Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El modelo se llama Paco Gento

El modelo se llama Paco Gento

Escrito por: Fred Gwynne5 marzo, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Cada vez que se habla de la crisis del Real Madrid (o sea, siempre) se tiende a decir que este carece de un proyecto deportivo sólido, que no tiene modelo, que no aprovecha la cantera, que ficha por criterios económicos y no deportivos, y que su estilo de juego va variando a lo largo de los años sin seguir un patrón definido. Como contraposición, como ejemplo a seguir para salir de esta espiral de fracasos, siempre se pone al F.C. Barcelona como paradigma de un proyecto serio, garante de un juego definido que ha mantenido a lo largo de los años y como un club que cuida y da oportunidades a sus jóvenes valores. Este patrón nació, según sostiene la gran mayoría de sus aficionados, a partir de la contratación de Johan Cruyff como entrenador, en el año 1988.

Desde ese año, desde 1988, desde que supuestamente el Barcelona lleva jugando a lo mismo, sea el que sea el presidente y sea el que sea el entrenador, es decir desde el año en el que el Barcelona comenzó a tener un proyecto deportivo serio y continuista, el Real Madrid ha ganado cuatro Copas del Rey, nueve Ligas y cuatro Copas de Europa, y el Barcelona seis Copas del Rey, trece Ligas y cinco Copas de Europa. La diferencia de títulos a su favor, por mucho que me duela reconocerlo, es clara y no admite discusión.

Ahora bien, hasta el año 2005, es decir, hasta hace once años y coincidiendo con la llegada de Messi al Barcelona, los datos de este mismo periodo, es decir, los datos de un equipo que llevaba un montón de años siguiendo un proyecto deportivo serio y los datos de otro equipo que sigue un proyecto faraónico, caótico y galáctico eran muy diferentes. En este periodo, el Real Madrid había conseguido las mismas ligas que el Barcelona (6) una Copa del Rey menos (2 a 3) y había ganado 3 Copas de Europa más (3 a 0). Es más, como ya comentó aquí mismo @jorgeneo en un excelente artículo que trata este mismo tema, durante los primeros cinco años del siglo, justamente hasta la llegada del argentino, el Madrid había ganado siete títulos y el Barcelona uno.

Puede que el Madrid de esa época, igual que el de estos aciagos días, tampoco tirase de cantera, no contratase más que a galácticos y tuviese un proyecto deportivo basado en la construcción de autopistas. Puede. Pero a pesar de ello, a pesar de ir a salto de mata, ese jardín de rosas que es el Barcelona y que ahora está en plena floración, atravesó un enorme barbecho durante muchos años, ya que el que más frutos recogía era nuestro equipo.

Desgraciadamente en el 2005 apareció un jugador que cambió su historia. Pasaron en diez años de tener una solitaria Copa de Europa a tener cinco, y pasaron de ser un Arsenal de andar por casa (otro equipo con modelo…) a ser el equipo dominante en la Liga y en Europa.

Una prensa rendida y en gran parte antimadridista hizo el resto. Ellos lo hacían todo bien y el Real Madrid todo mal. Ellos son los modernos, democráticos y humildes, y nosotros los carcas, fascistas y chulos. Ellos tienen un proyecto serio y nosotros una cloaca. Ellos cantera y nosotros cartera. Y puede que sea así, puede que el Real Madrid haya hecho las cosas fatal, pero igual de mal las hacía antes de la llegada de Messi y ni por asomo los datos corroboran estas afirmaciones.

Que nadie entienda este artículo como una justificación. No lo es. Es una constatación. Al menos para mí. No pretendo echar balones fuera y mucho menos no asumir que la culpa de no ganar títulos es única y exclusivamente nuestra, pero estoy seguro de que cuando Messi (y Sánchez Arminio) bajen su nivel, el tan cacareado modelo del Barcelona se irá al carajo.

La cantera, la humildad, el estilo, el proyecto y toda esa parafernalia que nos han vendido para desprestigiarnos, no es más que un inmenso castillo de naipes sustentado por el argentino. Que nadie se engañe, están intentando que tomemos como modelo a un equipo que tiene a más jugadores y directivos pisando los tribunales que el césped. Si la situación que ha atravesado el Barcelona la llega a protagonizar el Real Madrid, el ambiente sería irrespirable, aunque ya se sabe que en Chamartín todo se convierte en irrespirable independientemente de la clasificación del equipo. Es más, estoy convencido de que si el Madrid transitase por una situación parecida habría hasta movimientos vecinales para pedir al gobierno su disolución inmediata.

GentoOlfatos aparte, ¿alguien me puede decir cuál ha sido el modelo del Real Madrid a lo largo de su historia? Es más, ¿ha tenido este club alguna vez un modelo concreto y reconocible? La historia es la que es y simplemente con fijarse en ella afloran las contradicciones. El Real Madrid nunca ha tenido un modelo definido (sea lo que sea eso a lo que llaman modelo), y hasta hoy sigue siendo el club más exitoso de la historia.

¿Tener un modelo te garantiza ganar títulos? ¿Durante la época de Valdano como director deportivo teníamos un modelo? ¿El Madrid que ganó las cinco Ligas seguidas gozaba del mismo modelo que el Madrid que batió el récord de puntos con Mou?

Uno, qué quieren que les diga, está tan ricamente sin modelo. Ni lo conozco ni hasta ahora lo he echado de menos. Sin él (o con él) hemos ganado y hemos perdido. Es más, aunque estoy escribiendo este artículo todavía no tengo muy claro lo que para muchos cansinos simboliza eso de “tener un modelo”, ya que se pasan el día hablando sobre ello pero nadie concreta exactamente lo que significa.

¿Tenía el Real Madrid un modelo definido desde la Sexta hasta la Séptima? ¿Dirigía el megalómano constructor de autopistas Florentino Pérez al Real Madrid durante esos larguisimos 32 años? ¿En la décima el modelo funcionaba y ahora ya no funciona?

Puede que esté equivocado, pero el único modelo del Madrid que yo he conocido son las palabras que le he escuchado a Paco Gento hace unos días: "¡Lo que hace grande al Madrid y a quienes han defendido orgullosos su camiseta es el hambre de querer ganarlo todo!".

Ese y no otro es el modelo del Real Madrid. Yo pondría estas palabras en bucle en el vestuario. Todos los días, a todas horas. Partido tras partido. El hambre, las ganas y la lucha. Nada más. Y nada menos. Lo que tan bien representó Gento y muchos otros madridistas. Exactamente lo que ahora añoro. Y desgraciadamente no veo a nadie en el equipo que lo entienda. A nadie. Y lo que es peor, a no ser que Nocioni cambie de disciplina, a ver quién es el guapo capaz de contagiar al resto de lo que esto significa.

Aquí, en La Galerna, hay decenas de artículos en los que cada uno ve los problemas del Madrid de una forma diferente. Hay tantas soluciones como artículos. Hay gente que echaría al entrenador hoy mismo, gente que eliminaría a media plantilla y gente que convocaría elecciones. Los hay muy críticos y los hay tan optimistas (yo ya me he comprado unos calzoncillos nuevos) que piensan que esta es la temporada de la Undécima.

Hay que hacer una plantilla más competitiva, hay que hacer más, más y más pero sin fijarse en nadie y solo fijándonos en nosotros mismos y en nuestra historia. Si hay un equipo que ha sido capaz de reinventarse mil veces y hacer de la victoria su único estilo y su única razón de ser ese es el Real Madrid. Y desgraciadamente en esta década lo logrado no ha sido suficiente. Hacen falta cambios y cambios drásticos. Y si para ello hay que dar de baja a media plantilla hasta encontrar al grupo con el carácter suficiente como para afrontar este gran reto, hágase. Caiga quien caiga. La victoria no se negocia. Y aquí Florentino tiene la palabra. La hora ha llegado.

A veces hay que tener la perspectiva histórica suficiente para saber que no se puede ganar siempre. Es imposible. Lo que distingue al Madrid, al menos al Madrid con el que yo me siento identificado, no ha sido ganar siempre, sino no darse nunca por vencido. El hambre, la lucha y las ganas de victoria son el modelo a seguir. No hay otro. Y en esas estamos. Con proyecto o sin proyecto. Con estilo o sin estilo. Por lo que a mí respecta, se pueden meter su cansino modelo por donde les quepa. Aquí, en el Real Madrid, el único modelo se llama Paco Gento.