Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La cubierta retráctil no existe, idiota

La cubierta retráctil no existe, idiota

Escrito por: Fred Gwynne29 diciembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El cambio en el modelo deportivo del Real Madrid, al menos en la forma en la que se abordan los fichajes, ha sido explicado por Florentino Pérez mucho antes de que apareciese la famosa cubierta retráctil. Ya en el 2015, en una entrevista concedida a la Cadena COPE, con Benítez de entrenador y antes del triplete de Copas de Europa conseguido por Zidane, el Presidente argumentaba lo siguiente:

En el fútbol todo va a cambiar. Que el Real Madrid sea el club más valioso es algo que no sé si podremos aguantar mucho tiempo. Todos los clubes de Europa están empezando a tener propietarios externos muy ricos. Luego, en el caso de Inglaterra, influyen los derechos de televisión, que son enormes. A todo ello hay que sumarle las cantidades ingentes que tienen de dinero. El Manchester City pertenece a Abu Dhabi, el PSG a Catar, varios equipos de Inglaterra tienen propietarios norteamericanos… Por eso hemos cambiado la estrategia de fichajes. Creemos que tenemos que tener a aquellos jugadores de España y del mundo que van a ser muy buenos, les seguimos e invertimos pequeñas cantidades en ellos. Si salen bien se revalorizan, si salen mal, ten por seguro que no perdemos dinero. Tenemos que empezar a reinventarnos de esta manera para seguir compitiendo con estos equipos que ahora tienen tantísimo dinero“.

Año 2015. No es algo improvisado, no es “escala salarial” saliendo a calentar. Florentino ya diseñó (y puso en práctica) esta nueva estrategia en el 2015 (incluso antes). Otro tema es que muchos, acostumbrados a aquellos tiempos en los que Florentino fichaba a golpe de talonario a la estrella de turno, no se hayan querido dar por enterados y se comporten como los galos de Astérix y Obélix, siempre preocupados porque el cielo (y la cubierta retráctil) les caiga sobre las cabezas.

En junio de 2017, después de su reelección, en una entrevista concedida al periódico Marca, repitió más o menos lo mismo:

Hemos conseguido ser el club deportivo con más ingresos durante muchos años. Ahora, estamos perfeccionando nuestro sistema, porque hay clubes con mucho poder económico, que antes no estaban. Sus propietarios tienen muchísimo dinero. Nosotros tenemos que trabajar con la imaginación, porque el club sigue siendo de los socios. Así hemos vivido 115 años y queremos vivir muchos más”.

El mundo del fútbol se ha vuelto mucho más competitivo y difícil. Ahora el proyecto deportivo hay que abordarlo de otra manera. Siempre ha sido el de los grandes jugadores mundiales, los españoles y la cantera. Ahora lo hemos perfeccionado, estando atentos a los jóvenes jugadores de todo el mundo. Estamos haciendo un gran proyecto, que nos va a garantizar el futuro”.

Estoy convencido de que si seguimos con este modelo deportivo, llegarán más títulos. Tenemos unos jugadores jóvenes espectaculares y creo que tendremos a los mejores en pocos años. Ahora ya no hay que ir a por el último en aparecer y gastarse 200 millones, ahora hay que ver a los más jóvenes, en su entorno, en sus clubes”.

Florentino lleva años explicando este cambio. Lo ha hecho en varios medios de comunicación y en las Asambleas del Real Madrid. El mundo del fútbol ha cambiado. Hoy en Inglaterra el último equipo de la Premier cobra en derechos de televisión lo mismo que el Real Madrid. Nada es igual.

Vinicius, Rodrygo, Odriozola, Lunin, Valverde, Theo, Ceballos, Vallejo, Ödegaard, Asensio, Isco, Kovacic, Casemiro, Varane, ¿Brahim? ¿Palacios?…

La edad media de todos los fichajes de los últimos años en el Real Madrid no supera los 20 años. A veces se acertará y otras se errará, pero a tenor de los datos de ingresos y gastos (el tema deportivo está fuera de toda duda) el resultado es excelente. El Real Madrid es uno de los equipos de Europa con mejor balance entre compras y ventas. Sus datos, comparados con cualquiera de los otros grandes del fútbol europeo, son envidiables. Y no es casualidad, es fruto de un plan diseñado y llevado a la práctica concienzudamente.

¿Sirve esto para algo? Se preguntan algunos indocumentados mientras critican (¿hay algo que no critiquen?) el supuesto fichaje de Brahim Díaz.

Sí, sirve exactamente para ser uno de los pocos equipos europeos sin un jeque detrás, capaces de poder abordar el fichaje de un jugador de 200 millones de euros.

Sirve para competir, para no tener que preocuparse del fair play, para presumir de cuentas equilibradas mientras siguen llegando los títulos al Museo, para tener la capacidad de entrar en una subasta por un jugador si lo considera necesario.

Estamos viendo cómo el Barcelona se ve obligado a fichar a un suplente del Valencia por falta de liquidez y el Atlético tiene que competir con la plantilla más corta de la Liga por estar económicamente con el agua al cuello.

¿Cuánto costaría hoy Asensio? ¿Recuperaríamos los criticadísimos dos millones y medio que pagamos por Ödegaard? ¿Vale Casemiro (ese jugador que venía para tapar la cantera del Real Madrid) más de lo que costó?

Este modelo, ya copiado por varios equipos europeos, no es solo un modelo deportivo sostenible, sino que también será una fuente alternativa de ingresos a corto plazo que es inviable conseguir de otra manera.

¿Alguien duda de que Vinicius, YA, sin apenas jugar, vale más de 45 millones?

Vendiendo a alguno de estos cuatro jugadores (uno de ellos un cedido y dos suplentes) el Real Madrid puede conseguir fácilmente más de 200 millones para traer a alguien que mejore al club globalmente. No hay equipo en el mundo que pueda hacer lo mismo sin prescindir de jugadores relevantes. Bueno, miento, no hay jugador más relevante e importante en el Real Madrid que Casemiro. Cambiemos de jugador. Ese NO se vende. Y Vinicius VII (Salpiquinho) tampoco. Este en pocos meses va a costar mínimo 225 millones, 45 por extremidad…

Si a esto le sumas una cantera que está funcionando y aportando grandes jugadores (¿en qué cajón oculto tendrán Sport y Mundo Deportivo aquellas celebradas portadas de “CANTERA CONTRA CARTERA”?) te sale un artículo muy navideño, lleno de paz, amor y grandes deseos.

Puede que todas estas palabras estén basadas en mi oficialismo recalcitrante, pero les garantizo que Florentino no me hace ni caso. Es normal, no soy serio, no doy el perfil de persona a la que el Presidente tenga en cuenta. Intento divertirme y divertir (por este orden) y aunque no lo consigo siempre, me doy por satisfecho con saber que soy el bufón de La Galerna. Otros ostentan el mismo honor en otros ámbitos y todavía no lo saben.

Mi credibilidad, a pesar de las palabras de Iñako Díaz Guerra y de tantos otros que no saben de lo que hablan, es tan escasa como el dinero que recibo del Real Madrid.

A pesar de ello, voy a seguir intentándolo. Hace mucho tiempo le pedí a Floren que comprase a los árbitros (sin que hasta hoy haya atisbado ningún resultado) y hoy le pido, como regalo de Reyes, que nos compre a nosotros. Artículos como este hay que pagarlos. Sí, que nos compre, que pague mi opinión con dinero, que me tenga a sueldo. Al fin y al cabo seguiré diciendo lo mismo pero cobrando por ello. Seguiré defendiendo la cubierta retráctil, la escala salarial, los fichajes y todo lo que me pida, hasta la televisión y la política de comunicación. Eso sí, en este último caso me tendrá que pagar un sobresueld