Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Menú del día

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Menú del día

Escrito por: La Galerna17 septiembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Sport Portada Tridente 17.09.16Muy bien, Sport. Te honra reconocerlo y pese a nuestras habituales diferencias, no nos cuesta nada elogiarte el gesto. Las cartas boca arriba. Podría decirse que no es esa la intención de la portada, sino la de referirse indirectamente a la hora del partido del Barcelona, pero entre tú y yo, querido amic Sport, es obvio que tras el titular, entre las líneas del titular, se te cuela una verdad como un templo que va más allá de la anécdota horaria. Primero una aceitunitas, un poco de queso, tal vez una bravas, apenas un piscolabis para abrir boca mientras llega el plato principal, el chuletón, el arroz con bogavante o el bacalao confitado sobre lecho de pongan ustedes lo que quieran.

Dicho sea con otras palabras: que primero nos pongan al Barcelona, que ya luego disfrutaremos del banquete opíparo por obra y gracia del Real Madrid. Nada que objetar al implícito reconocimiento que hoy nos regala Sport, ni siquiera aunque Piqué aparezca guasón en su portada -¿tiene Piqué otra versión?- mientras Luis Suárez, a la sazón aún-no-rubio, parece no estar demasiado cómodo con el jijijajá de nuestro querido Gerard. Cosas raras del uruguayo. Estamos completamente seguros de que la broma, el chascarrillo, el gracejo, el chistecito del defensa culé es absolutamente brillante, hilarante, inteligentérrimo, lo que viene siendo un mearse encima de manual, como es habitual en ese genio del humor que juega al fútbol en sus ratos libres.

Marca Portada Record 17.09.16Es una lástima que cuando Sport alcanza tal nivel de conocimiento venga Marca a perderlo. Y no es que desdeñemos el mérito de conseguir el récord de victorias consecutivas en Liga -cosa menor, pero muy positiva-, sino que ya nos dirán ustedes qué nos importa si el citado récord lo ostenta actualmente Pep Guardiola, Paco Jémez o Javier Clemente. El Madrid no mira quién tiene qué; simplemente va a por ello con la convicción de que es conseguible. El Madrid mira hacia adelante, se proyecta, ve horizontes, los alcanza y continúa. Sin prisa, pero sin pausa, con el morral cada vez más lleno a cuestas. Sin revanchismos tan usuales por otros lares. Es casi naturaleza este no parar de ir, una inercia, un ADN, un modus vivendi, un querer que es un poder.

De ahí que si mañana ganara el Madrid en Cornellá y consiguera ese récord de victorias consecutivas, ello no sería motivo para darle a Pep (o a Paco, o a Javier) la alegría de recordar que le hemos superado en algo. ¿Solo en algo? Es lo que tiene no parar de superar, sobre todo a sí mismo, la única superación que entendemos definición ajustada de la palabra, la única que podría decirse madridista, aunque no estamos seguros de que Piqué entienda de qué hablamos.

As Portada Rotación 17.09.16Y para ello, para seguir queriendo de la mejor manera posible, Zidane parece haberse planteado la temporada con la prudencia que ya Aristóteles nombraba como virtud principal. No en vano, esa calva y la placidez habitual que la acompaña parecen señales de sosiego budista, esas pocas palabras, a veces casi oraculares, dan en el clavo sin adornos ni vericuetos, y en definitiva esa templanza está siendo capaz de convencer al equipo de que es bueno cambiar a Bale para que entre Lucas Vázquez, de que no pasa absolutamente nada si Benzema se pierde unos minutos para que los dispute Morata. Y todo ello sin estridencias, sin ruido ni furia, todo ello con y por prudencia. Los títulos se ganan cuando se ganan, pero se empiezan a ganar repartiendo adecuadamente los minutos de juego entre una plantilla que entienda las virtudes (colectivas y por ello también individuales) que proporciona el reparto, sobre todo si dicha plantilla cuenta con tanta calidad y no menos bendito empuje casi juvenil.

Desde aquí, por tanto, aprovechamos la portada de As para aplaudir las rotaciones de Zidane, que en realidad no entendemos como descanso para las estrellas, ni como oportunidades para los meritorios, la segunda línea o los no habituales, sino como ampliación de las opciones de victoria para el Madrid, y más con un calendario cada vez más cargado de partidos (shake your money maker). Así que más allá del posible récord que Marca no logra situar bien en nuestro horizonte, más allá del aperitivo del tridente azulgrana, hoy nos quedamos con la virtud de que en el Madrid de Zidane no haya suplentes. Qué mejor plato principal.

Un comentario en: Menú del día

  1. jajaja, tengo curiosidad por saber las portadas de mañana y si se harán eco de lo que publican casi todos los medios en su versión digital sobre la noticia de sports Illustrated que el Inter de MIlán ofreció 85 millones por James. algo que de ser verdad deja con el culo al aire, una vez más, a Manu Carreño y Antón Meana en la SER cuando afirmaban vehementemente que el RM estaba como loco por recibir una oferta por James o Isco. Y todos los demás tertulianos y periodistas de Cope, ondacero, radiomarca, incluso elchiringuito donde se decía sin tapujos que si no vendían a James e spoq no había una oferta que igualara lo que pagó el RM por el colombiano. Jajaja

    ¿Qué dirán? naaaadaaaa jajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram