Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Hay que hablar más del flequillo

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Hay que hablar más del flequillo

Escrito por: La Galerna26 julio, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. El look Annie Lennox está de moda. Vuelven los ochenta, si es que alguna vez se fueron. Sweet dreams are made of this. Era Annie Lennox pero era también, a un nivel inferior, la cantante Yaz. El primero en demostrar que los ochenta siguen siendo nuestros fue -siempre en la vanguardia, siempre adelantado a su tiempo en su modo, paradójico, de celebrar el pasado- el inolvidable Dani Alves, a quien tanto vamos a echar de menos en esta gris liga con sus gafas mayestáticas y sus sombreros pintorescos y sí: con su tinte rubio platino, como Lennox y Yaz, aunque la idiosincrasia peculiarísima del lateral derecho brasileño que nos ocupa nos permita mejor establecer un paralelismo con el exuberante Kid Creole and the Coconuts.

Ya en el portanálisis de ayer hacíamos mención a la importancia de ir a la última en el mundo del fútbol, incluso (o sobre todo) cuando ir a la última suponga precisamente rendir tributo a lo pretérito. ¿Qué hay de nuevo? Lo viejo. Lo vintage se impone, queridos galernautas, en el siempre chispeante mundo del balompié.

Por supuesto esta vuelta a lo retro, valga la redundancia, no es sino un eco de lo que suponen las portadas veraniegas: las caras son otras, pero el espíritu es el mismo que presidía aquellas primeras planas de nuestra juventud que eran puro rumor, especulación de sombrilla y arena y cerveza helada, esa bruma de disipación y conjetura bajo el sol de la canícula que nos es tan endiabladamente familiar.

as.750

En la portada de As es Pogba el que adopta el look Annie Lennox. Qué tendrá el color platino que tanto gusta a los peloteros, James incluido (¿o es el suyo una suerte de gris metalizado?). En su grupo Eurythmics, Annie Lennox se hacía acompañar por Dave Stewart, media naranja artística y sentimental, sin que nadie comprendiera bien cómo podía una mujer de tanto talento e inquietante belleza beber los vientos por aquel canijo con pinta de antipático embebido en sí mismo. De igual manera, todo el mundo lamenta que el tal Raiola sea la sombra de Pogba, por mucho que en este caso, que sepamos, la afinidad no alcance el plano sentimental.

¿Todos? No sabemos si Relaño lamenta que Pogba sea representado por quien todo el mundo identifica como el principal obstáculo para el fichaje del francés por nuestro club. Al fin y al cabo, el director de la Ouija ha cifrado el éxito del Real Madrid (y hasta del mismísimo Zidane, que acaba de ganar la Champions pero eso no dice nada, al parecer, ni bueno ni malo sobre sus cualidades como entrenador) en la posibilidad de fichar al centrocampista juventino, lo cual no implica que no pueda esgrimir lo obsceno del gasto de 120 millones en caso de que finalmente la operación se lleve a cabo. Es un valor seguro: si Florentino no logra fichar a Pogba, ha perdido su eficiencia para moverse en el mercado de las grandes estrellas. Si lo ficha, habrá pagado una cantidad exorbitante por un futbolista que, al fin y al cabo, no es una estrella aún ni mucho menos.

sport.750

mundodeportivo.750

Y llegamos por fin al Annie Lennox del verano por excelencia. "Messi deslumbra de platino", asegura Mundo Deportivo, a quien el mismo cambio de look en Cristiano le habría parecido sin duda la máxima manifestación de fatuidad y horterismo que pueda llegar a concebirse. Por ocupar casi la portada entera, preferimos el testimonio gráfico de la nueva apariencia del argentino que nos ofrece Sport, si bien es cierto que la pequeña fotografía del peinado que nos brinda el dario de Godó, grande de España, es más ilustrativa del tupé. Deslumbrados (?) por el áureo refulgir del nuevo color, hemos prestado poca atención al inenarrable flequillo. Hay que hablar más del flequillo.

Gracias, diario de Godó (grande de España, sí), por esta instantánea de perfil. Impagable. El brillo es de Annie Lennox pero la forma nos remite más a los primeros Tennessee, lo cual supone ya la quintaesencia de lo retro, pues no otra cosa ha de ser el brindar homenaje con tu peinado a un grupo del pasado que a su vez rendía tributo al pasado, un grupo de los ochenta que homenajeaba los cincuenta y sesenta.

Es lo que tiene ser el mejor jugador de la Historia de la Vía Láctea y parte de Hondarribia: todo el fútbol (y toda la música) que ha habido y habrá remite a ti. Messi es un tributo viviente a Maradona y a Pelé, pero también a Annie Lennox y Yaz y Tennessee y Ana Torroja y Motley Crue (por los tatuajes). Todo empieza y termina en Messi, amigos galernautas, y por eso #todossomosMessi, sobre todo, de los citados, ahora nos damos cuenta, la otrora vocalista de Mecano. Fijaos en la foto que ilustra esta noticia: el mismo look que Messi también. (La noticia ha sido elegida al azar y cualquier otra similitud es mera coincidencia).

Tatuajes, platinos y tupés. Solo nos resta preguntar por qué.