Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La gran aventura de Vicente del Bosque

La gran aventura de Vicente del Bosque

Escrito por: Mario De Las Heras18 marzo, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Dicen que una vez le preguntaron a Figo por Del Bosque y el portugués respondió: “Bien, no molesta”. Roberto Carlos dijo de él que era más bien un amigo porque les dejaba hacer lo que querían, como entrenar los lunes (y a veces también los martes) a las cinco de la tarde “porque por la mañana casi nadie llegaba”. La semana pasada Álvaro Benito nos dijo que Vicente del Bosque era un “gran gestor de grupos”. Y lo comparaba con Zidane. Del “Bien, no molesta” al “gran gestor de grupos” debe de haber toda una aventura que no debieron querer emprender en aquella época ni Camacho, ni Luxemburgo.

Recuerdo que, en su posterior etapa de seleccionador, para Del Bosque Piqué era “un chico buenísimo” tras la polémica de los pitos de la afición por la presencia del jugador catalán en la manifestación de apoyo a la celebración de un referéndum por la independencia en Cataluña. “Es su opción”, aseguró. Cuentan que en una conversación grabada al respecto entre ambos, el entrenador recomendaba al defensa que cuando le llegara la pelota la “soltase rápido” para evitar los pitos, a lo que el central del Barcelona le respondió que le dejara a él lidiar con lo suyo, “que bastante tienes tú con lo tuyo”.

Por culpa de estas mínimas anécdotas yo me aventuro a decir que el “gran gestor de grupos” al que se refería el impecable Álvaro Benito, en realidad es el eufemismo del “bien, no molesta”. Yo pienso que Del Bosque (y es un pensamiento basado, como he dicho, en unas cuantas declaraciones, aun significativas, de exjugadores a su cargo, y en la impresión que todo ello y otra serie de aspectos relacionados han dejado en la opinión pública, sobre todo madridista, que tan llamativamente se sintió traicionada por este hombre “de la casa”) ha tenido una actitud admirable casi todo el tiempo de su carrera como entrenador.

Una actitud comprensiva y dialogante en un profesional del fútbol, un perfil de hombre bueno, exjugador destacado, entrenador de cantera, conocedor de los entresijos del club de su vida, de la idiosincrasia y del significado de este. Parecía el entrenador ideal. Recuerdo lo poco que me gustó cuando no renovaron su contrato (sí le ofrecieron continuar en el club como diector deportivo) para contratar a Queiroz. No parecía tener sentido que viniera el segundo entrenador del Manchester United a sustituirle. Decían que era por la estética. Desde luego el entrenador portugués no era un Camacho traído para empezar los entrenamientos a las siete de la mañana.

La decisión del club, de Valdano como impulsor del movimiento, parecía buscar continuidad (en el sentido de un técnico no intervencionista para un equipo liberal), pero con un galán latino en el banquillo y no con un maestro bonachón. Todo parecía un simple remozado hecho de malas formas. Pero lo que vino después me descubrió a un Del Bosque distinto, el mismo que después reconoció que todo aquello le "dolió muchísimo". Fue como si saliera un Del Bosque, el verdadero, que hubiera estado oculto durante décadas, envuelto en la imagen prestigiosa y protectora de Chamartín. Nunca imaginé que aquel Del Bosque del que tanto lamenté su apartamiento (en los medios se trató como un despido y así caló) fuera a mostrar semejante rencor.

Ese Del Bosque era un hombre sin odio que de pronto perdió su valiosísima y definitoria cualidad, quizá porque nunca la había tenido. Sin ella, Del Bosque dejó de ser Del Bosque, por mucho que después intentara mantener el equilibrio desde un lugar que nos era ajeno. Aquella reacción furibunda, demostrada en sibilinos comentarios, poco sutiles, además, a pesar de la apariencia (la apariencia es lo único que le quedaba después de perderlo todo al mostrar una inefable enemistad hacia la institución de sus días) junto a gestos tan contundentes (no se le conocían, y menos se le imaginaban tan negativos) como rechazar la medalla de honor del Real Madrid, hicieron que yo me sintiera engañado.

¿Quién era el primer Del Bosque? ¿Acaso Annakin Skywalker pasándose al lado oscuro a la edad de jubilarse? Yo creía que era otra cosa y me equivoqué. Para muchos, todavía sigue siendo ese hombre que para mí era. Y es lógico. Es ese señor que sólo perdió los papeles contra el Real Madrid, y eso ya se sabe que se perdona, incluso se premia. En esas cosas se encuentra cobijo rápidamente al otro lado, como Mirotic, por ejemplo. Da un poco de tristeza. Y de alipori. Vicente del Bosque no ha molestado nunca a nadie entre "transiciones dulces" (qué empalago) hasta que el Real Madrid le molestó a él.

Es difícil encontrar tan inusitado resentimiento (admitió en ¡TV3! que cuando le despidieron se sentía "imprescindible") que es como un paréntesis en una máxima vital de forzada prudencia. Vicente del Bosque es ese hombre que hoy piensa, y así lo dice públicamente en un programa de radio de máxima audiencia, que nuestros gobernantes han actuado bien en la crisis del coronavirus, que “han puesto las medidas necesarias justo en su momento porque seguramente si las hubieran puesto antes, la gente hubiera dicho que qué alarmismo...”; la enorme y determinante frase (esos “chicos buenísimos” le ha faltado decir) que resume la gran aventura siniestra (la que va desde “el gran gestor” al “bien, no molesta”) de don Vicente.

Mario De Las Heras
Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

18 comentarios en: La gran aventura de Vicente del Bosque

  1. No le deis más vueltas. SE ha alineado con el lado oscuro, porque percibe, como tantos otros, que van a ser los ganadores de la guerra, y por tanto hay que estar en el bando ganador. Y creo que tienen razón. Estamos indefensos salvo que ocurra la creación de la Liga Europea o la Liga Mundial.

    Abrazos madridistas desde casa

  2. es un vividor y buen amigop del buen comer y el buen beber mal trabajador y traidor, la casa real le tenia que quitar un titulo, que no merece

    1. Del bosque no es un vividor, dio todo por el Madrid en los más de 30 años que estuvo en el club , de jugador, entrenador de cantera y del primer equipo en diferentes etapas. Le largaron de malas maneras y no le puedes exigir a nadie que guarde o no rencor a algo que le pareció injusto, es su decisión.
      Lo de la casa real y que le quiten el título de Marqués, primero que dejen de dar penita que los borbones son mal ejemplo de integridad, la reina no fue a ningún acto de féminas hasta hace 1 año, solidaridad, son los primeros para todo y si les pillan con las manos en la masa , Cristina ,libra de la cárcel por se hija de..., y si vas atrás más vergüenza aún, el que no robaba , vendía al país al mejor postor , Lo hicieron cuando Napoleon a cambio de una asignación para Fernando VII, que acumulaba una fortuna de la tercera parte de la deuda nacional ya en el s XVIII,500 millones de reales con una deuda de 1700 millones, como coño pudimos pasar de ser el mayor imperio del planeta a ser un mojón, por culpa del Borbon, ladrones, déspotas, traidores y vividores a cuenta de los españoles y españolas.

      1. Lo siento mucho (o, no) pero, eso de "lo largaron de malas maneras" es más falso que un euro de metacrilato. Se le ofreció una prolongación con mejora de su contrato (que finalizaba esa temporada) que él mismo rechazó. Y, cuando ya se había contactado y apalabrado a Queiroz y su contrato ya se había acabado, sí quiso esa mejora. Entonces, el club le dijo que lo sentía mucho que como no la había querido antes, suponían que no quería seguir y se había contactado con otro entrenador.
        Fue su soberbia la que le hizo salir del Real Madrid y esa misma soberbia la que le ha hecho renegar de sus raíces madridistas.

      2. El marqués no dió nada al Madrid. Lo cobró todo y hasta el ultimo centimo. Luego cuando el club lo creyó conveniente, rescindió su contrato. Como les sucede a miles de empleados diariamente. Pensaba el marqués qué el Madrid era un plan de pensiones millonario? Se equivocó. De chaval lo ví jugar, camara lenta le llamaban. Nunca me gustó de jugador ni de entrenador. Personalmente no lo conozco, pero me temo que como persona tampoco me guste. Nunca me gustaron los hipócritas y los fariseos.

  3. Se le olvida al periodista comentar cómo el "gran gestor de grupos" sí fue duro y bajó los pantalones de los poderosos para hacer cuantas libaciones fuesen necesarias. ¿o es que debemos recordar cómo las raspadas en el lomo de Piqué fueron sustituidas por las patadas en el trasero de Arbeloa? (y de repaso en el de todos los madridistas)

  4. Guarda un rencor enfermizo,se le nota mucho.Fue destituido como muchos otros y se lo tomó muy mal,tan mal que se pasó directamente al enemigo convirtiéndose en felador oficial del Farsa.En la selección fue un títere en manos de los jugadores farsantes .

  5. Buen artículo, sí señor. Y en mi opinión, no sé si es consciente el autor, de haber utilizado un estilo un tanto “delbosqueniano”, atizando como el que no quiere la cosa...jejeje.
    Lo diré claro, al senyor marqués del bosc , a jordi valdà y al cara-rata mercenario del balonsestu los pongo al mismo nivel En el de los repudiados. Me encantaría que acabara en el banquillo culer y/o en nómina de Mundo Deportivo junto a los inefables gonçalito miró y paolo futre.

    1. Buen artículo, sí señor. Y en mi opinión, no sé si es consciente el autor, utilizando un estilo un tanto “delbosqueniano”, atizando como el que no quiere la cosa...jejeje.

      Así está mejor. O también podría expresarse de este modo; suprimiendo una coma: “Buen artículo, sí señor. Y en mi opinión, no sé si es consciente el autor de haber utilizado un estilo un tanto “delbosqueniano”, atizando como el que no quiere la cosa...jejeje.

  6. Una cuestión.
    Del Bosque no fue destituido.
    Del Bosque terminó contrato y no llegó a un acuerdo con el Club para renovar.
    Y después de lo sucedido en la celebración de la liga, ni se intentó más. Al igual que sucedió con Hierro. Valdano, como director deportivo, lo explicó en su día.

    https://www.google.es/amp/s/elpais.com/diario/2003/06/24/deportes/1056405609_850215.amp.html

    Ahora para lo único que ha quedado es para criticar al Madrid y las opiniones de deportistas o dirigentes que no comulgue con sus ideas políticas, próximas al PSOE, ya que no es la primera vez que lo hace.

    1. Buena síntesis, y que bien viene la hemeroteca. Este señor no merece la pena, vividor y ya sabe muy bien a quien tiene que criticar para seguir viviendo de lo que vive. Menudo ecosistema han montado Marça, Asport, Cope y Ser alrededor de toda esta gentucilla. Espero que ningún madridista que somos muchos comulgue con todo esto. A Arbeloa se le ha maltratado, o a Ramos, siendo ambos estandartes del Madrid por no comulgar y representar lo que representan, y este señor no los ha defendido nunca. Que ningún madridista lo olvide.A

    2. Buena síntesis, y que bien viene la hemeroteca. Este señor no merece la pena, vividor y ya sabe muy bien a quien tiene que criticar para seguir viviendo de lo que vive. Menudo ecosistema han montado Marça, Asport, Cope y Ser alrededor de toda esta gentucilla. Espero que ningún madridista que somos muchos comulgue con todo esto. A Arbeloa se le ha maltratado, o a Ramos, siendo ambos estandartes del Madrid por no comulgar y representar lo que representan, y este señor no los ha defendido nunca. Que ningún madridista lo olvide.

  7. Del Bosque en realidad es como Casillas,de los jugadores que piensan que han hecho más por su club ,que su club por ellos.

    A partir de ese punto no debería sorprender la actitud de Del Nabo con respecto al Madrid.

  8. Se deja caer, en el artículo y en algunos comentarios, la supuesta o real afinidad ideológica de Del Bosque con el PSOE como uno más de los argumentos negativos a valorar en su conducta. Observaciones que, a mi modo de ver, no tienen ninguna justificación. Como lector de La Galerna, me parece que cualquiera (periodistas que escriben aquí, lectores, protagonistas de los artículos...) tienen perfecto derecho a simpatizar políticamente con quien quieran sin ser reprochados por ello.

    1. Totalmente de acuerdo con Juan Antonio. Podemos simpatizar, o ser militantes, o votar a quien creamos conveniente, ser monárquicos o republicanos, etc. sin que tenga nada que ver con ser madridistas y sin que implique ninguna valoración, negativa o positiva. Salud (os).

  9. El Marques sibilino,el q no dice nada pero las deja caer y se mete en todos los charcos siempre atizando al madrid,el que rechazo la medalla de honor del real madrid,el que no fue al sepelio de Don Alfredo Distefano pero si al de Tito Vilanova....que no se las de de madridista q hace tiempo q se quito la careta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

🤝🏆 Tal día como hoy, hace 40 años, nos enfrentamos al Castilla en una histórica final de la Copa de España.
🆚 @RealMadrid 6-1 #RMCastilla
@lafabricacrm | #RMHistory

Recuerda @JesusBengoechea, con interés puramente histórico, la gran noche copera del madridismo a través de la no tan gran noche que debió pasar @cosmejuan.

https://www.lagalerna.com/la-noche-de-la-ulcera/

4⃣0⃣ años después del hito de la final de Copa entre Real Madrid y Castilla, Luis Miguel Beneyto nos regala los recuerdos de "la expresión más importante, profunda y verdadera de la historia del club de fútbol más grande que ha existido...".

https://www.lagalerna.com/la-mayor-expresion-de-grandeza-de-la-historia-del-real-madrid/

Hoy en el #Portanálisis no decimos que la noticia central del día sea que el Mono Burgos vuelve a la música, pero casi.

👉👉👉 https://bit.ly/2Y1mVyW

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram