Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Instrucciones para reír vomitando (o viceversa)

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Instrucciones para reír vomitando (o viceversa)

Escrito por: La Galerna13 abril, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días, amigos. ¿Nos indignamos o nos partimos de risa? Hay razones sobradas para ambas cosas, o para las dos alternativamente, o para las dos a la vez si fuera posible. Dos días después, la propaganda culé sigue abonada a la tarea de forjar una leyenda negra con el intachable pase del Real Madrid a semifinales de Champions. Si dos días después siguen, es que la cosa tiene pretensiones de trascender. El asunto, repetimos, sería gracioso si no fuese porque nos resulta directamente querellable. Nos parece que el departamento jurídico del Real Madrid debería tomar cartas en este asunto. Contra estos dos periódicos que vienen a continuación pero contra mucha más gente también.

Ya lo veis, amigos. "Indignación mundial". Eso es lo que tú quisieras, Sport. Eso es mentira, Sport. La prensa internacional ha reconocido de forma muy mayoritaria la justicia indudable del penalti cobrado por Michael Oliver, pero Sport extiende la indignación hasta las antípodas, cubriendo la portada con su característico manto negro y perlándola de citas que son en sí mismas, también, constitutivas de delitos contra el honor del Real Madrid, desde la acusación de Chilavert -el único hombre sobre el planeta a quien los años, los kilos y la estulticia achinan progresivamente los ojos- hasta la declaración de Tacconi lamentando que Buffon no le "partiera la cara" al árbitro. Todo muy cívico en estas declaraciones que Sport hay que entender que hace suyas, como también hace suya la soplapollez mayestática de un gilipollas como Lineker (él llamó gilipollas a Pepe en dos ocasiones, así que no vemos por qué habría de contrariarle el uso del mismo epíteto para él), quien dice que expulsar a Buffon es como expulsar a Bambi, como si la reacción del portero italiano no hubiera sido más propia de La Matanza de Texas que de la factoría Disney.

Es muy divertido este reglamento subyugado por lo emotivo que se da por obligatorio desde anteayer a las once de la noche: no se podía pitar penalti (aunque lo fuese) porque pobre Juve, y no se podía expulsar a Buffon (aunque lo mereciese) porque pobre Buffon. Y a esta tesis se abonan todos muy serios, empezando por el mismísimo Segurola and so on. Hemos batido todos los registros de ignominia aquí, señoras y señores, porque todo vale para desprestigiar al Real Madrid y sus victorias.

Por supuesto, Sport oculta que la inmensa mayoría de la prensa mundial opina en sentido contrario, y que hasta el mismísimo Del Piero ha tenido que enmendar la plana a Buffon, escandalizado ante la ira impropia de un deportista exhibida por el guardameta, y Alex Sandro ha admitido que, por mucho que duela en el último segundo, por mucho que aborte un inolvidable intento de remontada, un penalti es un penalti y si lo es hay que pitarlo. Y lo es. Indudablemente. Por eso se pitó.

Supone todo un detalle por parte de Mundo Deportivo el que circunscriba a Italia la "indignación mundial" que cuenta Sport a cuenta del lance. Qué pena que para tomarse en serio a Mundo Deportivo uno deba olvidar no sólo una trayectoria de risión profundamente consolidada a lo largo de décadas, sino la última de las últimas, a saber, la censura de la primera versión de la crónica que hablaba de penalti claro para cambiarlo por "penalti polémico", anécdota significativísima de la que se hicieron eco ayer las redes sociales (y nosotros) que borra de un plumazo cualquier pretensión de credibilidad por parte de un medio.

Nótese cómo Mundo Deportivo habla de "penalti polémico", en la tácita confesión de que no puede hablar de penalti inexistente porque el penalti existe. Es así cómo, a base de llamarlo "penalti polémico", Mundo Deportivo y otros tratan de convertirlo en polémico de hecho, en bella profecía autocumplida. Te tendrías que reír muy mucho si no fuese porque es muy difícil contener la náusea y la mueca del vómito es difícilmente compatibilizable con el gesto armonioso de la risa.

As y Marca, por su parte, han pasado página y ya tienen su vista puesta en las semifinales, cuyo sorteo es hoy a la una de la tarde y en cuyo bombo amenazan Bayern, Roma y Liverpool.

¿A quién preferís, galernautas?