Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Karim y James, pinturas

Karim y James, pinturas

Escrito por: Mario De Las Heras16 septiembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

De entre las infinitas cosas bonitas del Madrid están las parejas. De repente, no se sabe por qué, surge una pareja de moda que aparece en todas las revistas. Me refiero a todas las portadas de moda, no a esas portadas. Esas portadas, mayormente, no suelen estar a esta altura, y no lo digo porque sea la mayor sino simplemente porque es distinta. Hace tiempo vi el documental apasionante de cómo se hace un número de la revista Vogue en Nueva York, y el sábado vi en ella, en esa revista y en esa portada, a James y a Benzema.

Alguien debe ponerse en contacto con Anna Wintour y enviarle las jugadas de esos dos el otro día en el Bernabéu. Estoy viendo la inspiración de la todopoderosa editora. Veo a un James wonder boy ataviado como De la Hoya y a un Karim como aquel Tyson de los inicios, de negro riguroso, el luto anticipado por sus oponentes. Algo así como Redford y Newman atracando los estadios de España en vez de los bancos de Bolivia, quien sabe si descalzos por el parque. Karim es Ramón Casas, probablemente mi pintor favorito, y James es Rusiñol.

Esto de las parejas repentinas en el Madrid es una maravilla. Me acuerdo de la de Amavisca y Zamorano, que era un poco más de España de los sesenta. Algo como surgido de una chispa, como descubrir el fuego. Yo en mis recuerdos infantiles guardo algunas parejas que no lo eran tanto en el juego como en mi imaginación de niño. Yo así tenía a Santillana y a Juanito. Se me parecían físicamente casi como aquellos que no distinguen a Robert de Niro de Al Pacino. Y a Míchel y a Butragueño. This is my generation, dirían los Who. Suker y Mijatovic. McManaman y el resto del Madrid.

McManaman era la pareja perfecta de todo el Madrid. Pegaba con todos. En la primera portada de Anna Wintour, la modelo Michaela Bercu debía de lucir una falda de Christian Lacroix, pero finalmente apareció llevando unos vaqueros de Guess porque había engordado y no le quedaba la falda como Anna pensaba que debía de quedarle. Le tenían que haber puesto a McManaman y hubiera sido mejor que los vaqueros de Guess.

No sé qué clase de magia irradia James y no sé por qué se fue. No lo recuerdo bien, o sí pero no quiero hacerlo después de verlo el sábado. Esa es una magia para el Vogue con esa pierna izquierda que va como separada del resto del cuerpo de una manera preciosa, como un palo de hockey. James es un jugador de fantasía que hay que cerrar igual que un frasco. Hace unos años alguien se lo debió de dejar abierto, pero nos lo han traído de vuelta (yo diría que el destino: la flor de Zidane) para hacer aún más grande a Benzema, como Basquiat y Warhol posando como púgiles de la pintura.

James y Karim ya estuvieron juntos, pero se puede decir que no se conocieron. Puede haber sido este un reencuentro de antiguos amigos que termina en sorpresivo amor. La conexión descubierta. La sintonía del arte. La madurez convertida en apoteosis. Pero hay que cerrar ese frasco. Yo quiero ser tan cauto como el Sr. Lobo. A Benzema sólo le faltaba un surtidor (el surtidor surtido) para elevarse a los cielos. Y todo de una estética alucinante. Benzema marcando goles bonitos y a tutiplén, servidos por pases bonitos de James ante el asombro, la incomprensión de los rivales.

O al revés, el francés impresionista surtiendo lánguidamente la zurda perforadora del colombiano tocado por los dioses. Ahondemos, recemos por ese posible triunfo del arte. Que alguien llame inmediatamente a Anna Wintour para que haga esa portada de la feliz pareja. No vaya a ser que por cualquier cosa nos la vayamos a perder.

Ha trabajado en Marca y colaborado en revistas como Jot Down o Leer, entre otras. Escribe columnas de actualidad en Frontera D. Sobre el Real Madrid ha publicado sus artículos en El Minuto 7, Madrid Sports, Meritocracia Blanca y ahora en La Galerna.

6 comentarios en: Karim y James, pinturas

  1. He tenido una pesadilla. Yo jugaba en el Real Madrid ( eso no lo podemos considerar pesadilla ) y nos enfrentábamos a un equipo extranjero ... nos metían 2 goles en un breve espacio de tiempo...El último sentimiento , antes de que se acabara el mal sueño y pesadilla, estaba aderezado de angustia , determinación y ciertas dudas de poder enderezar el asunto...

    Espero que no sea una premonición.

  2. A la Anna esta le enviaba yo mejor los arbitrajes desde el 2004 hasta este último del mafioso de Burgos Bengoetxea para que viese como se roban una liga tras otra desde la taberna y nosotros mirando para otro lado, nos distraen con tonterías banales e intrascendentes...halamadrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El equipo necesita trabajo, el Real Madrid necesita hablar de fútbol. 🗣️🏃🏻‍♂️💨

✍️🏻¿Real Madrid, y el fútbol? por @Alvaro_varito

https://t.co/wqYOQxbU8J

💭 Queridos Luka y Gareth, que les paga el Real Madrid, que ya no son unos chavales.

✍️🏻Cuídese usted, Sr. Modric por @delasherasmario

https://t.co/hLGeTakR7Q

🆕 ¡NUEVO VÍDEO en el canal de 🔴YouTube de LaGalerna!

➡️ @JesusBengoechea
nos trae el Editorial de esta semana: El Real Madrid es pasar página

➡️ También tenéis el vídeo disponible en el apartado Galerna Vídeos de la web. 📲

🎥https://t.co/Jo48aMRlDp

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram