Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
De noches inolvidables y caprichos envenenados

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

De noches inolvidables y caprichos envenenados

Escrito por: La Galerna7 noviembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. La UEFA ha convocado una junta extraordinaria en la que podría suspender lo que queda de Champions League para darle el título al Atlético de Madrid por su partido de anoche contra el Borussia Dortmund.

"Cuando el Atlético es valiente...", resume 'Marca'. Es un dardo a Simeone, pero el argentino es intocable, por lo que la única manera de criticarlo es con titulares enigmáticos que envuelvan una noche mágica. Así se las gasta el entorno colchonero. Se habla de un partido soberbio, de la gran imagen de un aspirante al título. Sí, ese aspirante al que le deben más Champions League de las que ha ganado, que son exactamente cero.

También son felices en Barcelona. Los culés empataron contra el Inter en un buen partido de los hombres de Ernesto Valverde. Están en octavos de final y sólo les falta un paso para acabar primeros de grupo. Hoy las portadas son para Malcom, ese futbolista que le birlaron a Monchi y al que han estado ninguneando durante semanas. Del ostracismo al olimpo. Entrañable.

¿Qué se diría si el Real Madrid salva un partido con la irrupción de un suplente? La respuesta la tienen en el sábado pasado, cuando Vinicius superó al Valladolid y la prensa lo interpretó como un problema para Santiago Solari, Florentino Pérez y hasta Jordi Hurtado si es necesario.Algo parecido, aunque en tono anticipativo, encontramos hoy en 'La Ouija Today' y el editorial de Relaño, que nos está regalando sus mejores días.

"¿Courtois o Keylor? ¿Isco o Asensio? Y otra no tan baladí: ¿Vinicius o Bale? He aquí a un interino obligado a tomar decisiones que afectan a estrellas de gran fuste y a los caprichos de su presidente", lanza Relaño.

La conclusión es que Malcom aparece y hay que celebrarlo, mientras que Vinicius hace lo mismo y hay que ver si se sienta o no a Bale y si los caprichos de Florentino afectarán a Solari a la hora de hacer la alineación.

Luego dicen que es fácil ser madridista...