Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La insufrible cantinela del reparto televisivo

La insufrible cantinela del reparto televisivo

Escrito por: Antonio Vázquez25 agosto, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Otro verano más, se ha hecho evidente la pérdida de competitividad de la Liga con respecto principalmente a la Premiership inglesa. Los equipos británicos pagan sin apuros abultados traspasos por futbolistas de equipos españoles, sean estos punteros o no. Al tiempo, en la competición nacional apenas hay movimientos en cuanto a fichajes, con la excepción de un club muy concreto que ha quemado parte de sus ingresos futuros para poder firmar a los futbolistas que su exigua tesorería ordinaria imposibilitaba. Las razones de que la brecha entre las dos competiciones no deje de crecer son variadas y habría mucho que debatir acerca de ellas, quizás poniendo el foco sobre la labor que han hecho sus gestores, en nuestro caso LaLiga.

Si atendemos a los razonamientos de los aficionados de un buen número de equipos, el problema principal es solo uno: el desigual reparto del dinero de los derechos televisivos, con Real Madrid y Barcelona muy alejados de los demás. Es un mantra que se repite desde hace décadas. E incluso llevó a que se redactara un Decreto Ley que regula tanto la comercialización unificada, como el modelo para distribuir los ingresos, en una decisión que atenta directamente contra el libre mercado pero que, curiosamente, apenas fue cuestionada. Según los críticos, el reparto de la Liga española tendría que ser igual que el de la Premier League. Con ello se mejoraría la competitividad, se incrementaría el interés del campeonato y se acabaría con sus problemas. Veamos si es verdad.

Premier derechos televisivos

El sistema inglés y el español son desde 2015 mucho más similares de lo que se dice. En la Premier, en torno al 67% del dinero se otorga a partes iguales entre los 20 equipos participantes, mientras que el resto se reparte en función de méritos deportivos (16,5%) y audiencias (16,5%). En España el reparto es 50% en común y un 25% en cada uno de los otros dos conceptos. Haciendo cálculos aproximados con los datos de la última temporada, cambiar al sistema inglés haría que el Madrid o el Barcelona cobraran alrededor de 40 millones menos cada uno, el Atlético perdería unos 30, o el Sevilla unos 15. A partir del séptimo que más percibe, los equipos sí mejorarían entre unos cientos miles de euros y hasta 12 millones (los recién ascendidos). A pesar de esta modificación, aún seguirían existiendo diferencias de más del doble entre lo que perciben los equipos más humildes en la Premier y la Liga. Vayamos a una hipótesis extrema en la que los otros 18 clubes se reparten la cuantía total de la partida de derechos televisivos de blancos y azulgranas. No llegarían a 18 millones más de ingresos por campaña. Es decir, en ningún caso supondría un cambio en el equilibrio de poder del campeonato, por mucho que se insista en ello.

El sistema inglés y el español son desde 2015 mucho más similares de lo que se dice. Si los otros 18 clubes se reparten la cuantía total de la partida de derechos televisivos de blancos y azulgranas. No llegarían a 18 millones más de ingresos por campaña. Es decir, en ningún caso supondría un cambio en el equilibrio de poder del campeonato, por mucho que se insista en ello

La principal diferencia en un campeonato y otro no es cómo, es cuánto. El pastel en Inglaterra es de 3.000 millones y los nuevos acuerdos dan a entender que seguirá creciendo, mientras que en España no llega a la mitad (1.444 la última campaña). Así que de lo que se trata es de mejorar el producto para que se vea más aquí y, sobre todo, fuera de aquí. En esta partida estriba la principal desigualdad entre lo percibido por ambas ligas. Y, aunque esto duela a los aficionados de los equipos menos potentes, las banderas del fútbol español son los mejores conjuntos, aquellos que tienen aficionados lejos de nuestras fronteras dispuestos a pagar o a ver publicidad para disfrutar de sus partidos. Exactamente igual que ocurre en la Premier, donde las audiencias también se concentran en un puñado muy reducido de equipos. No es la igualdad hacia abajo lo que hará mejorar las perspectivas económicas de la liga española. Es ver mejores jugadores y mejores partidos, especialmente entre los equipos más potentes. Hay mucho de complejo y muy poco de visión en celebrar que jugadores como Mbappé o Bernardo Silva no lleguen a España. De un Madrid y un Barcelona (quizás habría que añadir también al Atlético) fuertes se benefician todos los demás, que ya cuentan con un paraguas legal para percibir unos ingresos por derechos televisivos que, sin duda alguna, no conseguirían negociando individualmente en el libre mercado, como se hacía hasta hace unos años. Los grandes ya son damnificados en el actual modelo. Por eso mismo, los cuatro equipos más potentes de la Premier también están alentando un cambio en los términos de su reparto, sabedores de que también son ellos los principales generadores de riqueza para su campeonato.

La principal diferencia en un campeonato y otro no es cómo, es cuánto. El pastel en Inglaterra es de 3.000 millones y los nuevos acuerdos dan a entender que seguirá creciendo, mientras que en España no llega a la mitad (1.444 la última campaña)

Los que abanderan un movimiento para que los dos clubes hegemónicos de la Liga dejen la competición no son conscientes de que lo que se paga globalmente por los derechos de TV se reduciría drásticamente, probablemente a mucho menos de la mitad. De hecho, ambas escuadras concentran más de la mitad de la audiencia semanal del fútbol en España y un porcentaje aún mayor fuera. Casi todos los equipos ya tienen serios problemas para mantener sus plantillas, incluso tras vender a un fondo un porcentaje de los derechos de TV hace solo un año. Así que la reducción de una partida que pesa mucho más en los presupuestos de los demás de lo que lo hace en el caso de Madrid y Barça desembocaría en una venta obligada y masiva de activos, con el consecuente empobrecimiento deportivo. Si eso es lo que desean, estupendo, pero habría que tener claras las consecuencias y no elucubrar con imposibles. Sin el Madrid y el Barcelona, la liga española tendría la importancia y la audiencia de un campeonato de segunda o tercera fila, peores jugadores y peores resultados en competiciones internacionales. De la ansiada batalla contra la Premier, algunos quieren pasar a pelear con la Primeira Liga portuguesa por ser la sexta o la séptima mejor de Europa.

 

Getty Images.

8 comentarios en: La insufrible cantinela del reparto televisivo

  1. ¿Existe la posibilidad de que la Premier autorizará en su caso, una petición de incorporación del RMCF a su campeonato?. Todos saldrían ganando..... excepto, claro está, los equipos de La Liga, esos equipos paniaguados y con las tragaderas tan vergonzantes, incapaces de denunciar la actuación corrupta de Tebas-Roures, Rubi-Geri y las palancas del FC Trampolona.

    1. Es interesante esa posibilidad, pero la Premier ya votó en contra de acoger a Celtic y Rangers hace unos años, y de forma masiva. Los equipos más potentes, temerosos de que fuera más complicado ir a Europa o, incluso, pelear por el título. Los más pequeños, conscientes de que era más fácil que descendieran. Dudo mucho que la Premier quiera meter a un tiburón en su piscina.
      Y esto vale también para el Barça cuando amenaza con irse a otro campeonato. Es bastante difícil que los otros miembros de la liga quieran un cambio tan radical del 'status quo'.

  2. A mi me da igual la liga, pensando en el Real Madrid lo que querría es una liga europea fuerte y jugar cada fin de semana por los campos de Europa a modo de dos grandes grupos de 20 equipos por ejemplo y que terminara con unas eliminatorias entre los 4 primeros de cada grupo por ejemplo (o los 8 primeros) por ejemplo.

    1. ¿ Dos grupos de 20 equipos ? No se donde ves tu cuarenta equipos de primer nivel en Europa, yo por más vueltas que le doy no encuentro más de 14 o 16 equipos para competir. Eso sería devaluar la competición desde el primer año.

      1. O una liga regular de 20 equipos lo que sea será mejor que la liga española, no es necesario si son 40 que los 40 sean equipos punteros, si pones 5 de España, Italia, inglaterra y Alemania ya te salen 20 y los otros 20 que salgan del resto de países y encima equipos de países pequeños que hace x años eran potentes en Europa cuando las ligas nacionales estaban más igualadas ahora con la liga europea pueden resurgir.

  3. Si ya cuando contábamos con los 2 mejores jugadores del mundo en La Liga (Cristiano y Messi), ganando Champions y Europa league, los equipos españoles varios años seguidos, ya en aquellos años, 2017 y 2018, no teníamos los mejores ingresos a nivel audiovisual, pues imaginemos que nos vamos quedando sin todo eso....
    Autocrítica solo para el RM, el tipo de gestión de esta chusma, nadie la cuestiona, no se mueven iniciativas y los que lo hacen (véase Superliga), les llueven palos de todos los colores. Tenemos lo que nos vamos mereciendo, ni más ni menos, que cantaban Los Chichos.

  4. Tal vez habría que intentar hinchar artificialmente a otro equipo para que hubiera 3 o 4 en la lucha y ganase interés.

    A fin de cuentas es lo que se hizo allá por los 80 con el Barcelona. Polanco compró los derechos para retransmitir partidos en su recién nacido Canal+ y nadie iba a pagar por la tele en la época que todo era en abierto, a no ser que se les pudiera un caramelo.

    Si el Madrid ganaba 7 de cada 10 ligas, el interés en pasar por caja por un partido era menor que si en esos partidos había "chicha". Así que le adjudicaron al barsa unos derechos televisivos que ellos no generaban ni de lejos por aficionados y audiencia, y con eso pudieron crear el "dream team" y todo lo que vino luego, generando un interés por el fútbol con esa rivalidad artificial con la que Canal+ podía recuperar la inversión y obtener enormes beneficios. Hasta entonces, no el Barsa era más que un club en el escalón del Atleti, con 8 o 9 ligas en su historia y nula repercusión en Europa.

    Si ya crearon un "grande de España y Europa" donde no lo había, podrían hacerlo de nuevo con un Sevilla, Valencia o el que sea.

  5. Una de las más importantes razones de la diferencia de ingresos entre los clubes de la Premier y los de la Liga está en los ingresos de estas dos “empresas”. En Reino Unido, ya en 2017 había 12,7 millones de abonados a la tv futbolera. En España, en 2021, unos 3,5 millones de abonados. Eso, sin contar los derechos internacionales. A más ingresos de las teles, más dinero a repartir entre los clubes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tweets La Galerna

Tim Burton, de golpe y porrazo, se ha convertido en uno de los directores favoritos de @AthosDumasE.

A que no adivináis por qué.

https://www.lagalerna.com/el-madridismo-de-tim-burton/

⚽️El @realmadridfem se ha clasificado para la fase de grupos de la @UWCL tras la carrera de obstáculos establecida por la UEFA para su acceso.

✍️🏻@AlcalaZamoraFer firma la crónica de la victoria de anoche frente al Rosenborg 👇🏻

https://www.lagalerna.com/real-madrid-femenino-2-rosenborg-1/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram