Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La liga de la Justicia

La liga de la Justicia

Escrito por: Pedro Lancha12 mayo, 2024
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Lo que voy a escribir a continuación es una reflexión que me vino a la cabeza entre el minuto 83 y el 87 del pasado partido de semifinal contra el Bayern Munich. Lo reconozco. Fui débil. Dudé. Sé que con el Real Madrid hay que creer hasta el final, pero hubo un momento en el que vi la eliminatoria perdida. No pude gestionar mis pensamientos negativos como un buen madridista habría hecho. Si bien aquella avalancha de pesimismo me hizo reflexionar sobre la importancia de la temporada que el Madrid nos había brindado hasta ese momento. Sin saber lo que estaba por llegar. En esa reflexión me di cuenta de que la liga recién conseguida, bien por la prudencia del Real Madrid o bien por la torpeza de los dirigentes de LaLiga, había sido relegada a un “segundísimo” plano. Tanto, que incluso parecía que el aficionado había dejado de darle importancia.

Es cierto que ganar Champions es insuperable. Es la competición que más nos ha hecho disfrutar y la que le ha dado al Real Madrid la dimensión que hoy tiene (y viceversa). Pero quizá este mimo por la competición europea daba la sensación de que se traducía en un cierto desprecio hacia el campeonato nacional. De hecho, incluso llegué a pensar que los propios jugadores llegaban a tirar en muchas ocasiones esa competición nacional, aun siendo claramente mejores que sus oponentes. Algo que me molestaba en exceso y por lo que eran objeto de mis críticas (ya he dicho que soy débil).

Real Madrid

Una vez conocido el pastel del Negreirato, entiendo perfectamente ciertos comportamientos. Si los aficionados sospechábamos que había algo que olía a podrido, no me quiero imaginar lo que percibirían los jugadores. Al fin y al cabo, ellos tratan directamente con rivales, árbitros, presidentes y demás calaña. Así que habrán oído y vivido en primera persona todas esas fechorías que se han estado cometiendo durante tantos años. En ese caso, ¿cómo no se va a desfallecer en el esfuerzo de lograr algo que se sabe viciado? ¿Cómo no vas a concentrar tus objetivos en otras metas? Es como tratar de achicar agua del propio mar con un cubo de playa. Aun así, se logró el triunfo en muchas ocasiones. Muchísimas, diría yo viendo el percal que vemos hoy. Y por eso era tan importante ganar la liga de este año. Una vez destapada la corrupción y evidenciadas las famosas facturas, no podía permitirse dejar ganar al tramposo. Por eso se ha ganado como se ha ganado. Con cuatro jornadas de sobra y un claro dominio a pesar de los reveses humillantes como aquel “fucking goal”. No cabía otra manera de hacerlo.

Una vez destapada la corrupción y evidenciadas las famosas facturas, no podía permitirse dejar ganar al tramposo. Esta liga debe recordarse como “La Liga de la Justicia”

Esta liga debe recordarse como “La liga de la Justicia”. Un nombre inmejorable porque fue ganada de forma brillante por un grupo de superhéroes, como aquellos de DC Comics. Un grupo de jóvenes sobrehumanos que decidieron plantar cara a un villano hasta derrotarle y humillarle. Peleando hasta el último minuto en cada partido. Aunque matemáticamente la victoria final ya estuviera encarrilada. No había que darle aire a enemigo. Daba igual que el esfuerzo pudiera pagarse caro en Champions. Poco importaba que el empate contra el Barça en el último clásico valiera para asegurar el triunfo. Había que ganarles. Y se ganó. Por eso creo que esta liga es de las más importantes que recuerdo. Algunos quieren desprestigiarla. Como desprestigian los triunfos en la Champions. Pero esta liga es una revancha de todas aquellas perdidas injustamente, como las de Tenerife. Me niego a que sea un simple trofeo más en las vitrinas, ensombrecida por otra copa aún más importante que puede estar por llegar. Esta liga hay que lucirla, pasearla por todo Madrid. Como paseaban las legiones romanas a la vuelta de sus campañas bélicas.

Celebración de la liga 36ª

Esta liga hay que lucirla, pasearla por todo Madrid. Como paseaban las legiones romanas a la vuelta de sus campañas bélicas

Hace poco se celebraba el veinticinco aniversario del disco “Honestidad Brutal” de Andrés Calamaro. Obra maestra de la música rock (aunque no sólo era rock) en castellano. En el libreto que acompañaba aquel CD, mejor dicho, aquellos dos CDs (37 canciones), había una frase que me marcó tanto como la mayoría de sus canciones: “La honestidad no es una virtud, es una obligación”. Pues sirva esta liga también para hacer un homenaje al gran Calamaro y para decir que ganar esta liga no era una virtud, era una obligación. Por suerte estábamos en las mejores manos. Y ahora, tirando también de repertorio “Andresiano” diré que pase lo que pase en Wembley “los quiero igual” por “las alegrías que le dan al pueblo” y que nunca cambien, porque “vivir es jugar y yo quiero seguir jugando”, con ellos.

 

Getty Images.

Un comentario en: La liga de la Justicia

  1. La liga ha sido un gustazo ganarla. Claro. Aunque no me compensa , ni me resarce, de los tenerifazos y demás. La liga española es una broma de mal gusto. Reconozco que hay un enganche emocional con el fútbol, que hace centrar cierta atención. Pero la LFP no tiene credibilidad. Una estafa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Dicen que los mejores libros son los que te cuentan cosas que ya conoces, haciendo que recuerdes algo vivido o experimentado en tu mente.
La serie de relatos de @Cuatroamiguetes , siendo una ficción,
produce un efecto similar al leerlos.

https://twitter.com/lagalerna_/status/1791398952182374605?t=J_kbyhOdYwYodLz3h7_32Q&s=19

⚖️Nueva entrega de Anatomía de un negreirato, la décima. Sin cabezazo de Ramos, pero con la contundencia habitual de @Cuatroamiguetes

Hoy declaran Sánchez Martínez y De Burgos Bengoetxea.

👇👇👇

Qué gozoso recorrido por el calendario de un año cualquiera este que hace @antoniovv en @lagalerna_

Spring, spring, spring, como cantaban en aquel musical (sólo los muy puretas sabrán en cuál).

«Madridistas, disfrutad, en un par de meses llegarán los de siempre a contarnos lo mal que está aquel que no deja de buscar más espacio en sus vitrinas, y el futuro brillante que tienen quienes llevan más de un año sin tocar metal».

✍️@antoniovv

👇👇👇

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram