Las mejores firmas madridistas del planeta

La caza

Escrito por: Mario De Las Heras26 octubre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hoy he abierto sólo un momento mi ventana de Twitter y me he encontrado de pronto (una vez más) en Tart, el pequeño pueblo sureño de La Jauría Humana poblado por siniestros personajes que curiosamente son los mismos, al menos de la misma clase, que conspiran contra el Real Madrid. ‘Bub’ Reeves se ha escapado de la cárcel (donde estaba por un crimen que no cometió), o lo que es lo mismo: Valentino Rossi ha movido una pierna, que también es lo mismo que Pepe cuando puso la cabeza bajo la bota de Busquets. He visto a la jauría sacar sus pistolas, sus cuchillos y lo que es peor, sus lenguas, para ir a linchar sin motivos al piloto de motociclismo más grande de la historia igual que lo hacen con el club de fútbol más grande de la historia. Supongo que eso es algo que muchos no pueden soportar. No es que Valentino Rossi haya movido una pierna. No es que Pepe, por ejemplo, pusiera su cabeza bajo los tacos de Busquets sino que Valentino Rossi, deliberadamente, ha propinado a Marc Márquez una patada para tirarle al suelo, como deliberadamente Pepe dejó su cabeza en el suelo para que el pobre Busquets la pisara.

Lo predicaba desde el primer segundo después del incidente (era imposible saber desde ese momento lo que había pasado) el usurpador del micrófono de la transmisión, ¡cuántos usurpadores narran los encuentros del Madrid para contarnos las bondades del rival incluso cuando es derrotado!, y ya no paró hasta el final de la carrera como si ésta no hubiera existido. La fatua estaba promulgada y los ciudadanos de Tart se lanzaban a la calle en busca de ‘Bub’ Reeves para hacerle una ofrenda a sus propias miserias.

Valentino puede que no sea ya el mejor piloto pero sí el más sabio. Era un hecho aún por comprobar que Marc Márquez pretendiera impedir que el de Tavullia se llevara el campeonato. Un contubernio malévolo al que los madridistas estamos acostumbrados. Rossi lo aseguró (los paletos de Tart comenzaron a hacerse cruces) y la carrera lo corroboró. Sin nada que jugarse, el de Cervera puso sobre el asfalto toda la agresividad que no empleó instantes antes con Lorenzo al servicio de la peor forma de su orgullo con el beneplácito de los árbitros. Hasta catorce adelantamientos se sucedieron en apenas un par de vueltas. De las ruedas de la Honda del español salían las cuchillas de Messala de las que el italiano, atónito, trataba de zafarse igual que Ben-Hur, a quien se le escapaba el título en tan sibilina refriega, en tan turbio comportamiento como si fuera un madridista atroz.

En el que sería el último de los adelantamientos, Valentino miró a Marc (una mirada de interrogación, una mirada de serenidad, de calma en medio del repentino odio: aún recuerdo a Xabi Alonso cogiendo amorosamente de la nuca a Lionel Messi pidiéndole una explicación por sus manejos oscuros) y Márquez le echó encima los caballos sin ninguna posibilidad más allá del choque irremediable. A mí una vez un loco o un borracho, no recuerdo bien, se me echó encima y puse mi mano entre ambos. Rossi no pudo poner la suya porque la tenía en el manillar, así que puso la rodilla. Yo también lo hubiera hecho, y usted, por reflejo. Antes de que Márquez tocara a Rossi, aquel ya se venía al suelo debido a su maniobra suicida. Hay un gif en el que se ve con absoluta claridad como Marc arremete contra Valentino y el casco de aquel impacta con la rodilla del italiano sin que ésta se mueva previamente: el loco o el borracho. No es que la cara de Pepe se pusiera debajo de la bota de Busquets, es que Busquets la vio y la pisó y no sólo no fue sancionado sino que fue glorificado.

valentino rossi

Esta es otra cara de lo que ha salido hoy de Sepang (que también es un terreno de juego), donde el fanatismo ha triunfado. He visto hoy en Twitter a todos esos tartenses desgarrarse las vestiduras por la, a su juicio, leve sanción a Valentino Rossi (quien de repente se ha convertido en Mourinho), cuando la misma le ha supuesto la pérdida, si no sucede un milagro, del campeonato del mundo en favor de Lorenzo, quien se ha sumado a la turba inquisitorial, a la masa fanática que lleva en volandas a la hoguera al mito del motociclismo con los dientes sudorosos, que es como veía aquel poeta muerto al viejo Walt Whitman. ¿Por qué no ha habido sanción a Marc Márquez por embestir sin ningún objetivo de competición a Valentino Rossi? ¿Por qué no hubo sanción a Messi, ni siquiera un pequeño reproche, aquel día que disparó el balón contra la grada del Bernabéu? ¿Por qué no hubo penalti y expulsión de Mascherano en aquel derribo clamoroso a Ronaldo? Hoy los ciudadanos de Tart se han rebozado jubilosos como elefantes en el barro. Los puritanos que defienden con su fe buenista la actitud de Piqué y destruyen así la alegre colonia de Merry Mount gritando: ¡patada!, con la misma propiedad con la que podrían haber gritado: ¡navajazo!: les hubieran creído igual. A ‘Bub’ Reeves lo quemó en el cementerio de coches donde se escondía todo un pueblo excitado y carente de moralidad. Hoy es como si hubiera visto en Malasia a Cristiano, el mejor jugador del mundo, empujar a Guardiola después de que éste le hiciera un desplante malintencionado con el balón en la banda del Nou Camp; pero lo que se ha visto en Tart, lo que ha visto la jauría humana, es a un portugués agrediendo a un héroe, agrediéndoles a ellos.

 

Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

39 comentarios en: La caza

  1. Impactante texto. Polémico, sin duda.
    Releído varias veces, en mi opinión, es una magnífica crítica al subjetivismo informativo. Enhorabuena D. Mario.
    Para gustos, colores. El mío es blanco, HALA MADRID!!!

  2. Gracias Mario, creía haber enloquecido. Suceda una cosa o la contraria, el linchamiento y la parcialidad de la prensa deportiva es lamentable. Dejan de informar para azuzar a las masas contra quien les interesa. De eso sabemos mucho los madridistas.

  3. No sigo el motociclismo, pero era imposible abstraerse a la polémica. Por culpa de los medios "desinformativos" la impresión que me quedó es que Rossi ha destruido su imagen de "mito" por comportarse como un energúmeno dando una patada a la moto del impoluto Márquez. Gracias a este artículo, puedo ver lo que sucedió desde otro punto de vista (y que me parece más fiable que los otros, sinceramente).

  4. Pues, lo siento mucho, D. Mario pero, estoy en absoluto desacuerdo con vd. hoy.
    ¿Que Marc Márquez no se jugaba nada? Entonces, por la misma razón, los equipos de primera división que no se juegan el triunfo en la Liga, cuando se enfrenten al Madrid o al Barça, deben salir con sus suplentes y no disputar el partido. Nada de intentar ganar o de ponerle difícil el encuentro a los líderes. ¡Magnífico! Pero, entonces, no nos vale que Mou se queje por lo que hizo el entrenador del Sporting cuando se enfrentó al Barça. Si esa no era su liga y hubiera podido quitarle puntos... No me vale el argumento, D. Mario.

    Evidentemente, Márquez, abusó. Pero, en la carrera, no como el italiano, en la rueda de prensa del jueves. Probablemente, actuó de esa manera, por todo lo que dijo Valentino.

    ¿Es eso motivo suficiente para que Rossi recurra a una maniobra antirreglamentaria evidente, que pudo poner en peligro la vida o la integridad física de otro corredor?

    Si no eres capaz de superar a un tercero o a un cuarto de la carrera que estás disputando y que te resta un número importante de puntos para poder alcanzar tu objetivo de volver a ser campeón del mundo, ya sabes lo que tienes que hacer: patada y se acabó (parafraseando al un, dos, tres). Es más, se lo aconsejo a Lorenzo. Tira a Rossi en Cheste. Lo más que te van a hacer es quitarte tres puntos del carnet de piloto y, en la primera carrera del próximo mundial, saldrás el último.

    1. Ya lo he escrito Alekhine, pero Márquez no se jugaba nada. Jugó con Valentino, le atacó, le molestó de una manera desproporcionada como la del que no tiene nada que perder. Muy turbio, muy pueril, muy bajo, en mi opinión. Rossi respondió a pesar de todo. No hubo patada. Yo no he visto lo que usted. Marc se lanza con todo hacia él y se cae por ello. Podría haber tirado a Rossi también, pero no fue así. Rossi mueve la rodilla en un acto reflejo al sentir (no lo ve) que se le viene encima. La cabeza de Marc toca en la rodilla de Rossi sin que este la hubiera movido antes. Los rostros, los gestos, las palabras de después en ambos son reveladores.

      Yo también lamento que no estemos de acuerdo en esta ocasión. Gracias por comentar.

      1. Insiste en que no se jugaba nada. Su sueldo. Le pagan por quedar en el mejor puesto posible en cada carrera.

        Le aconsejo que vuelva a ver las imágenes. Valentino ve, perfectamente, lo que se le viene encima, porque lo está mirando directamente y frena su máquina, a propósito, para ponerse a su altura. Desde la cámara del helicóptero, se ve como suelta una patada. Lo que impacta en la moto de Márquez es el pie izquierdo de Rossi.
        De hecho, para golpear con la rodilla no hace falta quitar el pie del estribo, con abrir la pierna es suficiente y el italiano quita el pie del estribo para golpear.

        Mark no se lanza contra él, está intentando seguir la trazada que Rossi le obstaculiza.

        Un comportamiento tan turbio, tan pueril y tan bajo como el que aprendió de Valentino cuando se lo hizo a Stoner, Biaggi y Gibernau.

        1. El sueldo lo tiene ganado pasara lo que pasara en esa carrera. La temporada estaba terminada para él. Creo que no nos pondremos de acuerdo, estimado Alekhine, he visto las imágenes y no hay ninguna patada. Rossi cierra la trayectoria, sí, nadie lo niega, ni siquiera Rossi, el algo habitual cerrar la trayectoria, todos lo hacen y en casi todas las curvas. Lo que no todos hacen es lanzarse contra el otro. Si la trayectoria está cortada hay que frenar, por sentido común. Rossi lo hizo en más de un adelantamiento anterior al incidente. La evidencia de que Marc no tenía nada qur perder fue la agresividad totalmente exagerada. Stoner, Biaggi y Gibernau fueron grandes pilotos que tuvieron la mala suerte de toparse en su vida con el mejor de siempre y eso, en este mundo de gallos, es difícil de sobrellevar. Así está el gallinero de revuelto.
          Gracias, amigo, por comentar.

      2. Me quedo atonito, leyendo su articulo y aus respuestas a los comentarios. Entiende usted de motociclismo? O vio usted la ocasion perfecta para defender su madridismo y los supuestos ataques contra el (de los que ni me va, ni me viene la verdad).
        Marquez, podra gustar o no su actitud, pero hace lo que se hace en las carreras de moto,no comete ninguna irregularidad, y admitiendo barco como animal acuatico, si quisiera beneficiar a Lorenzo (con el que no tiene buena relacion curiosamente) que tiene eso de ilegal?
        Si se observa la "jugada" (en los catorce adelantamientos anteriores entre ellos, Marquez lo hace correctamente y Rossi lo hace pasadandose en la curva), Marquez llega pasado a la curva, por la trazada no habitual de ella, y Rossi, adecua la velocidad y la trazada para forzar la aproximacion entre ellos (el mismo declara: " estaba perdiendo mucho tiempo, intente forzar queMarquez se fuera largo y aprovechar para marcharme", perdona? Sigue siendo una maniobra antideportiva, para marcharte, abre mas gas, frena mas tarde, traza mejor, o pon mas testiculina...), lo mira hasta en tres ocasiones y suelta la pierna, donde nunca se ve en motociclismo (con un rival pegado a ti). Si todo esto no fuera suficiente, esta el pasado de rossi. Todos son malisimos, vialli, sete gibernau, stoner, lorenzo, marquez.... el que no lo conozca, que lo compre. Grandisimo piloto, mediocre persona (ya ha roto varias amistades del padock cuando se cruzaban intereses y con tecnicas muy muy feas) y un penoso deportista.

  5. ¡Ah! y describe mal la jugada. Márquez no embiste a Rossi y éste le aparta con la rodilla. Rossi, ve venir a Márquez, le cierra y reduce excesivamente la velocidad para acercarse a él, mientras vuelve la cabeza y mira por dónde viene y, cuando está a su lado, le lanza una parada a la maneta derecha. Justo, donde está el freno que se bloquea y hace caer al español. Después de tantos años sobre una moto, un campeón como él, no me diga que no es capaz de hacerlo.

    Una vez consumada la fechoría, vuelve a mirar atrás para ver el resultado.

  6. Buenas noches D. Mario, permítame que me ponga de pie en señal de admiración por la maravillosa crónica con la cual nos deleita otra vez más, le confieso que no vi la carrera de motos por cuestiones laborales, y no puedo opinar si lleva usted razón o no en la forma precisa y quirúrgica en que disecciona, la carrera y el incidente, me acuerdo de su crónica del Atlético - Madrid y mi comentario posterior pidiéndole, que sin disminuir la calidad de su castellano y sin olvidar la sintaxis, muchas veces es necesario escribir ( igual que Nietzsche recomendaba hacer filosofía) a martillazos, veo que ha tomado nota -perdón por la inmodestia- y le ha salido un artículo luminoso en fondo y en forma, saber que hay alguien que se sale de lo trillado y que puede ofrecernos un punto de vista desde el ojo del águila, no como la mayoría de los tontos que sólo vieron el dedo de Mou en el ojo del entrenador barcelonista, pero no observaron durante las dos horas del partido la catarata de insultos desde el banquillo catalán, ( hijos de puta, españolazos de mierda, etc...).
    Lo repito maravilloso artículo, que promueve la controversia, el contraste de pareceres y que nos enriquece con un punto de vista que se sale de lo trillado, lo tiene todo, es divertido, es hondo, es verdadero, joder ES UN ARTICULO LLENO DE VIDA, el problema le viene a usted ahora, pero no por el que dirán, sino por que tiene difícil mejorar esta joya de artículo. Muchas gracias y contando estoy los días que faltan para el próximo.
    Saludos blancos y comuneros.

  7. Me abruma usted, querido C. Muchísimas gracias por tan elogiosas palabras. Son muy reconfortantes. Me alegra mucho que le haya gustado tanto mi artículo y me hace sentir hasta un poquito orgulloso. Intentaré seguir agradándole de este modo.
    Muchísimas gracias de nuevo. Un abrazo.

  8. Leo de forma habitual las entradas de esta página, y sin embargo es la primera vez que comento.

    Desde el primer momento en que vi la acción, me quedé bastante sorprendido y triste, posiblemente porque soy fan de Valentino de siempre y, además, el italiano tenía más que perder que Márquez en esa acción. Enseguida me conciencié de que la sanción sería inevitable y que se acababa, posiblemente, la última opción de ser campeón del mundo de Moto GP para el veterano piloto. Tanto los comentaristas como las redes sociales, solo dejaban lugar a una opinión, que es lo que precisamente criticas en este artículo.

    Entonces, una horas más tarde, vi el gif del que también hablas, y entendí en parte la acción de Valentino, aunque sigo pensando que se equivoca por el hecho de no centrarse en la carrera. Sin embargo, no supe distinguir si lo que veía en esas imágenes a cámara lenta eran fruto de mis ganas por justificar y defender al italiano, o era cierto lo que podía apreciarse, un primer contacto buscado por parte de Marc.

    He estado leyendo en multitud de sitios distintos, y cuesta mucho encontrar opiniones como las nuestras. Lo que más me sorprende es que la mayoría nos tachan de lo mismo: o fanáticos del italiano que justificamos lo injustificable o que simplemente no sabemos de motos como ellos, lo cual me recuerda bastante a los que dan y quitan carnets de madridista según les convenga.

    En fin, no se si ha quedado claro lo que quería expresar, pero resumiendo, siempre leo textos futbolísticos y madridistas en esta página y en general me encantan. Y, además, ahora he leído este, que era precisamente lo que buscaba desde el domingo, un punto de vista diferente y que, por lo menos, deje lugar a la duda o al pensamiento diferente a lo que dicta la opinión pública. Enhorabuena!

  9. Buenos días. Solamente quería sumarme a los elogios del resto de lectores de La Galerna, pues me parecía muy necesario poder leer algo que se apartase de este abominable linchamiento al que están sometiendo a Valentino Rossi. Gracias Mario por obsequiarnos con esta visión y como es habitual un texto delicioso.

  10. Me alegra no estar de acuerdo con D. Mario. Pero sí comparto varios elementos que me parecen sobresalientes como son la parcialidad informativa que se hace insoportable en el deporte, la falta de análisis y rigurosidad por una sustitución de comentarios de bar, el linchamiento contra el disidente de la postura mayoritaria...En esos aspectos y en alguno más que me dejo me parece un gran artículo y un artículo muy necesario.
    No comparto que para analizar la acción se tenga que tener en cuenta ni si Rossi tiene mucha o poca historia (me huele a "con lo que nos ha dado") o si Marc se juega poco o nada. Si el no jugarse nada fuese relevante, que vayan eliminando a los participantes en cuanto no tengan opciones matemáticas de ganar el mundial. En todo caso, el ardor, la lucha motivado por lo que sea debiera ser algo digno de alabar.
    La patada que todos ven, yo no he logrado verla de una manera clara, prístina e inequívoca, por lo que no