Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Necesitamos a Bale

Necesitamos a Bale

Escrito por: José Luis S. Ortiz5 febrero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

No es el primer artículo que escribo en torno a Gareth Bale. Pero, esta vez, para evitar aburrirles, les propondré un ejercicio de imaginación partiendo de una base que admite pocas dudas: el maltrato, inaudito e injustificable, a este excelente jugador.

Primero les pediré que reconstruyan al monstruo que ha hecho posible ese ensañamiento y que lo visualicen y juzguen. Después, que imaginen lo que pudo ser y (gracias a Dios) no fue. Y, para terminar, les sugeriré que vislumbren el futuro más próximo regresando al pasado.

1.       El Monstruo. Una ínfima muestra tomada casi al azar tan solo de la última semana.

·         Autor: Ulises Sánchez-Flor. Medio: El confidencial.

Ojo al dato, que diría el otro, con la sentencia: “vuelve con el cuento de que le duele”.

·         Autor: Santi Segurola. Medio: El As de la Ouija.

Santi, experto a tiempo parcial y gurú full time, culpa a Bale de media hora de apurillos en Cornellá. Obvia la expulsión de Varane, la lesión de Ramos y los tres goles de diferencia en el marcador. Obvia la formación defensiva: Carvajal, Nacho, Reguilón y Marcelo. Y por obviar, yo creo que hasta obvia la más mínima deontología profesional. Volví a ver el partido y, naturalmente, Santi miente en su relato.

·         Autor: Alfredo, supongo. Medio: el As de la Ouija

Alfredo y sus encuestas, en dura competencia de fiabilidad y honestidad con las del CIS.

Esto de la semana anterior y sin indagar exhaustivamente. No me quiero ni imaginar lo que se habrá dicho, comentado y opinado en esas tertulias nocturnas de sesudos expertos, intelectuales y filósofos. Aunque toda esa infamia acumulada tiene fácil réplica a base de datos, declaraciones y determinados comportamientos del jugador galés: la chilena, el bartrazo, su actuación en las finales, su serie interminable de golazos, su compromiso previo de la final de Cardiff, el penalti del cojo, su discreción (tan de agradecer), su profesionalidad en general. Pero mi intención es que juzguen y se pregunten por qué, para qué y la justicia del qué.

Puede que el escozor de la chilena soliviantara ciertos celos. Así pues, aprovechando que el Pisuerga no pasa por Wisconsin, el mejor periodismo deportivo del mundo ha aprovechado la ocasión para centrar todos los males del Madrid en el galés. Ya hemos visto cómo se las gasta Santi relatándonos un partido de ciencia ficción. Diríase que le estaban esperando y que, por mor de un cuatrimestre de horrible juego y resultados (VAR, al margen), lo han encontrado, pese a que la realidad se les resista: Bale se lesiona, se va, no está, no le apetece.

Vean sus ausencias y comparen.

Pero, aun así, parece que el único culpable del lamentable juego del equipo, en los primeros cuatro meses de competición, volviera a ser él. Curiosa contradicción: si está tanto tiempo lesionado es imposible que sea el culpable. Pero da igual, contra este muchacho vale todo. Cuando insignes madridistas como Alfredo, Manolo y Manolo, Joserra, Josep, Roberto,  Santi y tantos y tantos (in)expertos se la tienen jurada, es porque el galés aún guarda algo bueno para nosotros. Le temen porque Bale siempre vuelve con algo que les deja en evidencia.

Les dije que no quería volver al pasado para no repetirme. Ruego me perdonen la emboscada, pero la consideraba necesaria para proponerles un juego a lo Frank Capra.

2.       Lo que pudo ser y no fue, a Dios gracias.

Olvidemos de dónde viene Gareth Bale. Olvidemos el coste de su fichaje. Olvidemos la fama de la que venía precedido. Tan solo tengamos en cuenta la importancia y la incidencia del jugador en los logros del club en estos cinco años y medio. Solo eso. Ahora supongan que este muchacho galés hubiera fichado por otro club cualquiera de la liga española y que hubiese tenido la misma importancia que la que ha tenido con el Real Madrid. ¿Se hacen a la idea? Imaginémonos.

A finales de agosto de 2013 el Barcelona ficha a Bale. Gana algunas Champions y títulos varios con una importante participación del galés en momentos claves. En la retina del aficionado culé siempre quedará aquella carrera por la banda en la que dejó en ridículo a Nacho, central del Real Madrid, para marcar y ganar la Copa del Rey de los españoles. Todos los años, en el aniversario del prodigio, el Mundo Deportivo, el Sport y el As regalan, junto al periódico, el Blu-ray del partido. A pesar de sus lesiones (mala suerte, me cachis) Santi, el gurú, considera que el galés ha (más que) rentabilizado su fichaje. A juicio de Santi es un jugador muy interesante pues añade otra variante más al juego de toque del Barcelona.

El mundo mediático culé está encantado con la profesionalidad del jugador, su discreción y su comportamiento. Es cierto que, muy de vez en cuando, se lesiona, pero eso es debido a su explosividad de esprínter. Su rendimiento en partidos transcendentales compensan (y mucho más) sus lesiones musculares. Lo importante es que cuando se le necesita, aparece. Su humildad, educación y saber estar son puro ADN Barça.

A finales de agosto de 2013, el Atleti ficha a Bale. Gana, por fin, la Champions en un partido memorable del galés, con una chilena descomunal que pasará a la historia del club. A tenor de lo cual, se formaliza una propuesta del Frente Atlético para cambiar el oso del escudo por una imagen de Bale rematando al madroño como en el acrobático e histórico gol. Está en estudio. Enrique Cerezo va a producir una película en la que el galés será el protagonista. Para celebrarlo, Miguel Ángel Marín, rememorando a su padre, organiza una cabalgata de carriolas, tiradas por espectaculares caballos debidamente engalanados para la ocasión. En la principal: Miguel Ángel, el Cholo y Gareth. ¿Lesiones?, qué lesiones ni qué leches. ¿No habla español?, que hable lo que le salga de los cojones. No lo podéis llegar a entender. Ídolo indiscutible.

A finales de agosto de 2013, el Real Betis Balompié ficha a Gareth Bale. Inmediatamente Joaquín le bautiza en un video que se hace viral: Paco el Balas. El Betis no gana muchos títulos, solo muy de vez en cuando. Y esta vez coincidió con una final de la Copa del Rey contra su encarnizado rival: el Sevilla Fútbol Club. Muy al final del partido, con empate a uno, el aficionado bético tuvo algo parecido a lo que vendría a ser una aparición de La Macarena. Paco el Balas, tras pase de Junior, arranca desde el centro del campo, con un central del Sevilla, Carriço, subido a la chepa. Echan a correr los dos, pegados a la banda izquierda, pero Paco el Balas es mucho más rápido y potente. Carriço lo sabe y de un empellón lo manda fuera del campo. Pero el bético ni se inmuta y sigue corriendo unas decenas de metros casi pegado a la grada. En contra de las leyes físicas y de la termodinámica, Paco el Balas, saca varios metros de ventaja a su rival. Se va a por el portero y marca el gol que certifica una nueva copa del Rey del Real Betis Balompié y, lo que es mejor, frente el Sevilla Fútbol Club. Al modo de Bill Shankly en Anfield, pocos días después y por cuestación popular, se erige una estatua de bronce, rememorando aquella carrera de Paco el Balas, justo en la entrada principal del Benito Villamarín. Ídolo, no, lo siguiente. Héroe o superhéroe. Divinidad.

A finales de agosto de 2013, el Valencia CF ficha a Gareth Bale. Hace ya unos años, que el club che jugó dos finales de Champions consecutivas. Una la perdió de aquella manera, que diría Alfredo. Otra la perdió por penaltis. El club quedó tocado. Pero por fin, y de la mano de una chilena espectacular, el Valencia consigue ganar la ansiada orejona. El protagonista, Gareth Bale.  Tal es el clamor por su hazaña se le nombra hijo predilecto de la ciudad. Se consagra como una leyenda y ya nunca falta, ni faltará, cada año, una enorme falla con la imagen del jugador en acrobático remate.

A finales de agosto de 2013, un montón de equipos ficharon a Gareth Bale. Unos para ganar títulos largamente perseguidos. Otros para doblegar a sus acérrimos enemigos. Otros para no descender. El Rayo evitó cinco años seguidos el descenso sin pasar apuros. Y Bale estuvo ahí en los partidos más comprometidos. Hoy, Gareth está por encima del mítico Potele.

Todos los equipos que ficharon a Bale consiguieron los objetivos soñados y alguna cosa más. Del mismo modo que el Real Madrid. Porque Bale fue fichado, entre otras cosas, para ganar la Champions. En principio, en singular. Y el ganó cuatro de cinco, siendo esencial en tres de ellas.

 

3.       Lo que podría ser y no es, desgraciadamente. Una mirada al futuro.

En todos esos clubes un jugador con similares prestaciones sería idolatrado hasta el empalagamiento. Sería tratado por la prensa local y nacional con respeto absoluto y veneración total. Ese jugador pasaría a los anales de los respectivos clubes como uno de los grandes. Como Gordillo, Cardeñosa, Claramunt, Zamora, Arconada, Lapetra, Gárate o extranjeros como Luiz Pereira, Mario Alberto Kempes, Ronald Koeman, Mijatovic o Mauro Silva. Todos ellos venerados, con justicia, por llevar a sus aficiones a objetivos largamente deseados o nunca imaginados. Y el caso es que ninguno de ellos se acerca, ni por aproximación, al curriculum del enigmático jugador galés.

Recuerden cómo empezó todo y de dónde viene tanta animadversión. Después piensen si merece la pena. Fue recibido a porta gayola con una hernia fantasma. Después el gurú dijo que no sabía jugar al fútbol. Al ser fichaje de Florentino, la cosa se fue expandiendo, a pesar del impecable comportamiento del jugador. Ese clima, naturalmente, caló en parte de la afición adicta a roncerismos y manolismos. Y, no les quepa duda, que muchos de los que desayunan café con leche, churros y relañadas, sientan sus reales en las gradas del Bernabéu. Hoy le silban al primer regate fallado. Y Bale es un jugador criticable, por supuesto. Pero una bronca al primer intento fallido de regate no es una crítica, es ensañamiento. Bastan trescientos sujetos manipulados para montarla. A esos trescientos les seguirán tres mil. Y así es como llegamos al momento actual en el que un tipo que hace ocho meses nos dio la decimotercera es tratado por parte del Bernabéu como un Villarroya cualquiera. Tal cual.

El objeto principal del presente artículo es destacar que Bale en forma decide partidos y finales. No hay muchos jugadores como él en el mundo. Cuatro o cinco a lo sumo. Y de eso se trata, de recuperarlo. Lo vamos a necesitar y no sé si el sector manolista de la grada es consciente de ello, me temo que no; me temo que son irrecuperables. Los mismos, exactamente, que se reían de Vinicius cuando jugaba contra el Coruxo, de los 45 millones de euros y que calificaban como un juego de niños aquel intento de mordisco por parte de un energúmeno, son los que intentarán enfrentar a ambos jugadores. No se dejen engañar. Bale y Vinicius no son incompatibles con nadie. No es Vinicius o Bale. Son los dos. Los dos son temibles y tal vez ahí radique la razón del mensaje. Hoy es Bale y mañana será Vinicius. O sea, que el problema no es ni el uno ni el otro. El problema, su problema, es el Real Madrid.

Sin el Bale de Kiev, el actual Real Madrid ya es un equipo excelente. Con el Bale de Kiev, es un equipo que sobrepasa la excelencia. Y si tienen dudas, no tienen más que acudir al pasado reciente. Lo vimos al final de la última temporada en la que marcó nueve goles en sus últimos diez partidos. Es muy importante que todos los buenos jugadores del Madrid alcancen un estado de forma adecuado. Modric, Ramos, Kroos, Varane, Carvajal, Casemiro… y qué decir de Benzema. Todos ellos nos están devolviendo un Real Madrid competitivo. Pero si queremos llegar a junio con algo que llevarnos a las vitrinas, no se me ocurre mejor camino que recuperar a este muchacho. El entrenador va por ahí, no le llevemos la contraria. Para alcanzar el rock and roll de los 30 minutos finales de Kiev, a esa ecuación le falta una variable más. Porque se trata de jugar bien, sí, pero sobre todo se trata de ganar. De ganar títulos. Y de eso, el galés sabe más que nadie. Incluso más que el gurú. No se ayuda mucho silbando el primer regate fallado. Nada.

44 comentarios en: Necesitamos a Bale

  1. De cualquier jugador sea quien sea, se puede opinar de su juego o de su estado de forma. De ningún jugador sea el que sea, se puede poner nada en tela de juicio después de decidir una final de Champions con dos goles, uno de ellos eterno.
    La gente que no entiende eso no sé si tiene derecho a hablar, lo dudo un poco, pero desde luego merecen no ser escuchados. Joder si es que es bien fácil, si te asaltan las dudas te pones el vídeo, si sigues con dudas el problema lo tienes tú.

  2. Gran nota, José Luis! Yo también soy defensora acérrima de Bale, por los motivos que tu expones y algunos otros más (hay una nota embargada en los archivos de La Galerna donde quedan expuestos). Pero me temo que el problema con Bale no es sólo que pertenezca al Real Madrid. Que vista nuestra casaca incrementa el daño, de eso no hay duda; pero parte de las cosas que le endilgan y objetan tiene que ver con un juego macabro de privilegios y condenas sociales que trasciende del deporte y trasciende de Europa, un juego entre la inclusividad políticamente correcta, la xenofobia solapada de reivindicaciones nacionales, y una tendencia a la lástima selectiva -la socialmente laudada- y un ensañamiento en contraposición contra sectores que ni siquiera son opuestos. Bale es extranjero, pero no tanto, ni tampoco lo suficiente, si viniera de un país africano o latinoamericano expoliado, sujeto a un régimen autoritario o a hambrunas y terremotos, sería digno de acogida porque 'es lo que corresponde'; si en cambio fuese alemán o austríaco, holandés o inglés, se consideraría que con su aporte anglosajón 'jerarquiza' el plantel; ya no te digo si fuera asiático, caribeño (si de Bahamas mejor) o estadounidense -exotismos glamorosos celebrados en cualquier ámbito. Pero viene del País de Gales, una región que incluso en UK no tiene un gran marketing, un vago reflejo de aquellos pueblos de mineros sufridos de Qué verde era mi valle! de John Ford y de contradictorios católicos en un reino protestante. Es blanco, rubio, bien alimentado, casi igual a nosotros que no vale la pena defenderlo.

    1. Bueno, en realidad, si de recuperar se trata, hay que recuperar todo lo que se pueda, y tenerlo en el estado óptimo. Siendo justos (como tan justa es su opinion) el artículo versa sobre Gareth Bale. Así que sobre Gareth Bale opinamos. Cierto que el Madrid de hoy y del futuro necesita recuperar a Asensio. La pregunta es: duda usted acaso que no se lleve a cabo??? Lo que pasa es que si después de lo que se expone en el artículo usted sugiere que es más importante otro jugador, es que seguramente no lo leyó bien. Sino, nada que hacer.
      Saludos

      1. En realidad lo que ocurre es que hay algunos que son incorregibles. Bale a estas alturas no tiene nada que demostrar. Dicho de otro modo: ya ha demostrado que es de la estirpe de los jugadores que ellos solos ganan finales y es un privilegio tenerle con nosotros.

        Mentar a Asensio en un artículo dedicado a recordarnos lo anterior sin venir a cuento es, en fin, una muestra más de la tontuna que abunda en el mundo del fútbol.

    1. Lo que pasa que vuelven a la cueva, y si tiene uno o dos minutos malos, vuelven a salir. Es insufrible, y creo que con ningún jugador con tan pocos motivos o ninguno, había pasado...al menos tan exagerado. El odio que le tienen es demasiado. Y lo más me molesta es que cala en aficionados del equipo de una manera también exagerada.

  3. Ganó una final de Champions hace menos de un año, fue MVP del mundial hace dos meses, metió un gol hace dos jornadas tras volver de una lesión y nada más salir al campo; y, nada de eso sirve para que, al menos, se le respete un poco. Tampoco es mucho pedir, ¿no?

  4. Bale es un jugador estratosférico. El artículo lo ilustra con una serie de magníficas ucronías futbolísticas.
    Pero da igual. Antes era Isco o Bale. Luego que si el 4-4-2. Ahora es Vinicius o Bale. Da lo mismo. El mejor periodismo deportivo del mundo sabe lo que se dice. No en vano es el mejor periodismo deportivo del mundo. No hay mas que oir a Roberto Gómez para darse uno cuenta.

  5. Totalmente de acuerdo con su artículo.
    Recuperar a Bale es necesario para que el Madrid tenga opciones de ganar algo. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que es un jugador que marca goles. Si dejamos al margen sus condiciones físicas portentosas, opacadas por sus lesiones, sigue siendo el jugador de la plantilla que te asegura más goles, si está en una forma aceptable.
    Y por supuesto que no es incompatible con Vinicius.
    Una delantera con Bale, Benzema y Vinicius, todos en buena forma, es algo que no tiene ninguno de nuestros rivales.
    Pero si volvemos de la ficción histórico futbolera a la realidad de los medios, recordemos, como recuerda Richard Dees en "El Radio", una frase inmortal pronunciada por Ángel Cappa: "fue gol, pero estuvo mal".
    Esta frase, referida a la cabalgada de Bale que dejó en eterna evidencia a Bartra, y decidió una final de la Copa de nuestro Rey, no es sólo un monumento a la estulticia, sino una muestra del rasero con el que se mide al Real Madrid y a sus jugadores. Si Bale, como se recrea acertadamente en el artículo, hubiera marcado ese golazo, o los de las finales de Champions con cualquier otro equipo español, hubiera sido merecedor de la gloria eterna y del reconocimiento de cualquiera de esas aficiones.
    Sólo espero que Solari siga como hasta ahora, sordo ante los cantos de sirena de todos esos sabios comentaristas.
    Saludos.

  6. El gran problema con Bale se ha debido fundamentalmente a dos factores: 1) la animadversión provocada hacia él por los odiadores, tal y como acertadamente señala el artículo y 2) las expectativas generadas en torno a un jugador que tenía condiciones para ser un jugador-franquicia y de leyenda.

    Lo primero es indiscutible y es triste que muchas madridistas se hayan tragado esa cantinela. Bale es un extraordinario jugador, profesional sin tacha, y en forma es un top 5, como ha demostrado a lo largo de las últimas 5 temporadas.

    Y lo segundo ha provocado que muchos pensemos en lo que pudo haber sido Bale y no fue, que es lo que le faltaría al artículo. Bale pudo ser otro Cristiano Ronaldo, porque tiene las mismas condiciones físicas y técnicas. Pero le ha faltado liderazgo y fortaleza física. Esto último no es achacable en ningún modo al galés, es un defecto genético o como se quiera ver, que le ha impedido tener la robustez de Cristiano. Posiblemente ese factor ha influido en la falta de liderazgo, puesto que sin regularidad y sin confianza tras las lesiones, es difícil ejercer un liderazgo claro.

    La cuestión no reside por tanto en determinar si Bale es bueno o no para una plantilla, o si puede aportar algo al Real Madrid. Solo un tonto dudaría ante esa pregunta. La cuestión es si compensa, y aquí entran otros ratios como sueldo, coste de oportunidad, lugar que podría ocupar otro jugador, edad de Bale, futuras lesiones, etc...

    Porque si Bale, en vez de ser el segundo mejor pagado, cobrase lo que Lucas Vázquez, y tuviese su rol secundario, no habría tal cuestión. Ahora, darle estatus de estrella y de indiscutible a un jugador que sabes que te falla porque físicamente no aguanta más de un número determinado de partidos es otra historia. Porque ningún gráfico puede ocultar ese dato y los muchos partidos que se ha perdido Bale, más la consiguiente espera hasta que un jugador tan física como él coge la forma.

    Yo, honestamente, no tengo la respuesta clara porque me entusiasma tanto Bale como al articulista pero a su vez soy consciente de su irregularidad, y eso es difícil de asumir en un jugador con rol y sueldo de super estrella.

    1. Este es un debate interesante, porque todo depende de lo que consideremos como un jugador "estrella." En mi opinión, un delantero que mete goles importantes y decide partidos clave lo sería, independientemente de que su ritmo sea más o menos regular a lo largo de la temporada. Hay que tener en cuenta que un mal partido frente al (por ejemplo) Leganés en la jornada no sé cuántos de liga no tiene el mismo eco que un gol espectacular en una final de un trofeo importante, y viceversa.
      Extrapolándolo de forma un tanto forzada, sería como preguntarse quién es mejor equipo, si el Barsa por ganar varias ligas en estos últimos años pero ninguna Champions, o el Madrid por ganar 4 de 5 Champions pero apenas un par de ligas en el mismo período.
      Para mí, por supuesto, la respuesta está clara, y tiene que ver con la calidad, no con la cantidad.

  7. Hombre Carlos... si Bale cobrase lo que Lucas Vázquez, y tuviese su rol secundario no sería Bale sería un jugador más de la plantilla del Real Madrid. Un jugador con las prestaciones de Bale siempre va a cobrar más que otro con las prestaciones de Lucas Vázquez y su rol nunca va a ser secundario.

    1. Claro, y por eso la exigencia es muchísimo mayor. A Bale se le debe exigir lo mismo que a Cristiano Ronaldo. Y a ambos los valoras en función de sus prestaciones por las que cobran un sueldo elevadísimo y por las que se pagó un alto traspaso.

      Y dentro de esas prestaciones está marcar o producir un número determinado de goles al año, además de comparecer en los momentos claves. En lo primero Bale ha fallado porque nunca ha alcanzado los 50 goles que marca el estatus de superestrella. Pero ha fallado no porque quiera, evidentemente, sino porque su físico no le ha permitido jugar el número necesario de partidos.

      Y te pongo un ejemplo más sencillo, Neymar. Ahora mismo el brasileño no justifica su sueldo y coste porque se pierde dos meses críticos. Pero cuando juega es absolutamente determinante. Exactamente igual que Bale.

      1. Yo opino que en el caso de Bale las prestaciones han estado acordes al coste económico; es más yo diría que Bale ha salido barato. Porque a Bale, al igual que a cualquier otro jugador, no se le ficha para que marque 50 goles sino para que con su aportación al equipo este alcance los objetivos marcados; en el caso del Real Madrid ganar títulos. No hace falta enumerar los títulos que el Real Madrid ha ganado con la aportación de Gareth Bale, todos los sabemos.
        No estoy yo muy seguro que en el PSG estén muy contentos con relación prestaciones/coste de Neymar.

        1. Pues hombre, yo creo que Bale ha estado muy por debajo de su coste y salario. Te podría enumerar las temporadas, la 14-15, 17 goles y 12 asistencias, la 15-16, 19 goles y 14 asistencias o la temporada 16-17, con 9 goles y 6 asistencias.

          No son números de supercrack, que sí tuvo en la primera (22 goles y 19 asistencias), que era el estándar que él mismo marcó.

          Ha aparecido en muchos momentos claves, eso va en el sueldo y en el pago de los 100 millones de euros. Pero en ese pago va también el ayudar a tu equipo produciendo goles durante todo el año. Bale no lo ha hecho con regularidad. ¿es imputable a su actitud? No. ¿Es imputable a su profesionalidad? No. Es imputable a una desgraciada fragilidad física. Pero está ahí y hay que valorarla.

          Es como si contratas a un super tutor para tu hijo que te cuesta 50 euros la hora, pero aún cobrándote 3, solo da al 100% las 2 primeras porque en la tercera ya está muy cansado y la da al 40%. Tu niño aprende una barbaridad pero tendrás que plantearte si merece la pena dar solo dos horas o buscar a otro tutor más barato o algo, ¿no?

          1. Pues no, porque, siguiendo con la metáfora, lo que te da en esas dos horas no te lo da nadie. No hay un jugador en el mercado como Bale y no es una hipótesis ni una intuición: es que ya lo ha demostrado.

            Si fuera un tutor y lo hubiese contratado para dar clases a mi hijo y me pudiese permitir pagarle, no permitiría que dejara de ser su tutor.

          2. A Bale no se le fichó, aunque marcaba goles, como goleador sino porque era un gran jugador que podía aportar potencial al equipo; potencial para lograr los objetivos del Real Madrid: ¡Ganar títulos!
            Carlos, en vez de relacionar el número de goles por temporada de Bale, relacione usted los títulos que el Real Madrid ha ganado todas esas temporadas gracias a ese potencial que Bale ha aportado al equipo. Hágalo, busque si lo necesita y empiece a relacionar títulos y tal vez se dé usted cuenta de la realidad: las prestaciones de Bale han estado acordes al coste económico.
            Otra cosa diferente es que desde la prensa "amiga" se nos haya querido vender, doy Fe de que con muchos lo ha conseguido, que Bale era el sustituto de Cristiano Ronaldo y tenía que marcar 50 goles por temporada como él o fracasaba. No, Bale no es Cristiano Ronaldo y nunca lo será, pero eso ya se sabía.

      2. No, lo de Cristiano es una trampa de la prensa. A un jugador se le debe exigir que alcance su máximo rendimiento, no el de otro compañero. Y digo que es una trampa porque a menudo se ha utilizado esa comparación para machacar a jugadores que no se lo merecían, no sólo Bale. En realidad, a cualquier posible goleador (Benzemá, Asensio, Mariano, Vinicius...) se le pretende aplicar el "Ronaldómetro" y, si no lo pasa, la prensa ya lo vende como un nuevo fracaso en la gestión del club. Ahí está el truco.

  8. Aunque no fuera cierto nada de lo que usted nos cuenta, D. José Luis, que lo es, para darnos cuenta de la necesidad de Bale en nuestro equipo, bastaría con escuchar la opinión que de él tienen la mayoría de nuestros muy mejores "madridistas": Kalikatres, el Trilero, el del mejor periodismo deportivo del mundo, Pulido, Joserra Corleone, el Capitán Hispania, Cerdaño, Panocha, Manu Carroña..., en cualquier Radio del Señor Dees. Ni que les debiera dinero. El odio sarraceno que destilan contra el galés desde el día que llegó y el "amor" que estos sujetos "demuestran" por nuestro Club debería ser suficiente para que todos defendiéramos a Gareth de los incomprensibles ataques que sufre.
    El problema está en que muchos madridistas, para mi gusto demasiados, compran la mercancia averiada e interesada que venden los personajillos anteriormente mencionados. Deberíamos darnos cuenta de que los ataques a Bale son ataques al Presidente, con el que no pueden, desahogándose con patadas en el culo del galés.
    Por otro lado, si Gareth juega y lo hace bien, resta minutos y foco a dos de los niños mimados de esos periogolfos, como usted les ha llamado, con toda la razón, en más de una ocasión: Isco y Asensio. Seguramente, la culpa no sea de estos últimos, pero se intenta enfrentarles con el galés, por españoles y seleccionables para "su equipo", la Selección Española.

  9. Sobre Bale se escuchan y se leen muchas tonterías. Sin ir más lejos ayer en Ecos del Balón en el artículo titulado Dirigido por Vinicius JR. Un tal José Luis escribía en una opinión, entre otras cosas: "Gareth tuvo ayer una nueva oportunidad para demostrar que no es Amavisca"
    TTQR
    Luego los de ECOS van de blog serio. TTQR pero con más ganas.

  10. Nosotros también nos dejamos llevar a veces por la mentalidad de enfrentar a unos jugadores con otros. Yo creo que es hora de que comencemos a pensar en la plantilla como en un equipo de baloncesto. Y en las temporadas, largas como son, como un partido de basket.
    El Real Madrid debe tener a todos sus jugadores preparados para asumir un papel a lo largo de la temporada. Sí por alguna razón el de Bale se limita a un excelente rendimiento solo en la recta final no podemos hacer mucho por evitarlo. Los puntos en campos pequeños que nos lleven a estar vivos en las competiciones habrá que sumarlos con Lucas Vázquez y Mariano. Al fin y al cabo, cualquiera de esos equipos querrían tenerlos en sus filas.

  11. Me encanta Paz. Todo OK, José Luis. Jajajajaja. Es sencillamente genial. ¿Y Gareth?. Me da igual lo que piense el "periodismo". Me da igual lo que piense un sector del madridismo (esto no lo entrecomillo porque no soy quién para valorar lo que es madridismo y lo que no), me da igual todo. A mí me encanta. Tiene disparo, tiene pase, tiene técnica, tiene velocidad. ¿Las lesiones? Hay mucho mito con eso. Si se remarcan las lesiones de un jugador y se "silencian" las de otros, lo que queda es que el primero "se lesiona mucho". Pero me gustaría ver la estadística de Carvajal, de Varane, de Casemiro, de Asensio (no hablemos del pobre Vallejo). En fin. Etiquetas. Mitos. Mantras. Todo para arruinar el respeto hacia un futbolista porque sí. Todos los jugadores de mi equipo son necesarios. Todos. Y Gareth es un jugadorazo tan necesario como los demás.

    1. Sí, lo de las lesiones, también es un poco (o, un mucho) trampa saducea de la prensa. "Se lesiona mucho" dicen. Nunca he leído ni escuchado, por ningún sitio que digan: "Le lesionan mucho". Porque, las entradas y las coces que recibe, claman al cielo.
      Como llevan diciendo desde la fractura del dedo de la mano de Benzema. "Karim se rompe un dedo de la mano". No. A Karim, el defensa, con su criminal entrada, le rompe el dedo de la mano. No por golpear en la mano pero, sí, por tirarle al suelo mientras iba en carrera. Pero... "se rompe el dedo". Como si lo hubiera hecho a propósito él mismo.

  12. Don José Luis, quiero agradecerle este artículo. Me he reido mucho.

    Aquí les dejo una pequeña entrevista que hacían en Madridista Real al agente de Bale.

    http://madridistareal.com/jonathan-barnett-agente-de-bale/

    Es algo corta porque dejan la mayoría para la revista, pero aún así, deja unas perlas muy buenas. Les dejo un par de trozos.

    MR: Y de las informaciones que dicen que el Real Madrid está cansado de Bale y quiere venderlo, ¿qué piensas?

    B: Noticias falsas, Bale está muy feliz en el Real Madrid y el Real Madrid está muy feliz con Bale. La verdad es que ya estamos cansados de estas estúpidas historias de mentira escritas por malos reporteros.

    MR: ¿Cómo valoras el trato de los medios en España hacia Gareth?

    B: Ha sufrido campañas en contra, ha sido muy desagradable el trato que ha recibido por parte de la prensa. Ha sido muy desagradable. Yo pienso que pueden ser los celos el motivo de estas campañas por parte de varios sectores de los medios contra Bale.

    Salu2

  13. He sido defensor de Bale, mi Bale, mucho tiempo. Si hoy me tapa la boca, mejor por nuestro Real Madrid.
    Pero los gallos me gustan gallos siempre. Y me tocó los coj**** cuando la 13, exigió, si Exigió, galones y jugar !!! Lo dicho, los machos, machos siempre.

    1. No exigió nada. Solamente contestó a una pregunta que quería jugar más, y que si seguía así, se intentaría buscar otro sitio donde pudiera jugar más, pero que querría quedarse, como finalmente hizo, para fortuna de sus no pocos incondicionales. Es decir, una respuesta que te puede NO gustar siendo aficionado del madrid, pero que fué totalmente lógica, pues todo jugador de su clase se reivindica cuando puede.

      Y por otro lado es lógico, porque Zidane le relegó un poco a final de temporada, incluida la para mí, injusta decisión de no sacarle titular en la final, después de los buenos partidos anteriores que había hecho. Pero bueno, por otro lado, se hizo justicia y nada más salir cascó el mejor gol que se haya producido en cualquier final de la Champions, con permiso del de Zidane en la novena.

    2. A mí tampoco me gustaron esas declaraciones pero, qué quiere, venía de ganar él solito la final. Puede que no sea el que más se hace querer (aunque recibe tanto ataque malintencionado que a mí me resulta imposible tenerle antipatía), pero vale su precio en otro y a las pruebas nos podemos remitir. En mi equipo siempre.

  14. Reciten esto hasta memorizarlo:
    "Los mismos, exactamente, que se reían de Vinicius cuando jugaba contra el Coruxo, de los 45 millones de euros y que calificaban como un juego de niños aquel intento de mordisco por parte de un energúmeno, son los que intentarán enfrentar a ambos jugadores. No se dejen engañar. Bale y Vinicius no son incompatibles con nadie. No es Vinicius o Bale. Son los dos. Los dos son temibles y tal vez ahí radique la razón del mensaje. Hoy es Bale y mañana será Vinicius. O sea, que el problema no es ni el uno ni el otro. El problema, su problema, es el Real Madrid."
    Don José Luis S. Ortiz ¡siempre en mi equipo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El Barcelona es más que un club porque se dedica tanto a las cosas del fútbol como a las de la política.

Nuestro editor @JesusBengoechea se dedica a lo que le corresponde y ha escrito este artículo:

https://www.lagalerna.com/el-barcelona-con-torra/

Aquí @Pacurll sintetiza mejor que nadie, y con solo un punto más delirante que la realidad, los argumentos antiVAR del antimadridismo.

A través de @lagalerna_

https://www.lagalerna.com/quejas-y-reclamaciones-al-var/

"No veremos ningún comunicado del @realmadrid a favor o en contra de la inhabilitación de nadie, como tampoco lo veremos pronunciándose sobre ningún otro pormenor político o judicial. El Madrid es de todo aquel que quiera olvidarse de la política cuando el balón echa a rodar."

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram