Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La indiferencia política en el BarçaGate

La indiferencia política en el BarçaGate

Escrito por: Antonio Vázquez21 abril, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Las Cortes Generales del Reino de España son la institución que ostenta el poder legislativo de este país, lo que implica que allí se debatan grandes asuntos de Estado, aunque también se parlotee sobre temas muy menores, que supuestamente son una preocupación para los ciudadanos. Así, en las últimas semanas en el parlamento español o sus pasillos se ha debatido, por ejemplo y entre otras muchos aspectos de dudosa importancia, sobre la maternidad subrogada de Ana Obregón.

Los políticos de diferentes partidos y tendencias se apresuran a opinar sobre aquello que pueda otorgarles algo más de popularidad, que arañe algún voto potencial. Pretenden así hechizar al votante con unas declaraciones (habitualmente tan superficiales y demagógicas como las de cualquier tertuliano) acerca de aquello de lo que se debate en oficinas, bares o ascensores. Pero no todos los focos de atención están igual de presentes. Por ejemplo, el ‘BarçaGate’, un escándalo con amplísima resonancia dentro y fuera de nuestras fronteras, pero que ha pasado de puntillas entre nuestra clase política. Es un sapo difícil de digerir porque cualquier mención, por nimia que esta sea, solivianta a una masiva parte de una comunidad muy poblada. Así que todos los partidos (al menos a nivel nacional), sean cuales sean sus principios e ideologías, se han puesto por una vez de acuerdo en un asunto; ignorar el mayor escándalo de la historia del fútbol español. Y esto nos indica a las claras que desde las altas instancias del Estado no hay ningún interés en que se haga justicia y se repare a las víctimas de una auténtica estafa millonaria.

Albert Soler

Como ya imaginábamos, el Barça va a salir indemne en España tras décadas desarrollando y beneficiándose de un sistema corrupto. Lo máximo que le podría pasar a instancias judiciales es que varios de sus dirigentes sean condenados. Hemos asumido también que los castigos a nivel de club no concluirán ni en su cese temporal de actividades, ni mucho menos en su disolución, las dos posibilidades punitivas que refleja el código penal. Así que solo queda la esperanza de una condena, aunque sea simbólica, que obligue a la UEFA o a la FIFA a sancionar como se merece a quien ha manchado para siempre el fútbol español. Resulta paradójico que tras años de una denodada lucha contra el monopolio de las instituciones futbolísticas supranacionales, el madridismo se tenga que encomendar ahora a ellas con la escasa esperanza de recibir reparación ante el evidente perjuicio sufrido.

El ‘BarçaGate’, un escándalo con amplísima resonancia dentro y fuera de nuestras fronteras, pero que ha pasado de puntillas entre nuestra clase política. Es un sapo difícil de digerir porque cualquier mención, por nimia que esta sea, solivianta a una masiva parte de una comunidad muy poblada (votos)

La reclamación de desagravio madridista es lo que duele más en la directiva del Barcelona. Es obvio que si se creó aquel método fue para otorgar ventajas a un equipo, y también para perjudicar a otro muy concreto. Así lo señalan los fríos números, difíciles de manipular, aunque así se haya hecho durante mucho tiempo. Además, la arraigada costumbre del bando azulgrana de tergiversar la realidad, acusar y escribir un relato único, siempre sin contestación, ha cambiado al fin. Y no ha sentado bien. Laporta pensaba que podía limpiar los pecados de su equipo dispersando mierda en dirección al Madrid, a sus propios auditores, a Tebas, al resto de equipos de la Liga y a algunos medios de comunicación (no a los que maneja, por supuesto) y que no recibiría respuesta. Pero todos ellos han reaccionado, desmontando un argumentario paupérrimo, que además se llevaba filtrando a los altavoces afines durante semanas.

Laporta, más allá de la caricatura

Ni hubo sorprendentes revelaciones, ni se presentó una sola prueba real que sustente ninguna de las teorías con las que se elucubra desde hace meses para intentar que el Barça, una vez más, quede impune. Aquello no fue un servicio normal que tienen todos los equipos, ni Negreira era un timador sin influencia, ni se trata de un desvío de dinero de varios directivos corruptos, ni hay informes. Absolutamente todos los indicios siguen apuntando en la misma dirección que cuando este caso se conoció. El Barça pagó durante al menos 17 años al vicepresidente de los árbitros para condicionar a todo el estamento y lograr más decisiones a su favor y más contrarias a su principal rival. Y lo logró.

Las excusas de mercadillo pueden despertar entusiastas aplausos entre una parroquia que ni ve, ni quiere ver nada raro en estos hechos con evidentes señales delictivas. Pero servirán de poco ante profesionales del derecho y especialmente ante instituciones futbolísticas que, a la postre, son conscientes de que buena parte de la supervivencia de su negocio depende de que los aficionados sigan consumiendo un espectáculo que se supone justo, y que no lo ha sido durante muchísimo tiempo.

 

Getty Images.

9 comentarios en: La indiferencia política en el BarçaGate

  1. En buena lógica no se debería mezclar futbol y política. Esto los políticos nacionales ( me refiero a los de ámbito nacional) lo saben y los equipos de fútbol también. Pero hay una excepción, aquellos que además presumen de precisamente ser más que un club. En este club la política y el futbol van unidos, incluso Lapota presumió de ello en su última pseudo ruedadeprensa. Esa identitat catalanista como si no pudieras ser del barca sin ser independentista. Difícil de explicar sobre todo para los seguidores del barca no catalanes. Tan difícil de explicar, y también presumen de ello, los del Bilbao, que no admiten jugadores que no sean vascos, otra chorrada a mi entender.

    Quién explica esto muy bien es el historiador Javier Morilla en un video de YouTube del canal de Ramon Álvarez de Mon. Una maravilla de video. Verlo con tiempo porque dura una hora, pero merece muchísimo la pena. https://youtu.be/W_bqlcBKStw

    Buen finde!

  2. Precisamente anteayer me comentó un anciano desconocido que, hace unos años, fue a Madrid y quisieron acercarse a las inmediaciones del Congreso de los diputados. La anécdota es que a su señora esposa le comentó algo así: "Mira, aquí se representan las obras de teatro más grandes"...Pasando muy cerca un grupo de mujeres ,que por su porte y edad , deducíase eran secretarias, funcionarias, etc, conocedoras del percal, comentaron al respecto : "no lo sabe usted bien..." o "cómo lo sabe..."
    Pero , hace dos días, antes de despedirme de aquel encuentro circunstancial y fortuito , el experto veterano, dijo: "allí solo se discute, de verdad, de futbol". Pues ya vemos ...que no es del todo cierto...que habría que matizar.
    Es una paradoja, a la vez que un fenómeno sociológico digno de análisis. Al igual que con "la roja" , con todo su politiqueo maquiavélico y perverso , han conseguido la desafección -irreversible- de muchos madridistas respecto a la selección , con toda esta inacción , entre otras cuestiones "políticas", están provocando el desarraigo de muchos españoles en relación a España. Te impelen a la desidentificación con una gran nación. Ojo, que no es una cuestión menor. Ni menor ,ni baladí.

    1. Afortunadamente, los tiempos cambian y cualquier mujer, sea cual sea su porte y edad, puede ser una política, bedel, o espía tan inepta como sus colegas masculinos.

      Tela lo que hay que seguir leyendo y escuchando a algunos…

      1. Lo bueno de la libertad de expresión es que uno puede decir lo que sea sin faltar al respeto y, a ser posible, sin insultar a la inteligencia . Pero en aras de una comunicacion es de agradecer que el
        receptor del mensaje lo interprete adecuadamente.
        En cualquier caso, los/las/les de la susceptibilidad un tanto exagerada o los/las/les que disponen de tiempo para trolear también tienen derecho a la vida.
        *Gracias por recordarme que los tiempos cambian. Aunque , supongo , el paso de los años
        no impide que a través de un aspecto (porte, edad...) puedas intuir oficios, funciones y desempeños.

  3. Con nuevo comentario vuelve a demostrar que se deja guiar por sus prejuicios en sus juicios de valor o comentarios gratuitos; eso no es bueno para usted, pues puede llevarle a cometer errores de apreciación e incluso a hacer el ridículo.

    1. Con su nuevo comentario confirma lo que ya sabíamos , que la subjetividad de sus opiniones raya en lo patológica; eso siendo generoso.
      Si ve que no mejora , que va ser que no, cambie de profesional.
      Dudo mucho que alguien como usted sea capaz de intentar , siquiera, dejar de enfangar este foro. Usted sabrá del por qué de sus compulsiones. Lo normal sería opinar y dejar que los demás lectores opinaran sin entrar en cuestiones ridículas y absurdas como usted.
      Ya sabemos de quien se trata , ya le he dicho todo lo que había de decir. Si quiere seguir dando la brasa , sepa que , por lo que a mi respecta, pincha en hueso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

"El VAR es irreversible y se defiende solo. Cancelarlo sería como eliminar Internet argumentando que ha desnaturalizado a la sociedad."

Tremendo artículo de calidad. Muy de acuerdo con casa letra del mismo.

Justicia y tecnología son esenciales tanto para la sociedad como para el fútbol. Una cámara de seguridad puede incomodar a algunas personas, pero sólo disgusta profundamente al ladrón.
En defensa de un VAR mejor.
Lujazo volver a escribir en @lagalerna_

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram