Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El (nuevo) caso Neymar

El (nuevo) caso Neymar

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon5 enero, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Durante el día de ayer, gracias al diario As (todo hay que decirlo), se conocieron en España las declaraciones de Rosell y Bartomeu durante el juicio por el caso Neymar. Como ya saben, el caso Neymar se divide en dos subcasos: el primero, ya cerrado, determinó que el Barcelona cometió fraude fiscal en el fichaje de la estrella brasileña; el segundo sigue abierto y está pendiente de decidirse si tanto el clan Neymar como el Barcelona estafaron al Grupo DIS al ocultar parte del precio de traspaso del jugador. Este segundo caso podría conllevar, incluso, penas de cárcel para los afectados dada la gravedad de los hechos y las peticiones del demandante y la fiscalía.

Pero no les quiero contar estos dos casos a pesar de su gravedad. Uno ya lo ha cerrado la Justicia y el otro será justo esperar a que los que saben del caso lo analicen y juzguen como corresponde en un estado de derecho. Lo que me sobresalta y me impulsa a escribir es el reconocimiento expreso de Bartomeu y Rosell de que incumplieron la normativa FIFA al pagar diez millones de euros al jugador en 2011 para asegurarse su fichaje. Como es sabido, FIFA sólo permite negociar directamente con un jugador cuando le quedan menos de seis meses de contrato. A Neymar en 2011 aún le quedaban tres años pero ello no impidió, no sólo negociar (que se sabe que ocurre habitualmente aunque con cierto disimulo), sino pagar una cantidad tan importante a un jugador que defendía los colores de otro club.

La normativa FIFA es clara: en estos casos, el fichaje es completamente nulo. Dicha normativa ya fue aplicada en un caso muy cercano. A parecer el Madrid incumplió la misma normativa al tratar de fichar a Henry y el organismo que rige el fútbol mundial invalidó la transacción. En este caso parece difícil determinar la nulidad ya que resulta imposible retrotraer los efectos del fraudulento fichaje. Por ello la FIFA debería analizar, y en mi opinión decidir, otro tipo de sanciones que afecten al club y al jugador. La imposición de una multa económica y una ventana sin fichar para el Barcelona podría ser de plena justicia. De igual manera que parece claro que Neymar debería ser inhabilitado durante un periodo de cuatro a seis meses sin poder ser alineado con su club y con su selección.

Quiero pensar que la FIFA, tras las declaraciones de Rosell y Bartomeu, estará tomando cartas en el asunto. Si algo ha definido la actuación de la FIFA los últimos años ha sido la excesiva severidad que ha tenido para con los clubes en casos menos graves. No entrar a fondo en este asunto, cuya gravedad sí parece más que demostrada, sería sentar un precedente terrible que permitiría a los clubes todo tipo de atropellos con jugadores que no están en su nómina. Además, sería dejar patente una doble vara de medir teniendo en cuenta el caso Henry. Quiero creer que a la FIFA le importa más evitar este tipo de casos que si los hijos de Zidane tienen derecho o no a jugar en el club en el que entrena su padre.

 

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM

3 comentarios en: El (nuevo) ca