Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
La noche de las uralitas rotas

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

La noche de las uralitas rotas

Escrito por: La Galerna18 mayo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hubo un febrero en el que el cielo estuvo enladrillado y no hubo desenladrillador que lo deselandrillase. Es más, no hubo nadie por esos lares que moviese un dedo por desenladrillar lo enladrillado. Más que uralitas y ladrillos lo que abundó entonces fue el rostro de hormigón armado que sacaron a relucir dentro y fuera de Galicia diversos ediles, primeros ediles y correveidiles. La  canción reza aquello de miña terra galega, donde el cielo es siempre gris y la actitud de unos y otros entonces acabó en un nuevo Siniestro Total para el de siempre. Hablamos del Real Madrid de la otra mejilla, el otro cachete y la otra nalga, pero mucho señorío.

Sí, el Madrid ejecutó todo un brainstorming de ideas para evitar el aplazamiento del partido, previsor ante el advenimiento de un calendario terrible, pero lo hizo ante interlocutores interesados con manifiesta afonía en la cabeza. Tal es el caso del Señor Alcalde. Sí, el mismo. El responsable de tener Balaídos con uralitas voladoras y unas gradas chuscas que harían palidecer a Naranjito se ponía estupendo, arremetía contra el Madrid, desfilaba por las tertulias nocturnas y se ganaba en un periquete el sonoro y rotundo aplauso anti.

Así llegamos anoche a Vigo, jugándonos la Liga en tres partidos en siete días mientras otros disfrutan de su tiempo libre para aprender la alineación celtiña y el once del Málaga. Con la competición tan adulterada como un solomillo de Irún al clembuterol y una animadversión de pitiminí cocinada a fuego lento en la caverna mediática, llegamos anoche al estadio de la Uralita a jugarnos la vida ante un rival tan motivado que cualquiera hubiera dicho anoche que le debían dinero.

Sin embargo, en la noche de las uralitas rotas no hubo lugar para el regocijo de nuestros infatigables y maledicentes enemigos. Cristiano se encargó personalmente de la rapa das bestas, Isco de la queimada y las meigas, y Keylor volvió a estar a feira. Mientras tanto, la bilis ya corre cual Ria Baixa y se desborda cual Miño tras nuevo paso de temporal arranca-uralitas y los huracanados vientos de La Galerna.

Dado el desolador panorama, nuestros amics de la prensa catalana han optado hoy por tapar sus vergüenzas en sus primeras planas. Allí verán el resultado de Vigo en pequeñito. Oculto tras la enésima portada de Messi y Bellerin, que va camino de ser el nuevo Marquinhos culé de los fichajes estivales y los rumores veraniegos. La situación es desesperada. Tanto, que Sport se permite un impulso lírico de denominar a Málaga como la última esperanza. Curiosa tan sobrevenida admiración por un club cuyo jeque denominó hace unos días como escoria a la prensa deportiva catalana. No a los catalanes como habría de rectificar, sino a su prensa deportiva. Vayan ustedes a saber por qué.

Las palabras del jeque molestaron y lo del Madrid anoche generó profunda jequeca. Sólo así se explican los exabruptos vomitados por un tal Francesc Aguilar en Mundo Deportivo, rodeado como está en la edición online de múltiples “escándalos” situados en otros tantos titulares.

Dice el aguililla de Aguilar que hubo penalti de Varane, otro de Ramos, una expulsión de Casemiro y un techo de uralita. Dice Francesc, franco, que no hay derecho, que normal que el Tucu Hernández reparta leña, mamporros y tortazos ante la perfidia blanca.

"Así gana el Madrid", escupe con desprecio. Ay, cómo lo sabes Francesc.

También lo sabe Sport cuya edición online presentaba un inmejorable aspecto ayer al filo de la medianoche, imagen que también refulge hoy al alba. Pasen y lean: “El escándaloso arbitraje de Martínez Munuera en Balaidos”, “Un penalti de Sergio Ramos  ¡termina en expulsión de Aspas!”, “Un fallo que nunca puede hacer un Balón de Oro”, “Otra expulsión perdonada a Casemiro”, “¡Le perdonan la amarilla a Cristiano!”… y un largo etcétera.

Ya saben que el odio es el camino más corto al Lado Oscuro pero parece ser que allí, tiempo ha, se les apagaron todas las luces.

La vela de la caverna la sostienen ex aequo la Hernia y la Ouija, tímidos, timoratos, después de calentar el partido  durante varios días no vaya a ser ahora que nadie compre el desplegable de los campeones del 21 de mayo y prefieran hacerse con el set de aperitivos reveníos del Barça que se vendía con las cabeceras sportivas catalanas la semana pasada.

Ya sabemos cómo son. Sobre todo la Ouija, porque el otro es tan de consenso, tan amigo de los niños, la democracia, el protocolo y los buenos modales que se enreda más que el moño de una loca. Pero la Ouija, ay la Ouija. Hoy parecen recatados, hasta Freddy parece hoy modosito desde su púlpito. Pero no lo olviden.

Anteayer, AS dedicaba su portada a los ultras del Frente Atlético que 24 horas después hirieron a 20 hinchas madridistas en los aledaños del Calderón.

Sin acritud.

Y viento en popa a toda vela a por la Liga.

Y a por la Duodécima.

Hala Madrid…. Ladran, luego cabalgamos.