Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Navidad en Montilivi

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Navidad en Montilivi

Escrito por: La Galerna27 agosto, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El Real Madrid goleó al Girona (1-4) con remontada incluida, pero no deberíais haceros ilusiones, ya que fue todo culpa del equipo local. Los de Eusebio regalaron dos penaltis, fueron inocentes en defensa y se dejaron levantar un 1-0. El Real Madrid no hizo nada para ganar en Montilivi, se lo dejaron hecho. Un sinfín de regalos. Navidad en agosto.

No lo decimos nosotros, lo dice la misma prensa que ayer ponía el grito en el cielo porque el Barcelona había jugado en un mal terreno de juego ante un rival que también había jugado en un mal terreno de juego. Uno lee hoy los titulares y parece que el Girona ya no cae tan bien en el entorno cataculé. "Ingenuos, inocentes, penaltis regalados". Sólo falta una columna de Piqué en 'Sport' hablando de los hilos del Bernabéu para explicar así que la influencia de Florentino Pérez llegó hasta Montilivi y que de aquellos barros estos lodos.

Lo cierto es que el Real Madrid firmó una pobre media hora inicial, pero se recompuso y remontó con autoridad. La segunda mitad fue fantástica, con Asensio a un nivel altísimo y la pareja Bale-Benzema justificando los galones recibidos. Hasta Isco, cuya primera mitad fue muy mala, se entonó tras la reanudación y dejó una asistencia maravillosa. Casemiro habló tras el choque y agradeció a Lopetegui el trabajo que este hizo durante el descanso. Pero da igual, todo fue producto de una mala gestión de Eusebio y del Girona. El Real Madrid, como suele ser habitual, no hizo grandes cosas para ganar.

En Madrid no hablan de regalos ni de un Girona inocente, aunque sorprende la normalidad con la que tratan el hecho de que el Real Madrid metiera anoche cuatro goles fuera de casa a un equipo que la pasada temporada sólo encajó esa cifra en Montilivi una vez, y fue en la jornada 36, ante el Eibar, con todo ya decidido y la salvación certificada.

Sea como fuere, el próximo partido del equipo de Lopetegui será con el mercado ya finalizado. Pese a la goleada y la más que convincente segunda mitad, seguimos pensando que el Real Madrid necesita refuerzos, especialmente en la parte ofensiva. Veremos qué nos depara la semana...