Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Históricos
Los amistosos Real Madrid-Barcelona

Los amistosos Real Madrid-Barcelona

Escrito por: Alberto Cosín29 julio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Los dos grandes del fútbol español vuelven a verse las caras en un choque amistoso 26 años después del último, en 1991. Además, lo harán fuera de las fronteras españolas, algo que no ocurría desde 1982. En total han sido 37 las ocasiones en que han disputado un duelo no oficial, la mayoría de ellas, eso sí, en la primera mitad del siglo XX.

Antes de la creación de la Liga en 1928 fue bastante habitual ver como Real Madrid y F.C. Barcelona se veían las caras en pretemporada o antes de los Campeonatos Regionales para celebrar diferentes encuentros amistosos.

El primero tuvo lugar en 1906 en la Ciudad Condal. El cuadro culé vivía una crisis institucional y deportiva de grandes dimensiones que amenazaba con acabar con el club. No tenía suficientes jugadores para disputar los partidos, apenas contaba con socios y disponía de muy pocos recursos económicos. Por ello invitó a los merengues a un encuentro para impulsar de nuevo a la entidad. El duelo se disputó en el campo de la calle Muntaner con 4.000 espectadores en las gradas y el Barça fue reforzado por jugadores del Sporting X y el Español. Los locales vencieron por 5-2, pero tras el partido los madridistas se quejaron del trato del público y en la cena de honor hubo piques entre ambos bandos. Días más tarde, en la crónica de El Mundo Deportivo, se podía leer lo siguiente: “No podemos terminar el escrito sin dedicar nuestra calurosa felicitación al Club Madrid y a su dignísimo presidente, el Sr. Padrós, el cual ha logrado sostener y conserva aguerrido y disciplinado un bando de juego tan intelectual y admirable como lo es, sin duda, el de nuestros distinguidos huéspedes de ayer, a los cuales despedimos no con adiós, sino ¡hasta pronto! No debemos olvidar que a su concurso deberemos el renacimiento del Football en nuestra capital, hemos de ser por lo tanto agradecidos”.

El primer amistoso entre Real Madrid y Barcelona tuvo lugar en 1906

Los siguientes amistosos se produjeron ya en la década de los 10, una etapa muy prolífica en este tiempo de encuentros. En la Navidad de 1911 jugaron dos partidos en Barcelona, uno el día 24 que ganaron los blaugranas y otro el 26 en el que firmaron tablas. En 1913 y 1916 se repitió el formato con un par de choques casi en días consecutivos en Barcelona, donde el equipo local se llevó tres triunfos y se cosechó un empate.

En 1917 las tornas cambiaron y los dos partidos se celebraron en la capital, concretamente en la Copa Foronda. Los merengues, que un mes más tarde se proclamarían con el Campeonato de Copa como el mejor equipo del país, demostraron estar un peldaño por encima de los culés. El conjunto blanco de los Teus, Álvarez, De Miguel, Bernabéu o René Petit ganó en O`Donnell por 3-1 el primer duelo, y en el segundo, dos días después, el marcador reflejó una igualada sin goles.

A finales del 17, y en 1920 y 1921, el Campo de la Industria fue el escenario de otros cinco amistosos en los que esta vez el Barcelona demostró ser superior a los blancos. No fue hasta marzo de 1922 en que de nuevo una contienda se disputó en la capital con un resultado de 2-2 con un doblete blanco obra del gran Juanito Monjardín. En octubre del mismo año se retaron otra vez, aunque en esta oportunidad fue en Zaragoza con dos amplias victorias de un equipo azulgrana que dominaba en el balompié español. Los últimos choques antes del inicio de la Liga fueron entre febrero y marzo de 1927, uno de ellos jugado ya en Les Corts, que terminó cero a cero, y los otros dos con el viejo Chamartín como sede, en los que el Barcelona se impuso con nitidez.

La competición doméstica comenzó a dejar menos fechas para amistosos de este calado, aunque la tradición volvió en 1932, en el primer partido de pretemporada para los blancos que eran campeones de Liga. En Les Corts, el 3 de julio, empataron a dos goles con la presencia del presidente de la Generalitat, Francesc Maciá en el palco. Dos años después, en Chamartín, los blancos consiguieron una de sus mayores victorias en un amistoso al desarbolar a su rival por 5-1. Fue una gran tarde de Lazcano y sobre todo de Luis Regueiro que hizo dos de los tantos de su equipo.

Tras concluir la Guerra Civil y reiniciarse las competiciones deportivas en el país hubo dos amistosos en la campaña 1940-1941, uno en pretemporada en Barcelona que acabó con un espectacular 5-4 y otro ya en el mes de junio en Chamartín en el que los visitantes vencieron por la mínima. Los Real Madrid–Barcelona también han servido para homenajear a diferentes leyendas de ambos clubes, tal y como sucedió en 1943. La entidad merengue rindió tributo al fenomenal Monjardín e invitó a los culés a su casa. El 31 de octubre empataron a un gol con Chus Alonso como principal protagonista blanco. Un día después de Navidad los culés hicieron lo propio con el medio Antonio Franco. Les Corts estuvo repleto para presenciar la clara victoria de los suyos con un Mariano Martín estelar.

En 1957 los dos equipos se reunieron en Chamartín para disputar el llamado Partido de la Amistad. Los blancos contaron con el apoyo de jugadores de Atlético de Madrid, Rayo o Plus Ultra aunque en el once inicial había mayoría de merengues. Martínez adelantó el Barcelona pero en la segunda parte Rial y el extremo colchonero Miguel voltearon el marcador para el 2-1 final. Los dos partidos posteriores tuvieron lugar en el Trofeo Ramón de Carranza, uno en la edición de 1959 y el otro en la de 1968.

El primero de ellos fue un auténtico partidazo que enfrentó al campeón de Europa con el vencedor de la Liga en el curso 1958-1959. Ambos se encontraron en la final y salieron con sus onces de gala. Al descanso se llegó con empate a uno pero la segunda mitad fue intensa y vibrante. Gento y Di Stéfano dieron una gran ventaja al Madrid que fue recortada por Evaristo a falta de 25 minutos para la conclusión del partido. Sin embargo Gento ajustició a los blaugranas con otra diana que dejó en insuficiente el gol logrado por Suárez en el minuto 82. Los merengues levantaron el Carranza en una tarde en el que la delantera blanca fue de alta enjundia al estar integrada por Canario, Didí, Di Stéfano, Puskas y Gento. La revancha para los culés llegó en las semifinales del mismo torneo en 1968. En esta oportunidad la igualdad fue la tónica del duelo hasta que un tanto de Zaldúa en el 88’ dio el pase a la final para el equipo dirigido por Salvador Artigas.

Canario, Didí, Di Stéfano, Puskas y Gento formaron ante el Barça en un Trofeo Carranza

En 1982, poco antes del Mundial de España y sin los mejores jugadores de cada plantel que se encontraban concentrados para el gran evento, se midieron por primera vez fuera de las fronteras hispanas. En Venezuela se organizó la Copa Presidente de la República, que tuvo como participantes a Real Madrid, Barcelona, Inter de Milán y Oporto. Blancos y culés cayeron en sus choques de semifinales y se enfrentaron en la lucha por la tercera posición. En el estadio de Farid Richá de Barquisimeto, con un ambiente frío y un partido sin tensión, un solitario gol de Vicente del Bosque otorgó el tercer lugar a los capitalinos.

La última ocasión hasta este 2017 en que jugaron dos encuentros de carácter amistoso fue en 1991. Poco antes acababa de nacer la cadena privada Canal +, que organizó un Desafió entre los dos gigantes con un suculento premio económico y con el objetivo de conseguir aumentar su número de abonados. El reto envolvía las secciones de fútbol y baloncesto.

El primer partido se jugó en el Bernabéu el 1 de mayo de 1991. Milla debutaría en el coliseo blanco en ese partido tras estar lesionado desde la pretemporada, pero el gran protagonista fue Hagi, que destrozó al Barcelona. En tres minutos el Madrid hizo tres goles y, aunque Goicoechea redujese distancias a la media hora, el partido quedó visto para sentencia. Cruyff no viajó, enfadado por una sanción de la UEFA a Amor y Zubizarreta para la final de la Recopa, y el encargado de dirigir a los catalanes fue su segundo Carlos Rexach.

La vuelta de este Desafío se celebró en el Camp Nou en septiembre con dos pruebas para el futuro del deporte rey: ceder el balón al arquero y que lo cogiese con las manos sería falta, algo que caló tiempo después, y la segunda al situar la línea del fuera de juego en la frontal del área rival, un sistema que no contó con demasiados adeptos en el mundo del fútbol. El encuentro finalizó empate a uno tras los tantos de Nadal y posteriormente de Aldana. El Real Madrid conquistó el Desafío de Canal +.

Alberto Cosín
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Se cumplen cinco años de uno de los momentos más emotivos de mi vida. Pero detrás del gol de Ramos y la Champions que lo cambió todo, había una historia disparatada que los amigos de @lagalerna_ me han pedido recordar: https://t.co/xIoiEkbbKL

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram