Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
A mí me daban dos

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

A mí me daban dos

Escrito por: La Galerna31 diciembre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Hoy concluye el año y la vida sigue igual en la Galaxia Gutenberg de la prensa deportiva. Recordamos hoy a Johannes, el orfebre de Maguncia del Sacro Imperio Romano Germánico, simplemente para no olvidar que la actitud editorial de la Central Lechera y sus homólogos culés resulta tan vieja en definitiva como añeja es la capa de Ramón García en la Puerta del Sol antes de darnos las uvas.

Anoche la campanada arbitral de la jornada la vimos en Barcelona. Adán voló en el área para despejar de puños y Leo, cual Eva despechada, mordió la manzana envenenada para desplomarse en el área. Fue un penalti digno del Maligno. Vilmente urdido; pitado desde el surrealismo más absoluto. “Me caigo y luego no sé qué pasa”, manifestó el menudo argentino haciéndose el sueco al término del encuentro. Repasen la jugada, repasen, y verán cómo en esencia resulta más escandalosa que cuantas acontecieron ayer por la tarde en el Bernabéu. Ahora consulten las primeras planas de este nuestro portanálisis. ¿Encuentran rastro alguno del penibético esperpento de Lionel en el área verdiblanca? Como las calcomanías del Bollycao sólo le queda seguir buscando, querido galernauta. Por el contrario, sobre los penales pitados y no pitados en la Casa Blanca encontrará cuatro portadas, cuatro tomos enciclopédicos y cuatro posters desplegables, además de la lozana muchacha de todos los días en la contraportada de Alfredo.

Marca Portada 31.12.15As Portada 31.12.15Es cierto que en la tarde del Bernabéu se señalaron dos dudosas penas máximas a favor del Real Madrid. En la primera, Benzema exageró una carga del defensor txuri-urdin. En la segunda, un centro de Bale rebotó en la mano de otro defensa donostiarra. Aunque en ningún caso se desplomó nadie fulminado por un rayo divino, la Central Lechera ya disponía de suficiente munición para recontrarequeteametrallar a arcabuzazo limpio nuestro todavía dolorido corazón blanco. Hernia y Ouija se dan la mano –aunque no precisamente como buen y fiel hermano- para atribuir al árbitro la sufrida victoria madridista de ayer. Aunque el orden de factores no altera el producto, Marca sitúa por delante a Cristiano como artífice de la victoria, mientras que –cómo no- As concede toda la preponderancia a González González, que resulta que así se llama el colegiado.

Mundo Deportivo 31.12.15Ya hemos visto en demasiadas ocasiones que la delgada línea roja que separa a la Central Lechera de la Factoría de Butifarras es demasiado difusa. Es más, sucede incluso a veces que la prensa deportiva de la meseta se torna más papista que el Papa y más arzobispa que el Arzobispo de Barcelona. Mundo Deportivo lo deja bien claro con su titular de portada sobre lo acontecido en el Bernabéu: “El árbitro allana el camino. Regaló 2 penaltis a los blancos y no vio uno en contra”. Ojo que lo dice un diario más culé que Zapatero, aunque hoy, paradójicamente, es el más madridista de cuantos podemos encontrar en el kiosco.

Decimos esto porque resulta que allí donde la ceguera antimadridista resulta más peliaguda ven sólo un penalti en contra del Madrid, mientras que en nuestra querida caverna mesetaria ven dos. Dos a favor y dos en contra. Los muchachos de Freddy y los Hernia Boys parecen ponerse ciegos a Petit Suisses. A mí me daban dos, ¿a ti cuántos te daban?

Este humilde portanalista, que estuvo ayer en el Bernabéu, recuerda a pesar de sus achaques y su incipiente calvicie que se reclamó un posible penalti en una jugada dudosa entre Pepe y Jonathas en los primeros compases. Un penalti de esos que ni en televisión te queda claro cuánto ha puesto Kepler Laverán Lima de su parte y cuánto Jonathas Cristian de Jesús de la suya. Del otro presunto castigo que denuncian al alimón Ouija Today y The Hernia Observer no existe rastro alguno en mi memoria. Será que la nube negra que flota sobre el Bernabéu –Freddy desde su púlpito dixit- no le deja ver con claridad a uno.

Con semejante caldo de cultivo no resulta extraño que el bueno de Jokin Aperribay aparezca enfadado como una mona en ambas portadas de la prensa deportiva capitalina anunciando querellas policiales contra el colegiado. Con unas escasas horas de diferencia, un furibundo Pepe Mel declaró en rueda de prensa desde el Camp Nou que nunca en su carrera había visto señalar un penalti como el que se pitó anoche en el coliseo blaugrana. Pero de esto segundo no encontramos nada en ninguna de las portadas. Por no encontrar, tampoco encontramos pista alguna del Jefe Indio Cerezo poniendo peinetas apaches al respetable en las gradas de Vallecas. En tal caso Florentino ya hubiera sido deportado a Siberia. Sin camiseta.

A pesar de multiplicar por dos en un chasqueo de dedos las posibles controversias arbitrales que pudieran perjudicar al Real Madrid, la Central Lechera tiene al menos la decencia de hablar de penalti inventado en Barcelona. De la matrix mediática culé no esperábamos nada en este sentido. Titulares horteras como “Alehooop”, “Noche de fiesta” o “Cotillón” –ooops éste es de verdad- es exactamente cuánto esperábamos de nuestros amics de Catalunya.

Siempre es Navidad en la Ciudad Condal, mientras en Concha Espina siguen cayendo chuzos de punta. Al menos Cristiano rescató anoche al equipo cuando el crujir de pipas se asemejaba a una escena de Cuando ruge la marabunta. De nuevo, la prensa mesetaria coincide en subrayar que nuestro Adonis de Madeira rescató a Benítez de un muy poco navideño despido. Sin embargo, desde La Galerna albergamos dudas sobre si el señor con cachetes colorados que daba ayer instrucciones desde la banda a los jugadores blancos era realmente un holograma, en la medida en que De La Morena anunció a bombo y platillo que Benítez no estaría en el banquillo blanco el 30 de diciembre.

Pues allí estaba el tío. Qué cosas. Y se comerá las uvas, el turrón y lo que se tercie; mientras otros se zampan a dos carrillos las patrañas que sueltan un día sí y otro también desde los mass media.

Lo que sí es de verdad, no admite réplicas y rechaza imitaciones es el 'Chacho', que anoche se echó el equipo a la espalda para remontar el partido ante el Bamberg dentro del grupo de la muerte del Top 16 de la Euroliga.

Así, con magia, deseamos que entren ustedes en 2016. Magia de la buena, de la de Gandalf que por eso dejó de ser Gandalf, el Gris para convertirse en Gandalf, el Blanco. Los aquelarres mediáticos, para Zugarramurdi.

Tengan ustedes muy feliz año nuevo, queridos galernautas.