Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La liga de los cuernos

La liga de los cuernos

Escrito por: Fred Gwynne20 junio, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Manolo había leído la noticia en el “Diario Gol” hacía un par de días. Y lo que decía “Diario Gol” iba a misa. Noticias contrastadas, periodismo de gran calidad e informaciones de primera mano. Para ser sincero, la noticia no le sorprendió. Ese fullero equipo, esa fábrica de degenerados siempre protagonizaba sonados escándalos. Nada nuevo bajo el sol. El último, el que esta prestigiosa publicación había destapado mostrando al mundo entero las vergüenzas del madridismo, era que sus aficionados eran los más infieles de España. Vamos, unos guarros. Y no le extrañaba, ¡cómo le iba a extrañar! Normal. Era normal. El equipo más tramposo de la historia del fútbol también tenía que ser el más tarambana. ¡Cuánto dolor! ¡Cuántas familias rotas por culpa del Madrid! ¡Cuántos niños sufriendo por su culpa!

Menos mal que el Barcelona existía. Menos mal. Ellos sí, ellos eran un modelo en el campo y en sus casas. Ellos eran una gran familia. Una afición como Dios manda. Y él era el mejor ejemplo. Formal, fiel y con una novia cariñosa de la que estaba profundamente enamorado.

-¿Quieres un cigarrito?

-No cariño. Me ha entrado el hambre. ¿Me traes algo de la nevera?

-¿Quieres un sándwich de jamón?

-Vale. Y tráeme también una coca-cola, por favor. Gracias, eres un cielo.

Manolo se levantó de la cama, se puso su calzoncillo del Barcelona y fue a la cocina con una sonrisa. No le gustaba mucho lo de comer en la cama pero a ella le encantaba. Siempre que lo hacían le entraba el hambre. Hizo el sándwich, cogió un par de coca-colas, unas servilletas de papel y lo puso todo en una bandeja. Por un momento se le ocurrió rememorar la escena de la salchicha de “Despedida de soltero” pero le dio vergüenza y lo olvidó inmediatamente. Volvió a la cama, se metió dentro y le tendió un bocadillo a su novia.

-Manolo, tengo que confesarte una cosa.

-Dime, reina.

-Yo…

-Dime, corazón.

-Es que no sé por dónde empezar. Es algo tan delicado. Tiene que ver con nuestra relación, con la fidelidad…

-¿No te habrás acostado con otro?

-No…bueno… no técnicamente.

-¿Cómo que no técnicamente? ¿Y eso qué es?

-Bueno…pues eso, que técnicamente no, que…vamos…que todavía no.

-¿Cómo que todavía no? ¿Pero qué me estás contando?

-Mira Manolo, nos conocemos desde hace seis meses y te lo he contado casi todo sobre mí menos una cosa, y esa cosa…

-Esa cosa ¿qué? ¿Qué es esa cosa?

-Verás…yo sé que eres muy culé y como te quiero…como te quiero mucho…yo…yo…

-Tú ¿qué? Habla de una vez, por Dios.

-Yo…¿recuerdas que te dije que no me gustaba el fútbol? Pues te mentí. Me gusta. Y mucho.

-Serás tontita. ¿Y eso era todo? Ven, dame un beso.

-Espera Manolo, es que soy…del Madrid.

-¿Qué?

-Que soy del Madrid.

-Del Madrid, ¿Que eres del puto Madrid? ¿Y esperas ahora para decírmelo? Golfa, más que golfa. ¡Fuera de mi casa! ¡Infiel! ¡Adultera! Anda que no tenías equipos para elegir. Y no, no, del puñetero Madrid tenías que ser. No, si ya te notaba yo algo raro. Esas miraditas al vecino, ese trato preferencial con el carnicero, ese…ese…¡golfa! ¡Buscona!

Manolo llevaba varios meses sin pareja cuando se fijó en aquella morenita que le ponía ojitos en la discoteca. Metió barriga, se peinó con la mano sus rebeldes cabellos y caminó hacia el rincón donde estaba.

-Hola.

-Hola, soy Mónica.

-Manolo, encantado de conocerte.

-Lo mismo digo.

-Perdona que te haga esta pregunta pero…¿tú no serás del Madrid?

braguitas real madrid

Fred Gwynne
Soy un hombre hecho a mí mismo. El problema es que me sobraron algunas piezas. SOL O CONTIGO. Persigo playas.

2 comentarios en: La liga de los cuernos

  1. Bonta y graciosa fantasía.

    Bueeeeeeno, aparte de nazis, descerebrados, miserables, interesados y no sé cuantas lindezas más que nos han llamado a los aficionados del RM, sólo nos faltaba lo de puteros, folladores compulsivos, ponecuernos y rompehogares.

    Al menos con estos insultos de índole sexual podemos pasarlo pipa y no sólo ir al paso de la oca, lo cual es una mejora de nuestra mísera existencia.

    ¡A ver, ¿quién manda en esto? Exijo mi cuota de hembras follamadridistas que ligo menos que los Roper!

    Seguimos para bingo. Ja, ja, ja, son entrañables los guardianes de la ética y la moral. "Amos", no jodas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El Barcelona es más que un club porque se dedica tanto a las cosas del fútbol como a las de la política.

Nuestro editor @JesusBengoechea se dedica a lo que le corresponde y ha escrito este artículo:

https://www.lagalerna.com/el-barcelona-con-torra/

Aquí @Pacurll sintetiza mejor que nadie, y con solo un punto más delirante que la realidad, los argumentos antiVAR del antimadridismo.

A través de @lagalerna_

https://www.lagalerna.com/quejas-y-reclamaciones-al-var/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram