Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
James Rodríguez, una solución imprevista

James Rodríguez, una solución imprevista

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon6 septiembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

En el más estricto de la palabra, James Rodríguez no se puede considerar un fichaje del Real Madrid, pero tras dos años lejos de la casa blanca, resulta una novedad para la plantilla de esta temporada. Pese a su salida, se puede decir que la trayectoria de James en el conjunto blanco, en cuanto a rendimiento, fue satisfactoria. La primera temporada fue de un nivel sideral. James producía goles con una continuidad muy destacable dada su condición de centrocampista (17 goles y 18 asistencias en 46 partidos). Una inoportuna lesión le cortó una temporada increíble y de paso dejó muy tocado al propio Madrid. La segunda temporada marchó peor. Benítez no parecía contar mucho con el colombiano, que a su vez bajó su rendimiento. La llegada de Zidane parecía significar una buena noticia para James, pero finalmente el francés apostó más por Isco y Casemiro. La tercera y última temporada James la afrontó siendo suplente habitual. Fue un curso en el que el cafetero fue claramente de menos a más y acabó siendo un miembro fundamental en la conquista de la Liga. Con pocos minutos James conseguía producir mucho (11 goles y 12 asistencias en 33 encuentros), pero dado su estatus pidió la salida al Bayern y el Madrid le cedió.

A nadie se le escapa que James Rodríguez no partía con la confianza de Zidane al principio del verano. Me consta que desde que comenzó 2019 su voluntad era volver a intentarlo en el Real Madrid y sólo la vuelta de Zidane puso en duda ese deseo. Tras realizar una estupenda Copa América (elegido en el 11 ideal de la competición), afrontó la pretemporada con ilusión a pesar de las circunstancias y eso pareció convencer tanto al Club como a un Zidane que le alineó como titular ante el Valladolid pese a no haber disputado ningún minuto antes del comienzo de la Liga. Dados los problemas de gol del Real Madrid la temporada anterior, la vuelta de James Rodríguez se antoja como una de las mejores opciones que podría ofrecer el mercado. La pierna izquierda del colombiano es capaz de producir goles propios y ajenos con gran asiduidad y su sentido del juego le permite colocarse siempre en posiciones que le permiten atacar la portería. El partido ante el Valladolid fue un buen ejemplo, pese a que el futbolista no estuviese acertado en el toque de gracia dispuso de un puñado de buenas ocasiones, confirmándose como uno de los mejores en el bando madridista. Disponer de Benzema, Hazard, Gareth Bale y James sobre el terreno de juego sería aumentar por mucho el rango goleador del equipo con respecto al año pasado. Cuatro jugadores capaces de generar gol por ellos mismos. Además, James tiene la ventaja de ser un jugador muy diferente a la mayoría de sus compañeros y su polivalencia le permite poder actuar en varios puestos. Parece difícil que las posesiones del Madrid no se hagan más punzantes y verticales con un jugador como él.

Disponer de Benzema, Hazard, Gareth Bale y James sobre el terreno de juego sería aumentar por mucho el rango goleador del equipo con respecto al año pasado.

Por contra, James deberá tener suerte con las lesiones. A lo largo de su carrera ha tenido muchos problemas físicos, ninguno de excesiva gravedad, pero con frecuencia en los momentos más inoportunos. Problemas que le han impedido destacar en las citas más relevantes. Para ello será importante que se siga mostrando tan implicado como se le ha podido ver en la pretemporada. Su decisión de quedarse en Madrid a terminar de recuperarse de la lesión que padece es una buena muestra de ello. Por calidad y potencial, un buen James Rodríguez debería ser tras Hazard el mejor fichaje de la temporada.

 

 

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM