Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La fiesta nacional

La fiesta nacional

Escrito por: John Falstaff17 diciembre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Madrid es la Fiesta Nacional, o sea. El Madrid es una tarde de toros en el tendido de sol con aroma de puro y sabor a carajillo de Soberano, que rima con habano. El Madrid hace el paseíllo por toda España envuelto en su capote de paseo mientras sus rivales le lanzan los dardos de su envidia, que son como los alfileres de la toquilla de resentimiento con que se adornan cual manolas entre suspiros de pasodoble. Y el Madrid, cuando se siente torero con su traje de luces de blanco radiante, exhibe sin inmutarse su garbito pinturero que parece hecho a propósito para ilustrar carteles de toros sin necesidad de natural o pase de pecho con que llenar el cuadro.

raúl toreando

Yo he visto a Zidane eclipsar al sol de verano con el arte luminoso de sus verónicas, de sus chicuelinas y de sus gaoneras antes de cerrar la serie con una revolera en que la capa vuela y atrapa al duende antes de dejarlo escapar por un momento para darle aire, como al toro que mira fijo, rebelde y sometido, bufando ira e impotencia, preguntándose, como la víctima de un trilero, dónde está la pelotita. Y he sido testigo de cómo Juanito plantaba los pies en el verde albero para convertirse en un ¡ay!, en un recital de naturales ajustados, de trincherazos torerísimos, de molinetes con aroma de eternidad. He presenciado las manoletinas mirando al tendido, los quietísimos estatuarios de un tal Laudrup, torero venido del frío con el valor sereno de quien espera a la muerte para recibirla con el pase del desprecio.

Yo he contemplado a Butragueño desplegar la panoplia sin fin de las más bellas suertes ligadas en una danza despaciosa, hipnótica, desmayado el cuerpo, caídas las muñecas en un aparente desvalimiento que escondía la mayor fortaleza, la que somete al morlaco y lo envuelve en la muleta y lo conduce e a la suerte suprema, al triunfo que da la gloria. Mis retinas aún conservan las imágenes de Stielike y su toreo poderoso de parar, templar y mandar, o de Pirri o Camacho cargando la suerte y sometiendo al toro con la mirada, enseñándole quién era el más valiente sobre la arena.

Y qué decir de la fértil e insigne estirpe madridista de matadores. Aún me emociono con el recuerdo de Santillana no ya asomándose al balcón, sino saltando sobre él como un suicida en volapiés imposibles hechos de garra y de hombría, de hambre de gloria, para colocar estoconazos en todo lo alto que daban con el toro en la arena, convertían la puntilla en instrumento innecesario y hacían vibrar aficiones todavía tiernas como la mía con el estremecimiento de la verdadera grandeza, inoculando para siempre en ellas el madridismo eterno. He admirado la espada certera de Raúl, que sin dominar ninguna suerte de todas salía airoso en torerísimos desplantes con el toro a sus pies, y le he visto dar la vuelta al ruedo una y otra vez con el orgullo tranquilo de quien conoce que el éxito en el toreo, como en la vida, es cuestión de voluntad. Y he disfrutado del matador por antonomasia, de Cristiano Ronaldo, especialista en matar recibiendo, esperando muy torero al morlaco y a los pitones afiladísimos de la canallesca para asestarle la estocada hasta la bola en el hoyo de las agujas, y he sonreído por dentro al verle cortar las dos orejas y el rabo y salir a hombros de la plaza cantando altanero la canción del toreador antes de perderse con Carmen -o con Ava Gardner, que es lo mismo- en la habitación de su hotel para desesperación de los envidiosos.

Y sí, hay días y hay años en que el Madrid no se gusta, no está en torero, no encuentra el sitio, torea fuera de cacho y con el pico, y confunde desmayo con dejadez y torería con postureo, y el astado lo desarma una y otra vez y hace hilo con él, y lo empitona y lo levanta por los aires y lo vuelve a empitonar en una cornada con trayectoria descendente, y lo suspende entre sus astas y le secciona la femoral en una plaza de mala muerte, a una Liga de distancia del hospital más próximo. Hay días y hay años en que el Madrid recuerda demasiado a esos toreros que viven del pasado glorioso, que torean a la carrera en una lidia torpe y lastimosa, y que corren delante del toro tratando de esquivar las almohadillas que rebotan en su barriga, que se clavan en su orgullo y que erosionan las aristas imponentes de su gloria. Hay días y hay años en que la Puerta Grande de la Champions parece un sueño lejano que pertenece al pasado y en que la envidia, que es la forma que adopta la admiración cuando pasa por el tamiz de la impotencia, transmuta tristemente en humillante pitorreo, como si el público estuviera asistiendo, en lugar de a la ceremonia suprema del baile con la muerte, al sórdido espectáculo circense de la charlotada.

Hay días y hay años en que los enemigos del Madrid se crecen, ilusos e infelices. Pero que nadie se equivoque: las tardes de gloria del Madrid volverán, porque en estos tiempos convulsos hay cosas que siempre permanecen, y la que más permanece de todas es la grandeza del Real Madrid, que siempre vuelve porque nunca se va, que siempre gana porque nunca se retira de la cara del toro. La gloria volverá a caer bajo el peso de nuestro empuje, de nuestra historia, de nuestra ansia insaciable de triunfo, de lo que nos ha hecho el club más laureado del mundo. Porque la gloria nos pertenece, porque el Real Madrid es el único que puede llamarla suya, el único que ha merecido su más genuina sonrisa, el único que nació para conquistarla. Porque sin nosotros la gloria no tendría el mismo valor.

Así que mantengan el puro encendido y échenle otro chorrito de Soberano al carajillo. Volveremos, como tantas otras veces, a hacer un desplante en la cara de nuestros astados enemigos, porque el Madrid es mucho más que leyenda viva del toreo: el Madrid es la Fiesta Nacional.

 

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

En el prosaico mundo real me llaman Eduardo Ruiz, pero comprenderán ustedes que con ese nombre no se va a ninguna parte, así que sigan llamándome Falstaff si tienen a bien. Por lo demás, soy un hombre recto, cabal y circunspecto. O sea, un coñazo. Y ahora, si me disculpan, tengo otras cosas que hacer.

12 comentarios en: La fiesta nacional

  1. Qué asco mezclar una espantosa fiesta de tortura de animales como es la tauromaquia con un bello -cuando se hace bien- espectáculo como es el fútbol.

    1. Buenas tardes me gustaría que nos explicase a todos los miembros del foro, que entra a leer, que haría
      usted con el toro como especie, si se prohíben las corridas, ¡ Expectante me quedo! ¡ vive dios!
      Saludos blancos y comuneros

      1. Sé lo que no haría, que es meterlo en una plaza, meterle un pincho en la piel, ponerle tres pares de banderillas, hacerle correr para atrapar un paro mientras se desangra y, finalmente, meterle una espada que le atraviese. Eso es lo que no haría. Y lo que sí se permite hacer en España (excepto, afortunadamente, en Cataluña y Canarias).

        1. Buenas tardes ya veo que no eres tonto y para eludir dar la cara te sales por la tangente
          te lo preguntaré de otra manera, ¿ Criarías y mantendrías un toro de lidia -a capricho-
          durante 5 años, - una millonada- a sabiendas de que no tiene ningún valor comercial
          sino es para la plaza?. Procura contestar -si quieres- pero no te vayas por la tangente
          Saludos blancos y comuneros

          1. Si se trata de darle una vida estupenda para que tenga una muerte horrible la respuesta es no. Si esa especie -no los toros sino los toros de lidia- desaparece porque "no tiene salida comercial", pues es una pena, pero criar a una especie para darle esa muerte es absolutamente criminal. Cualquier celebración en la que sufra un animal así me lo parece. Y me entristece que en mi país sea legal la tauromaquia, el toro embolao y el paroxismo de la crueldad que es el Toro de la Vega.

          2. Buenas noches Dave y gracias por su sinceridad, hay poca gente que se manifieste
            con la claridad de usted, efectivamente el toro sea para lidia o no, no tiene
            ningún valor comercial, por lo tanto lo da usted a entender pero no termina de explicarlo , si se prohíben las corridas de toros, esta especie desaparece y los millones
            y millones de metros cuadrados que se dedican a su crianza y que son tesoros
            ecológicos, no hace falta ser muy inteligentes para darnos cuenta que terminarían
            urbanizándose, sea para uso residencial, industrial, turístico etc... con el
            consiguiente destrozo ecológico. NO ha pensado lo que dice, porque los
            perjuicios de todo tipo, para la supervivencia de la especie,-endémica de la península ibérica-, para la ecología, para el turismo son más que evidentes. De uno al que
            no le gustan las corridas de toros
            Saludos blancos y comuneros

        2. En Cataluña, sin embargo, lo que se hace es coger bueyes, atarles trapos empapados en una mezcla combustible en los cuernos y pegarles fuego. Y que se apañe el animal.

    2. Al margen de las valoraciones que a cada cual merezca la tauromaquia, en este artículo no se usa por sus valores éticos (los tenga o no, no es este el foro para tal discusión), sino para establecer símiles con el Real Madrid. No creemos que tal uso dé para asco.

  2. Buenas tardes D. John otra vez excelente artículo, muy bien escrito que mezcla el lirismo con los conocimientos taurinos, pero como no están los tiempos para la lírica vean usted y los foreros la última
    hostia que una administración española ha sacudido al club de nuestros amores.

    Carmena ‘tumba’ la reforma del Bernabéu que quiere el Madrid
    El gobierno municipal de Manuela Carmena exigirá una importante modificación de los planes que Florentino Pérez tenía para el Santiago Bernabéu. El concejal delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha avanzado hoy que sólo darán su visto a la reforma del estadio del Real Madrid si no incluye la utilización de suelo público adicional al que hoy ya ocupa.

    El responsable del Ayuntamiento de Madrid ha asegurado que esta determinación ya le fue traslada al presidente del club blanco en una reunión reciente, que sin embargo no trascendió. El objetivo del consistorio es que la reforma sea compatible con el interés del conjunto de la ciudadanía y no exija nuevas ocupaciones, algo que, de facto, tira por el suelo algunas de las principales novedades que incluía el proyecto de Pérez: servicios de ocio en el actual aparcamiento al aire libre e incremento de altura y cobertura total del estadio

    En concreto, el club presentó un plan junto a los despachos GMP Arquitectos y L35 Ribas que suponía la inversión de 400 millones de euros, y que en parte se iba a financiar con el patrocino de Ipic. El objetivo de Pérez es que pudiera reinaugurarse la instalación en la temporada 2018-2019, una misión imposible porque ni siquiera se sabe cómo replantearán la reforma que suponía la construcción de un hotel de cinco estrellas y un centro comercial en la zona del estadio que da a la Castellana, donde también se integrarían nuevos servicios VIP y una plaza. También se quería cerrar el techo del estadio con una cubierta retráctil, para lo que se iba a ampliar una de las gradas, situando el aforo en 85.000 personas.

    La posición del consistorio, sin embargo, va en la línea de las últimas sentencias judiciales, como la del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en la que se anulaba la autorización de la Comunidad de Madrid a la modificación puntual del Plan General de Urbanismo que aprobó el pleno municipal para permitir la remodelación. En la misma, se indicaba que el proyecto no responde al interés general, no amplía las dotaciones públicas y está diseñada solo para satisfacer las necesidades de la entidad privada. Además, la sentencia asume que ha existido desviación de poder.

    Ecologistas en Acción mostró su satisfacción por el fallo que no es recurrible: la nulidad de la modificación puntual ya era firme, dado que ninguna de las partes recurrió la sentencia anterior. Todavía está pendiente el pronunciamiento de la Comisión Europea (CE) sobre la investigación abierta contra el Real Madrid por posibles ayudas recibidas de la Administración, que ya motivó que la Justicia frenara las obras.

    La polémica nace a raíz de un convenio de 1996 por el que el Real Madrid cedía al Ayuntamiento unos terrenos de su Ciudad Deportiva (entonces, situada en la capital de España y no en Valdebebas), a cambio de otras parcelas a determinar en un futuro. En 1998 se acordó ceder al club unos terrenos en Las Tablas que se valoraron en 595.194 euros, pero en 2011 dio marcha atrás e hizo una nueva tasación de aquel activo inmobiliario que elevó su valor a 22,6 millones.

    Más tarde, se le cedieron otros solares que el Real Madrid posteriormente cambió previo pago de 6,5 millones de euros por otra parcela anexa al Santiago Bernabéu y que posibilitaría ahora el proyecto de ampliación. Y todo este baile de cambios urbanísticos es lo que investiga Bruselas y cuya resolución espera el juez para desbloquear o no el convenio. De obtener finalmente luz verde a la operación, Florentino Pérez cubrirá el Bernabéu, levantará un hotel y ampliará la oferta comercial del estadio.

    COMPAREN ESTE TRATO MISERABLE DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID CON EL TRATO EXQUISITO
    QUE LA ASAMBLEA DE DIPUTADOS DE LA COMUNIDAD DEDICA AL atlético aviación, QUE CAMBIA UNA LEY
    URBANÍSTICA PARA FAVORECER AL CLUB DEL CHINO, EL LADRILLERO Y EL CAZA-SUBVENCIONES

    La Comunidad de Madrid desencalla la operación Mahou-Calderón

    Nuevo paso adelante para ir desencallando poco a poco un proyecto urbanístico que estaba atascado en los tribunales. La Asamblea de la Comunidad de Madrid, con los votos a favor de PP y Ciudadanos, aprobó ayer la modificación de la Ley del Suelo, que elimina la limitación de cuatro alturas a las nuevas construcciones en la región. En la práctica vuelve a dar cobertura legal al proyecto inmobiliario de los terrenos que hoy ocupan el Vicente Calderón y la antigua fábrica Mahou, con el que FCC quiere financiar la construcción del nuevo estadio del Atlético de Madrid.

    En 2013, un año antes de la aprobación del nuevo plan urbanístico, el Ejecutivo que entonces presidía Esperanza Aguirre modificó la legislación para establecer que la limitación de cuatro alturas que fija una ley de 2007 no sería aplicable a las parcelas que estuvieran clasificadas como urbanas “antes de la entrada en vigor de la ley [2007], ni a las futuras modificaciones o revisiones de planeamiento que se tramiten sobre el mismo ni a los instrumentos de planeamiento de desarrollo que lo afecten”.

    A ello se agarraba hasta ahora el club presidido por Enrique Cerezo, pero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) hasta ahora había rechazado esta argumentación, e incluso en verano anunció la suspensión cautelar de los planes de FCC y el Atlético de Madrid, que en un auto previo ya advertía de que la iniciativa urbanística que promovían era “un auténtico nuevo desarrollo urbanístico que transforma totalmente el ámbito”, por lo que debería regirse por la ley de suelo que hasta ahora limitaba cualquier edificio a un máximo de cuatro alturas y que ahora ha sido derogada.

    La modificación de este artículo de la Ley de Suelo responde, según el portavoz de Urbanismo de Ciudadanos, Enrique Veloso, a que era una limitación “insostenible económicamente y socialmente”. “Es mala por que limita la autonomía municipal, el modelo de ciudad que quiere. Se trata de una medida arbitraria”, añadió, sin hacer en ningún momento referencia expresa al proyecto rojiblanco.

    La intención de FCC pasa por la demolición del actual estadio rojiblanco, el soterramiento de la M-30, la construcción de ocho torres de entre ocho y veinte plantas, dos rascacielos de 36 plantas y 2.000 viviendas. La actuación afecta a una superficie de 204.218 metros cuadrados, y debería generar un negocio de más de 195 millones de euros, importe en el que se presupuestaron las obras del estadio de La Peineta, adonde el Atleti confía en poder trasladarse ya en la temporada 2017-2018

    DE LAS GLORIAS QUE CAMPEAN POR ESPAÑA ETC…….
    Vamos a salir del Estado Español hasta los cojones, por lo menos yo, que hay muchos que la mierda con
    gusto no pica

  3. ¡Olé!
    Excelente artículo. Me ha alegrado mucho el reconocimiento a ese extraordinario «torero» de sangre alemana que fue Stielike. Ojalá contara el Madrid actual con un tipo así, personificación de todas las características que han hecho de nuestro club el más grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Mi once histórico más simpático (Jesús Bengoechea)  https://www.lagalerna.com/mi-once-historico-mas-simpatico-jesus-bengoechea/ a través de @lagalerna_ Genial, Jesús.

Otro artículo majestuoso para mi colección de @lagalerna_ Casi todos del sublime @DecimoCornelio , una pena que se prodigue tan poco. Y esta vez con homenaje al creador de mi única droga...@ElRadioOficial Enganchadísimo. https://twitter.com/decimocornelio/status/1418481256342323201

MBAPPE AL REAL MADRID: LE DICE A POCHETTINO QUE NO RENOVARÁ | PLAN ESPECIAL PARA HAZARD https://youtu.be/YyfMjOpSieI vía @YouTube

EL ENCJAE DE HAALAND EN EL REAL MADRID | CAMAVINGA, OPCIÓN DE FUTURO | LA ALTERNATIVA DE CHIELINI https://youtu.be/uegixk6afF4 vía @YouTube

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram