho de azar y poco de trabajo, que la Juventus era un equipo en decadencia, que el PSG era una banda, que ganar tres de cuatro es pura casualidad y que de nada vale reinar en Europa si no haces lo mismo en tu país. Y, la verdad, nos da igual. Nos da absolutamente igual. Que cada cual sea feliz con lo suyo, con sus conquistas, con sus triunfos. Nosotros lo somos asomándonos a noches históricas como la de hoy. Somos felices jugando en Europa. No pedimos que lo entiendan y, a estas alturas, tampoco que lo respeten.

Para el madridismo, el único pasillo que existe es el que lleva hasta Kiev. Ese pasillo sí queremos hacerlo. Es nuestro objetivo desde el mes de septiembre. Un pasillo hacia la gloria, no hacia la mofa que algunos intentan colarnos como si la finalidad del deporte fuera esa. Celebramos que el barcelonismo esté feliz con sus títulos, pero nosotros estamos a otra cosa. Y el resto del mundo, también.

Hoy no estarán Isco, Vallejo, Achraf, Carvajal y Llorente. Tampoco Barcelona y Atlético de Madrid. Sí veremos a Nacho, recuperado de su lesión, y a Cristiano Ronaldo, deseoso de reencontrarse con el gol. También al Real Madrid, que se ha colado en el penúltimo escalón antes del cielo sin que nadie contase con ello. Qué rabia, ¿verdad? Somos el invitado incómodo de las grandes fiestas.

Esperemos, como dice 'Marca', que el Bernabéu sea un volcán. La afición se entregará desde la llegada de los jugadores al estadio. Hoy somos uno. Que nadie os diga con qué debéis soñar. Que nadie os prive de disfrutar de una jornada así. El Real Madrid es esto. Se construyó sobre esto. Una noche más para intentar reescribir la historia. Una noche de madridismo. Una noche para vosotros. Feliz martes, galernautas.