Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Inventa, Josep María

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Inventa, Josep María

Escrito por: La Galerna26 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. No sabemos que será UN ZIDANE DE ÉPOCA. Ni que fuera un violín. O un mueble. Algún objeto de madera antigua y valiosa. En As todas las cosas que no entienden tienen pinta de llamarlas “de época”, aunque no haya habido antes ninguna del mismo género. Es decir, no ha habido ningún Zidane antes, no al menos de la repercusión de ESTE Zidane. No conocemos a ningún Zidane anterior que nos permita reconocerlos como algo cotidiano y distinguir al presente del anterior. Nosotros leemos: “Zidane de época” y nos lo imaginamos con peluca de Luis XVI. Un “Zidane de época” puede ser una figurita de Zidane para poner en el aparador. No sabemos muy bien lo que es un aparador, pero nos suena como de la época. ¿Qué época? Pues tampoco lo sabemos. Creemos más acertado y, sobre todo, inteligible, decir ZIDANE MARCA UNA ÉPOCA o LA ÉPOCA DE ZIDANE, por ejemplo. Puede ser que tengan intención de vender algo próximamente, un Zidane para el salpicadero del coche vestido de vaquero, o de torero para la mesa de la oficina. Algo aprovechando LA ÉPOCA.

Otra época era la que vivió Jesé, precisamente en la primera época de Zidane. Ahora ya tiene hasta un documental de juguete roto. La lesión que lo paró en seco para luego ya no volver a coger la velocidad de antes. Quizá lo que necesita Jesé pueda ser un Zidane que le hable al oído cada día para no hablar consigo mismo. Ese talento en soledad se escapa, se pierde, que es lo que ha estado Jesé haciendo los últimos años, escapándose, perdiéndose. Es una historia vieja la de Jesé. El talento indomable que necesitaba ser domado y guiado y vigilado para triunfar. Pero se fue alejando y ahora todo eso nos lo cuentan en un documental con apariencia más de Hermano Mayor que de El desencanto.

En Mundo Deportivo sale Bartomeu con barbita media y casi pose de Tony Manero diciendo que ya tienen SIETE FICHAJES. No nos extraña que se ría. De hecho, creemos que está a punto de hacer el movimiento de Fiebre de Sábado Noche, aquel de señalar al cielo (donde está Messi) y sacar hacia afuera la cadera opuesta y mirar a un punto fijo como si allí estuviera Lautaro. En el Bernabéu el público le decía a Modric: “Inventa, Lukita”, y en Mundo Deportivo le han debido decir a Bartomeu: “Inventa, Josep María”. Siete fichajes… ¿no serán treinta y siete?, nos preguntamos. No sabemos si es algo metafórico o real en su ensueño. SIETE FICHAJES tras una pandemia un equipo con graves dificultades económicas, ERTE mediante, cuando el club más saneado del mundo, el Real Madrid, acaba de anunciar por boca de su presidente que no hará ninguna incorporación.

Aunque ya hemos dado con una, mirad por donde (ay, por ahí van los tiros, pillines), y nos la trae Sport. Se trata del joven Pedri, a quién han ido a buscar a su casa, cualquiera diría que para que no se les escape. Pedri no quiere jugar junto a Messi, sino crecer junto a Riqui Puig y Ansu Fati. “La revolución de los jóvenes” en el Barsa nos tiene muy emocionados, tenemos que decir; pero oigan, lo de los jóvenes ya llevan años haciéndolo unos que nosotros sabemos y sin gritar. Así que menos lobos (y menos volumen, sobre todo), que ya nos conocemos, copiotas. A ver si es que se van a creer que por gritar están inventando el sistema que llevan años practicando aquellos de los que les hablamos aquí, mayormente. El caso siempre es inventar. Vete a saber de qué color es el corazón de Pedri.

Pasad un buen día.