Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La campaña de la prensa en favor de Luka Doncic

La campaña de la prensa en favor de Luka Doncic

Escrito por: Pepe Kollins5 diciembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Es muy curioso que los dos deportistas en activo que despiertan más ilusión y orgullo entre el madridismo, hoy, no sean probablemente jugadores del Real Madrid. Uno porque nunca lo fue, don Rafael Nadal, el mejor deportista español de todos los tiempos. Y el otro que sí que lo fue: Luka Doncic, actualmente jugador de los Dallas Mavericks. Ambos son madridistas confesos, pero hay una ligera – y lógica - diferencia entre el trato que se le dispensa al uno y al otro por parte del madridismo.

Mientras que a Rafa Nadal nos rendimos incondicionalmente como lo hace todo el mundo - también los que no son madridistas -, conscientes de estar ante un mito no solo en el ámbito tenístico sino deportivo en general, con Luka existe la particularidad de sentirlo, todavía, como algo propio. En otras palabras: una gran parte de madridistas interpretan que Luka es todavía del Real Madrid, que forma parte de nuestra institución, sin que ello impida, no obstante, que otros aficionados de otros clubs puedan también sentir admiración y aprecio por el esloveno.

una gran parte de madridistas interpretan que Luka es todavía del Real Madrid, que forma parte de nuestra institución

A ello ha ayudado que Luka ejerza como una especie de Community Manager del club blanco desde sus cuentas en redes sociales, todo el día hablando y animando a los diferentes equipos del club (ahora mismo entras en su cuenta de Twitter y lo primero que encuentras es una mención de Modric y dos tuits más abajo un homenaje a Benzema).

Pero lo que se ha vuelto algo disparatado es la objeción y hasta disgusto de una ingente cantidad de aficionados españoles por la publicación de informaciones referentes a Doncic en los medios deportivos. Cuando se consumó su marcha a la NBA fueron legión los que vaticinaron que el esloveno se la pegaría en la NBA. Paulatinamente tuvieron que ir tragándose sus vaticinios al punto que a muchos no les quedó más remedio que rectificar, si bien también son muchos los que todavía se resisten.

Pero lo que se ha vuelto algo disparatado es la objeción y hasta disgusto de una ingente cantidad de aficionados españoles por la publicación de informaciones referentes a Doncic en los medios deportivos.

Doncic ha pulverizado cualquier pronóstico que se pudiera haber hecho de él. Absolutamente nadie, ni él mismo, como ha reconocido, podía pensar que iba estar entre los favoritos a convertirse en el MVP, en el mejor jugador de la NBA, en su segunda temporada y con tan solo 20 años (ya ha recibido el primer galardón como mejor jugador del Oeste en Octubre/Noviembre). En la actualidad la prensa americana trata la eclosión de Doncic como el de un posible fenómeno de alcance generacional. La cuestión ya no es si será, de mantener la misma progresión, el mejor jugador europeo de la historia, sino de si es candidato a convertirse, o no, en el siguiente grande tras Magic/Bird-Jordan-Kobe-LeBron. Obviamente, una cosa es hacerlo un año o dos y otra durante una década como los citados. Pero Luka ya ha comenzado a ese nivel y sobre esto, repetimos, es de lo que hablan todos los medios y aficionados norteamericanos sin excepción.

Pues bien, pese a que este es el contexto del debate en Estados Unidos, aquí en España asistimos al espectáculo anteriormente descrito: la negación de la realidad por parte de algunos o peor todavía, el rechazo a que se publique la realidad. Dicen estos aficionados que no siendo Doncic español no viene a cuento publicar esas informaciones. No faltan quienes ven y denuncian tras estas publicaciones la mano de Florentino Pérez y hasta quienes protestan porque los madridistas se “apropien” del jugador. “¡Ya no es vuestro!” profieren indignados.

en España asistimos al espectáculo anteriormente descrito: la negación de la realidad por parte de algunos o peor todavía, el rechazo a que se publique la realidad

Porque a fin de cuentas de lo que se trata es de una manifestación más de antimadridismo visceral, en este caso de tintes ridículos. No se dan cuenta estos seguidores, que son precisamente ellos, con su actitud, los que avalan a aquellos madridistas que sentimos todavía como propio a Luka Doncic, pues no hay mejor forma de reconocer al Real Madrid que por medio del antimadridismo.

Habría que recordar a todos esos aficionados, no obstante, la reacción generalizada de profundo respeto y hasta admiración de la afición del Real Madrid hacia ex jugadores azulgranas como Pau y Marc Gasol o Ricky Rubio.

Para dejar claro que aquello de que “son iguales los unos y los otros” no es del todo cierto.