Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El megáfono de Hazard y la mudanza de Coutinho

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El megáfono de Hazard y la mudanza de Coutinho

Escrito por: La Galerna30 diciembre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Qué poco queda para acabar este inolvidable 2017. En nada llega 2018 y vida nueva. O vieja. Porque uno lee la prensa y vuelven a aparecer Hazard -lleva sonando para el Real Madrid desde que el Atlético de Madrid tenía cero Copas de Europa- y Coutinho -fichado por el Barcelona en verano y posible fichaje del Barcelona en enero-. Vamos a cambiar de año, pero no de guión. Hay culebrones que todavía tienen un par de capítulos más.

Resulta que Hazard ha tomado la decisión de amar públicamente al Real Madrid. Su padre, sin ir más lejos, dice que el chaval no quiere renovar con el Chelsea por si le llama el actual campeón de Europa. Suena bien, aunque también puede ser una maniobra inteligente para acercarse a una renovación con la entidad londinense. En caso de ser esta segunda opción la válida, aconsejamos a Hazard que pida asesoramiento a Messi, un experto en esto de renovar día sí y día también.

Mientras Hazard saca el megáfono para renovar o vestir de blanco, Coutinho busca casa en Barcelona. Creíamos, por las informaciones que leímos en su momento, que el brasileño ya tenía casa y hasta supermercado de confianza en la Ciudad Condal desde hace meses, pero no. Parece que finalmente firmó a medias en verano. La otra mitad llega en enero. Anoche estuvo viendo 'Idealista' y ya tiene dos o tres opciones maravillosas y, sobre todo, baratas, ya que en el Barcelona, como bien saben los galernautas, se paga a los empleados con aplausos y caricias. Si Coutinho no termina de decidirse por una casa u otra, seguro que en Tabarnia le muestran un nuevo abanico de opciones. Que no le falte de nada.

Lo mejor de la prensa es que 'Sport' y 'AS' dicen lo mismo que sus hermanos, pero con otras palabras y buscando otro enfoque. Se ve que hoy no tenían ganas de trabajar. El año acaba y hay mejores cosas que hacer que tu trabajo.