Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Hablemos de Arbeloa

Hablemos de Arbeloa

Escrito por: Jesús Bengoechea8 mayo, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hoy hemos decidido dedicar la totalidad de nuestros destacados de La Galerna a Álvaro Arbeloa, que juega su último partido en el Santiago  Bernabéu. Lo hemos hecho no porque se lo merezca por su ejemplar trayectoria (lo que es también una razón, por supuesto), sino porque nuestro equipo, en ese mismo partido en el cual Álvaro se despide del escenario de sus gozos y desvelos, se juega sus complicadas pero existentes posibilidades de ganar la Liga.

-Usted se ha vuelto loco. El que el equipo se juegue la Liga sería en todo caso una razón para dedicar todos o casi todos los destacados de La Galerna al partido en sí mismo, al planteamiento táctico que requiere o a las posibilidades reales de campeonar que lo acompañan.

Ni mucho menos. Nada más inspirador para un encuentro decisivo como el que se juega hoy que llenar la pantalla de los ordenadores o las tabletas o los iPhones de nuestros lectores de fotos de Arbeloa ilustrando diversos artículos sobre su figura. Hablar de Arbeloa es hablar de lo que hace falta en el partido de hoy, que es lo que le hace falta a todos los partidos, a saber: valores como la determinación, el coraje, la negativa al desánimo, el entusiasmo, la entrega. La fe.

arbeloa 8
Si hoy nos dedicáramos primordialmente a hablar del partido que esta tarde enfrenta al Madrid con el Valencia, correríamos el riesgo de distraernos y no prestar la debida atención al partido que esta tarde enfrenta al Madrid con el Valencia, porque lo que este partido demanda no es otra cosa que Arbeloa juegue o no juegue Arbeloa, y de él hay que hablar por tanto. Arbeloa es, de hecho, lo que nos ha traído hasta este partido en las condiciones en las cuales llegamos a él, o sea, con opciones de levantar el título. Con esto no hablo -aunque también- de la ascendencia personal de Arbeloa y del ánimo que jornada tras jornada habrá inyectado sin duda en ese vestuario hasta hacer posible que, estando como estaban deportivamente desahuciados, lleguen vivos a la penúltima jornada y a la final de Milán.  De eso también hablo, pero es que no hace falta personalizar en Arbeloa cuando se habla de Arbeloa. Hablar de determinación, coraje, negativa al desánimo, entusiasmo y entrega (fe) es hablar de Arbeloa esté él (o no) puntualmente implicado en la propagación o implantación de esos valores, que es la razón por la que hablar de la marcha de Arbeloa del Madrid es un sinsentido. Arbeloa ya estaba en el Madrid mucho antes de que Arbeloa llegara al Madrid, lo que por pura lógica conduce a la conclusión de que seguirá estando cuando se vaya, y tal cosa es lo más parecido a no irse que existe en este mundo. Lo que os estoy contando puede ser más o menos plausible, pero me dejareis que gestione este nudo en la garganta como buenamente pueda.

Hago lo que puedo pero a la vez sé que tengo razón si ahora digo que Arbeloa no se puede ir del Madrid por la sencilla razón de que el Madrid no se puede ir de sí mismo. Arbeloa es el Madrid precisa y justamente porque él tiene clarísimo que ningún jugador lo es. Y tiene razón al pensarlo, lo que paradójicamente refuerza la identidad en lugar de anularla: Arbeloa es el Real Madrid porque ningún jugador es el Real Madrid y él es plenamente consciente de ello, hasta el punto de haber predicado esa verdad y pagado un alto coste por defender su vigencia. Extrapolar todo esto va a terminar haciéndome escribir que el Real Madrid juega hoy su último partido en el Bernabéu, lo cual es por supuesto un disparate y una dolorosíma verdad al mismo tiempo.

Gracias, capitán, por aquella tarde y gracias por todas las demás, incluidas todas aquellas en las que estando aún no estabas, y todas en las que sin estar estarás.

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

7 comentarios en: Hablemos de Arbeloa

  1. Aunque no tenga nada que ver con el artículo escrito, me gustaría aportar la idea, seguro que Zidane la tiene en la cabeza, de que Marcos Llorente tiene que ser el año que viene miembro de pleno derecho, ésto es, entre los 25 dorsales, de la primera plantilla del Real Madrid.... es impresionante la pedazo de temporada que está haciendo, me dio pena el cese de Benítez porque se vio que él era un entrenador que confiaba mucho en este gran pelotero, así que confío, que ya que Zidane era su entrenador a principio de año, lo vuelva a ser el año que viene, pero ya en la primera plantilla del Real Madrid, no hace falta buscar fuera el recambio para Casemiro, lo tenemos en casa con Marcos Llorente

  2. Cuando fichó el Madrid a Arbeloa sabía poco de él. En la celebración de la Euro de 2008 en Madrid me llamó la atención su referencia a los gladiadores, pensé: "una pose pelicurela, otro como la mayoría, imagen hueca". No me gustó por esto que he comentado. Pero el tiempo le dio la razón, para mi sorpresa. Siempre defendió al Madrid con orgullo, aquella final de Valencia siempre la recordaré. Gran compañero, antepuso el club a sus intereses personales (no como otros " ídolos), siempre hizo piña, muy educado, formado y muy defensor ante la prensa del club y entrenadores. Él, como Xavi Alonso (curiosamente dos españoles que estuvieron en Inglaterra, con lo que mentalmente conlleva) cree que ningún jugador está a la altura o por encima del club. Como jugador ha sido muy buen defensa, anulaba a sus figuras (me recordaba a Camacho) aunque técnicamente era limitado (como el venerado por la prensa Pujol). A mí me gustan los defensas, defensas, no los carrilero que sin aceptables defensas pero buenos atacantes Y también recordaré los balazos de la prensa que, como él dijo, ya no le hacían nada porque tenía su cuerpo lleno de agujeros de tantos impactos recibidos. Me da mucha pena que se vaya pero es ley de vida, el Madrid debe vivir del presente y en los futbolistas de élite esto es duro porque su vida competitiva al mayor nivel dura muy poco. Este hombre es necesario en la estructura del club, tanto aivel de relaciones con la prensa como a nivel de grupo, porque genera unión y orgullo. Sería un gran honor conocerle personalmente, mi general, con usted se va un referente del ADN del Madrid de antes, de cuando era yo un niño. Si lo lee, gracias de corazón.

  3. Me quedo con esto porque me parece la mejor definición del Madrid y que Arbeloa la conocía y practicaba porque la tenía totalmente grabada en su gen madridista:
    "Hago lo que puedo pero a la vez sé que tengo razón si ahora digo que Arbeloa no se puede ir del Madrid por la sencilla razón de que el Madrid no se puede ir de sí mismo. Arbeloa es el Madrid precisa y justamente porque él tiene clarísimo que ningún jugador lo es. Y tiene razón al pensarlo, lo que paradójicamente refuerza la identidad en lugar de anularla: Arbeloa es el Real Madrid porque ningún jugador es el Real Madrid y él es plenamente consciente de ello, hasta el punto de haber predicado esa verdad y pagado un alto coste por defender su vigencia."

    Saludos y Hala Madrid !!

  4. Arbeloa, un hombre honrado y un defensa cojonudo. No se me ocurre nada más adecuado para describirlo.

    ¡Hasta pronto jefe y Hala Madrid, HdP!

  5. No puedo más que darte las gracias, Jesús, por este hermoso homenaje colectivo de La Galerna a Álvaro Arbeloa. Y en este tu artículo has definido muy bien quién es el Capi: es el Real Madrid; es madridismo puro; y es la esencia de nuestros valores. Nada más que añadir a lo dicho por quienes me anteceden en los comentarios: Araquistáin, mi kherido Uxi y Rascayú, que suscribo.
    ¡Hala Madrid y nada más!
    Hechi

  6. Hoy he leído que Casillas dice haber pensado antes en el club que en si mismo. Su cinismo solo es superado por su egoísmo. Por supuesto, siempre se ha considerado superior a Álvaro y supongo que más inteligente que todos nosotros. Supone Iker que nuestra capacidad de observación es nula y no distinguimos entre un madridista de corazón y otro de conveniencia. Yo concretamente puedo distinguir entre la defensa nula que hacia del Madrid y la que hacia de la Selección. Utilizar a sus padres para sacar tajada de su equipo.
    Álvaro no caia bien a Iker precisamente porque era la demostración palpable delo que él no era. Un madridista de corazón.
    Hasta la próxima madridistas!!!

  7. Fuera del campo, un madridista ejemplar que siempre ha dado la cara por el club.
    Incluso en el tema Mourinho, que no es santo de mi devoción aunque tampoco creo que sea el demonio, respeto y entiendo su postura.
    Dentro del campo, jugador limitado pero mucho menos de lo que sus detractores dicen. Si hubiera sido más talentoso y por ende titular indiscutible, un capitán de libro.
    Se despide con aplausos porque los merece y bonito gesto de Ramos, cuando lo hace bien hay que decirlo, con el brazalete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram