Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La puerta de Kiev

La puerta de Kiev

Escrito por: Athos Dumas24 mayo, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 

A mi querida esposa y compañera Fátima

 

Dos días faltan para tratar de conseguir el más difícil todavía. La tercera UEFA Champions League consecutiva, reto inmenso digno de formar parte de la mitología universal.

El sábado será el momento de derribar la Gran Puerta de Kiev ante el último rival que logró arrebatarnos el sueño de una gran final europea, el Liverpool en 1981.

La Gran Puerta de Kiev es, además, la décima pieza de la suite “Cuadros de una exposición”, compuesta por el ruso Modest Mussorgsky en 1874. Es un majestuoso homenaje para honrar la figura del zar Alexander II, en el que destacan por encima de todo la alegría y los sonidos festivos de las campanas de las catedrales de Santa Sofía y de San Vladimir, ambos símbolos de la capital de Ucrania, Kiev.

Mussorgsky formó parte del círculo de compositores rusos integrantes de Los Cinco, en San Petersburgo,  integrado por Mili Balakírev (el líder del grupo), César Cui, de origen lituano, Nikolai Rimski-Korsákov, Alexander Borodin y el propio Modest.

Entre las obras de estos grandes músicos hay múltiples referencias a la final que vamos a contemplar dentro de pocas horas en Kiev.

Una de las mejores obras de Balakírev es nada menos que la “Obertura sobre el tema de una marcha española, que está compuesta bajo unas variaciones sobre el tema del Himno nacional de España.

César Cui, cuya producción fue notable y hoy en día está en el olvido, compuso la maravillosa ópera para niños, “El gato con botas”, supuestamente basada en el cuento de Perrault, pero hoy en día podemos afirmar que fue en honor de nuestro gato Karim Benzema, héroe del partido de vuelta de semifinal ante el Bayern de Múnich.

El más famoso de Los Cinco, Rimski-Korsákov, compuso la ópera “La noche de mayo”, que será la noche del 26 de mayo de 2018, además de su maravilloso “Capricho español” . ¡Qué mejor capricho que lograr la Decimotercera!

Alexander Borodin, cuya obra más famosa fue quizás la mejor ópera rusa de todos los tiempos, El Príncipe Igor (completada por su amigo Rimski- Korsákov al dejarla inacabada Borodin), compuso la bella canción Orgullo , una de las palabras que mejor define al madridismo. Otra maravillosa canción de este músico es Desde mis lágrimas, esperemos llorar todos de felicidad tras la final ya bien sea desde Kiev, desde la Cibeles, desde Tarragona o desde Yakarta.

Cada minuto que se acerca el momento de la Final crecen los nervios. No ayuda nada que el periodismo antimadridista esté resultando últimamente como El vuelo del moscardón  , también de Rimski-Korsákov, en lugar de admirar la gesta de un equipo que se planta por cuarta vez en cinco años en la final de la competición de clubes más prestigiosa y más difícil del planeta.

Ya sólo nos queda pues esperar a que los nuestros den lo mejor de sí – como suelen hacer en estos momentos clave – y que podamos asistir, una vez más, a una nueva Consagración de la Primavera, otra obra maestra de la música eslava (en este caso de Igor Stravinsky), en la que este grupo magnífico dirigido por el Zar Zidane (ZZ), nos abra la Puerta Dorada de Kiev.

6 comentarios en: La puerta de Kiev