Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Hat Trick de Sport

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Hat Trick de Sport

Escrito por: La Galerna1 febrero, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Sabíamos que este día iba a llegar. No pensábamos que tan pronto ni tampoco que fuese con el Real Madrid líder, pero ha llegado. Éramos conocedores de las obsesiones que atormentan a los profesionales de 'Sport', aunque creíamos que estaban aprendiendo a controlarse. Evidentemente nos equivocábamos.

Hoy, uno de febrero de 2017, podemos decir que 'Sport' habla más de Cristiano Ronaldo que de Leo Messi en sus portadas. El portugués es su amor platónico, ese que no olvidas ni siquiera cuando estás besando a otra. No pueden vivir sin él. Cristiano es para ellos como la sangre para Tarantino, la fantasía para Tim Burton o la música para Damien Chazelle.

Le dedicaron un trozo de su portada el lunes, otro el martes y otro hoy mismo. Sí, hoy, el día que el Barcelona se la juega ante el Atlético de Madrid en Copa del Rey. Sí, el lunes, el día en el que clamaban contra el arbitraje por ese gol fantasma que nunca existió. Y sí, el martes, porque pillaba en medio y algo había que hacer. Tres días seguidores. Hat Trick. Y penalti de Mascherano.

Lo curioso ha sido el camino que han ido recorriendo los hermanos de Relaño. Empezaron con los silbidos a Cristiano, siguieron con la baja forma del portugués -un gol y una asistencia ante esa Real Sociedad que bailó al Barcelona en Liga- y ahora ya van directamente a por el divorcio entre el Balón de Oro y el madridismo. Para qué andarse con tonterías.

"Divorcio total y absoluto entre el madridismo y su estrella. El principio del fin de una historia de amor-odio que, seguro, acabará más pronto que tarde con la salida de Cristiano por la puerta de atrás", escribe hoy Lluís Mascaró en una columna que más bien es un vómito de frustración. Sueñan con esa ruptura desde hace años porque han visto que al Real Madrid no le hace falta renovar cada año y medio a su estrella para que esta siga vistiendo su camiseta.