Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Qué palabras harían justicia

Qué palabras harían justicia

Escrito por: Jesús Bengoechea4 junio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hace bien poco hablaba con Rafa Moreno sobre las peculiaridades del día a día de escribir La Galerna. Coincidíamos en que los acontecimientos felices en la vida del madridismo inspiran la búsqueda de la excelencia periodística en mucha menor medida que las desgracias. No es nuevo: los estados de ánimo aciagos incentivan la creatividad más que la alegría y son numerosos los poetas que así lo han consignado. Nos referíamos más concretamente al Portanálisis pero sirve para cualquier sección o colaboración: la paradoja consiste en que es más fácil escribir La Galerna cuando el Madrid pierde que cuando el Madrid gana.

Estoy radiante de felicidad porque escribir La Galerna es imposible hoy. Si la felicidad que vivimos hoy tuviese matices no sería imposible sino solamente difícil, pero al ser una dicha ridículamente perfecta, imposiblemente imposible, es a su vez imposible reseñarla. Nunca La Galerna ha sido más innecesaria que hoy, más fútil, más pretenciosa. Si hubiera algo que objetar a la redondez del júbilo blanco, o si alguien hubiera ignorado que no hay nada que objetar y hubiese objetado pese a todo, nuestra labor tendría hoy algún sentido. Pero qué podemos decir que añada algún valor a la completitud de lo que siente el madridismo ahora.


En vano intento de responder a la pregunta anterior rebusco en mis bolsillos un argumento futbolístico que agregue algo a la belleza innombrable de lo que ha logrado Zidane con este equipo, y si no es un argumento futbolístico que sea una metáfora, y si no es una metáfora que sea un retruécano, un sofisma, un madrigal. Nada.


Hoy La Galerna se tiene que rendir, como se rinde abrumadoramente  -emocionantemente casi- Mundo Deportivo al marsellés en una portada inconcebible. No nos rendimos ni nos rendiremos nunca ante los abusos de la prensa contra el equipo que amamos, no nos rendiremos ante el fraude culé (que hoy hinca rodilla en suelo) y no nos rendiremos ante las tribulaciones deportivas que jalonen la vida futura del equipo.

Pero ante esto, ante esta perfección casi sonrojante, nos rendimos del todo, porque ¿qué podemos agregar a ella que la mejore de algún modo? No se puede, por obra y gracia de la perogrullada: no se mejora lo inmejorable, y así como Rafa Moreno andará a esta misma hora dejando jirones de meninge en el camino de la ocurrencia para alumbrar un Portanálisis yo declaro por la presente mi incapacidad para hacer lo que de mí se espera ahora. Dimito, supongo que solo temporalmente pero vayan a saber, porque si esta gloria se perpetúa (y tiene trazas de hacerlo), es posible que La Galerna haya cumplido ya con su misión. Nadie podrá oponer nada a esto, y si nadie opone nada a quién vamos a oponernos nosotros.

Porque oponernos a alguien o algo es la salida fácil a la cual, confesémoslo, nos hemos confiado siempre. Es la forma de hacer algo por un Madrid cuya excelencia desmesurada no puede ser loada con palabras que la hagan justicia, simplemente.

¿Qué palabras harían justicia a la idea de un entrenador que se las apaña para involucrar a todos en algo que no sería posible sin involucrarlos, cerrándose así un extraño círculo virtuoso o profecía autocumplida? ¿Qué palabras harían justicia a la sabiduría granítica que se impuso tras el descanso de la Final de Cardiff? ¿Qué palabras harían justicia a la contumacia demoledora de Cristiano, ese icono que se rebela adaptándose para (a base de diluir su ego en el colectivo) hace brillar su ego de forma más gozosamente individualista que nunca? ¿Qué palabras harían justicia al asentamiento definitivo de Isco como uno de los mejores centrocampistas creativos del planeta? ¿Qué palabras harían justicia a compañeros de línea tan precisa y rigurosamente sabios como Kroos, como Casemiro? Como (ay) Modric. ¿Qué palabras harían justicia al filón de estos dos laterales ímprobos en su brillo, la incursión cortante de Carvajal en el gol que abre el marcador, la conquista de la línea de fondo que emprende Marcelo en la apabullante penetración que precede al gol de Asensio? ¿Quién añade carne a la carne de leyenda de Keylor?

Sí, ya lo sé. Parece que juego a que digo que no se puede agregar valor a todo eso con palabras mientras de rondón trato de colar unos tímidos intentos de agregarlo. Pero no, o si he llegado a ensayar el intento ya desisto, para quedarme de nuevo edificando en el páramo ensimismado y boquiabierto de mi propia felicidad, bellamente ingenua, arrebatadoramente estúpida.

Y la que se viene, amigos.

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

13 comentarios en: Qué palabras harían justicia

  1. Felicidad futbolística plena.
    Todas las loas, todos los halagos, todo el mérito debe ser de Zinedine Zidane.
    Sí, ya sé que todos han contribuido a la gesta. Ya sé que los jugadores son extraordinarios, que el presidente que los fichó (a ellos y a Zidane) también merece una estatua. Pero durante más de un año todo el ímpetu, todo el odio, toda la mala baba de la prensa que padecemos, del madridismo disfrazado y del antimadridismo han arremetido contra el marsellés como el ejército de orcos que arremete contra la puerta de Minas Tirith, en la certeza de que, si tiran abajo esa puerta, el reino del Real Madrid se desmoronará.
    Aunque hoy nos parezca imposible, dentro de un tiempo, después de lamerse las heridas, de recuperar su dignidad (¿?), volverán a la carga, muchos de ellos pagados con dinero del contribuyente y otros desde medios supuestamente madridistas. Volverán a hacer lo que mejor saben, lo único que saben: atacar al Real Madrid. Porque no es que no lo puedan entender, es que no lo pueden soportar.

  2. Tan solo pasaba por aquí , hoy, a reiterarles mi enhorabuena.

    Quizás por las razones que aquí esgrime no salen muchas palabras sobre lo visto. He recordado que me debía agradecerle las historias de Cardiff, ahora nuestra decimosegunda ciudad, y dejarle escrito que intentaré minorar algo de la sana envidia al verle ayer allí, saliendo a dar una vuelta por aquí. Un poquito de Plaza Mayor y a la misma acera donde parten todos los kilómetros de España y donde Cristina Cifuentes volverá a darle un beso y una sonrisa a nuestro equipo, ....... 🙂

    * Por un momento, o dos, pensé que Don Jesús había trasteado con el Photoshop y la portada de MD a los que, hoy, les reconozco el gesto, ......., que siendo ellos como son, ya es, ....... 🙂

  3. En estado de felicidad total,solo cabe felicitar de todo corazón al equipo y al cuerpo técnico.Por Dios!!qué exhibición en una final!!.Desde la paliza del Milán al Bar sa de Cruiff ,no se había visto nada igual.
    Sólo un par de cosillas más,la primera,que no veo tanta intención de loa a Zidane en la portada del Vomitivo,sino evitar poner el nombre del Madrid en el titular.La otra cosilla es que espero que Florentino no se vuelva loco con fichajes estratosfèricos,que ,con lo que hay vamos que chuta mos. ..bueno un par de retoques tipo Llorente y Valle jo. Hala Madrid!!

  4. La Galerna, Jesús, sigue siendo necesaria para los madridistas, no sé si tanto para el Madrid, pero sí para los aficionados, porque adónde vamos a ir a beber sin miedo a intoxicarnos si no es a la galerna. Felicidades y gracias todos los componentes de este magnífico espacio para madridistas.

    Dicho esto, entonaré un mea por culpa por las veces que negué a este equipo, pero va en mi naturaleza desahogarme cuando perdemos, eso sí, siempre estoy ahí animando, sufriendo, disfrutando y presumiendo de del Real Madrid y orgullosa de nuestro equipo y de nuestro club al que jamás he negado. Tampoco he pedido perdón jamás por ser madridista, ni caeré en esa trampa que llevan años tendiéndonos la canalla antimadridista. No le debemos nada a nadie y por lo tanto jamás les regalaré nada a los antimadridistas a costa de mi Madrid, que se lo ganen como hacemos nosotros.

    Felicidades a todos los madridistas y gracias a Florentino por confeccionar esta magnífica plantilla, a los jugadores por su compromiso y profesionalidad y al entrenador que con su savoir faire y su tranquilidad nos ha llevado a hacer historia nuevamente y a que el siglo XXI nos contemple también como el mejor club del mundo.

    Hemos hecho un doblete con liga, algo casi imposible en un país con Villar-Gaspart-S, Arminio al frente de la RFEF.

    Hoy como siempre:

    ¡¡ Hala Madrid y #APorLa12+1 !!

    Un montón de besos

  5. Es que una parte del madridismo ha sido tremendamente injusto con este grupo , que ya ha entrado en la leyenda. Después de tener que coincidir con las dos épocas doradas de nuestro máximo rival nacional, nunca han estado a tanta distancia (7) en la máxima competición continental , Y en la liga si hubiera habido un mínimo de equidad (esto con Villar y Arminio es una utopía) seguro que habrían conseguido dos o tres títulos más; sin embargo nunca han bajado los brazos y han competido hasta el final obligando al rival a un sobreesfuerzo que luego han pagado a pesar, como digo, de las criticas de parte de sus supuestos aficionados, Siempre hay que confiar en este maravilloso club

  6. La final de ayer fue la mayor exhibición de las copas madridistas en color. Enfrente había un señor equipo como la Juventus al que se minimizó y borró del campo en una segunda parte majestuosa. Zidane está escribiendo historia viva del fútbol.

      1. Sí. Aquel era un gran Valencia, primerizo en una final, pero la Juventus está a otro nivel. Habrá perdido siete finales pero hay que llegar a jugarlas.

  7. No se equivoque Jesús, quizás hoy les falten palabras para describir la belleza de la infinita felicidad del Madridismo, pero "La Galerna" nunca habrá finalizado su cometido; ha llegado para quedarse y ser cobijo del Madridismo hasta al mismo día del juicio final, por una sencilla razón: El Real Madrid Club de Fútbol es el más grande de todos los tiempos. Seguirán atacándole por todos los flancos, no le quepa la menor duda. Ahora se merecen un reparador descanso, porque combatir a tanto antimadridismo rancio durante tan largo periodo debe resultar extenuante; pero volverán a la carga, no lo dude. Cuando acaben de lamerse sus heridas y la segunda parte de ayer de Cardiff les parezca un lejano recuerdo, tal vez un sueño, una pesadilla, algo irreal, volverán con su cantinela: con Franco, con el verdadero fútbol, con el dinero y su otras cohartadas para no admitir nunca la realidad.

    Hubo un momento en mi vida que pensé que me había vuelto loco, esquizofrénico; porque nada de lo que yo veía era lo que me contaban en los Mass Media. Pensé que estaba equivocado, que algo no funcionaba en esta cabeceza; no podía ser que mis ojos me dijeran una cosa y mis oídos la contraria. Estuve a punto de desfallecer y ser abducido por el lado oscuro de la fuerza; pero por ventura hallé "La Galerna" y "El Radio" y descubrí que no estaba solo, que éramos muchos los que nos sentiamos estafados y desamparados ante esa corriente de antimadridismo casposo imperante en todos los medios de comunicación.

    Gracias por este rincón que nos han regalado a los Madridistas (extensibles a Richard Dees por "El Radio"), dónde poder disfrutar con orgullo de nuestro Madridismo sin tener que disculparse ni pedir perdón a nadie por ser seguidor del Club de Fútbol más grande de la historia de este deporte.

    Y no quiero terminar sin mostrar mi admiración y agradecimiento al Señor Pintus. Para mi, una de las claves, junto a Zidane, de esta maravillosa temporada y el final de la anterior. Sí, ese señor mayor y seguramente experimentado, como el diablo, más por viejo que por diablo, del que toda la prensa "especializada" se reía y despectivamente se referían a él como viejo y jubilado. Gracias por ese silencioso trabajo, tan poco ponderado, que ha permitido que el equipo al completo llegara como un cañón al final del curso.

  8. Coincido con alguno de los comentarios respecto a la necesidad de que La Galerna (y similares) debe continuar.
    Hasta el más necio de los antis que pululan a doquier por los medios de comunicación sabe que tiene que rendirse a la evidencia para no quedar en ídem...
    En voz baja y con el gesto torcido, comienzan a alabar tímidamente el proyecto madridista. Y al mismo tiempo empiezan a replantearse la renovación del culé; incluso llegando al extremo de poner como ejemplo a seguir el del Real Madrid...

    Pero no tardarán en encontrar en el Madrid algún punto débil sobre el que arrojarse nuevamente. Y si no lo hay, lo inventarán. Que nadie lo dude. Y debemos estar prevenidos.

    El disfraz de cordero que algunos lobos han estado usando hasta ahora lo conocemos de sobra y ya es muy difícil que puedan engatusarnos con él. Por lo que buscarán otro nuevo, más sutil; sin rotos ni descosidos por los que puedan asomarse sus orejas de lobo y consigan acercarse a nosotros sin despertar sospechas, esperando el momento de lanzarse a la yugular...

    Y una de las labores de La Galerna va a ser la de descubrir esos nuevos disfraces y las nuevas estratagemas que usarán a partir de ahora...

  9. Don Jesús , Tómese el descanso que merece, pero luego continúe con esta maravilla llamada Galerna ¡¡
    Cada vez somos más Galernautas los que disfrutamos de lo que de verdad es el Real Madrid ¡¡

  10. Que vergüenza el comportamiento que tuvieron con Vd en el PARTIDON de la Cope tratandole como un aficionado más y en el momento que se identificó como el director de La Galerna ya no les servia y le cortaron de mala manera, ya que lo que les interesa en ese programa es malmeter contra el Real Madrid como la entrevista de ayer a Pepe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram