Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Covid y basura

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Covid y basura

Escrito por: La Galerna10 agosto, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Dos casos de Covid en el Atlético de Madrid. Hoy tenemos que trascender el ámbito del madridismo para hablar del fútbol en general, el fútbol que vemos amenazado de manera permanente por ese siniestro elefante rosa en la habitación, el paquidermo que todos vemos pero del que nadie quiere hablar mucho desde que ha vuelto el fútbol. Tratamos de ignorar su presencia mostrenca en medio de la charla como si no mencionarlo lo quitase de en medio y pudiésemos seguir con el fútbol como sí tal cosa, con la vida como si tal cosa.

Pero es una ilusión. No podemos.

No podemos porque nos enfrentamos a un enemigo inabarcable, sibilino y potencialmente grave que ya ha dinamitado nuestro modo de vida, esperemos que temporalmente, y en lo tocante el deporte rey lo ha puesto patas arriba también. A veces hacemos como que no nos damos cuenta, sin duda porque una parte de nuestro inconsciente valora la opción de que el no hacer acuse de recibo de algo difumina ese algo, lo inhabilita o así. Nada de eso.

Lo primero que cabe desear es que los jugadores del Atlético de Madrid afectados (ignoramos sus identidades) se repongan lo antes posible. También hay que hacer votos por que no haya ningún contagiado más, de tal modo que las condiciones sanitarias de la plantilla colchonera les permitan disputar esta fase final de Champions, en la que tenían puesta mucha ilusión. Lo contrario sería un drama deportivo que no tendría la menor gracia, primero en sí mismo, segundo como síntoma del grado de postración que nos está infligiendo esta pandemia que inunda nuestras existencias desde la tragedia cercana a la simple contrariedad cotidiana, como este portanálisis aciago.

 

Sport también se hace cargo en portada de los dos positivos por Covid en el Atleti, pero por supuesto esta noticia, que es a todas luces la más destacada de la jornada deportiva, para ellos tiene un peso secundario en comparación con lo suyo propio, su Messi como clavo ardiendo, sus posibilidades de ganar esta Champions (sus expectativas son reducidas aunque lo digan con la boca pequeña), su pequeño gran mundo de esperanzas y cuccitinis. El astro argentino ya apunta al poniente y quieren apurar los últimos restos de esplendor. No juegan a nada, el Nápoles embotella al equipo que iba a recuperar el cruyffismo, pero tienen a Messi y eso importa más que la fortaleza del Bayern, más que lo que pase en un fútbol sitiado por el virus. Dejadles que sigan a lo suyo. La relación del Barça y de su entorno con el virus es de una sensibilidad que ya quedó de manifiesto cuando la gente moría a chorros y ellos reclamaban la Liga para el Barça porque, en el momento de interrumpirse el campeonato, ellos iban líderes. Sensibilidad, señorío, valors.

 

 

Si os parece que Sport dedica poco espacio al brote de Covid en la expedición atlética, mirad el espacio que le dedica Mundo Deportivo. Más que mirad, escudriñad, y buena suerte. Es un recuadrito irrisorio como parte de un faldón ofensivo. Todo el espacio es para el historial de Messi frente al Bayern, un historial que cuidadosamente omite el pequeño detalle de cierto 0-3 + 4-0 en el que Messi no quiso. Porque cuando Messi quiere ya se sabe. Ojalá el Bayern les ponga mirando al Atlántico, y no lo decimos por nuestro confeso madridismo, sino en aras de dar un disgusto al editor que ha tenido la falta de humanidad de darle casi toda la portada a Messi y un espacio infinitesimal al Covid.

Sensibilidad. Señorío. Valors.

Basura.

Pasad un buen día.

24 comentarios en: Covid y basura

  1. La prisa y la absoluta falta de respeto a Mariano que tuvieron los de la prensa del Movimiento y los talibanes, les ha faltado ahora. Claro que por un lado, es su amado Aleti y por otro es el enemigo de su enemigo y que por tanto es su amigo. En cualquier caso, hay que reconocerles el gran mérito que tiene que cada día resulten más putrefactos y hediondos.