Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Entrevistas
McManaman: "Bale ha sido un éxito en el Madrid"

McManaman: "Bale ha sido un éxito en el Madrid"

Escrito por: Jesús Bengoechea3 mayo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

A lo largo de la conversación que ahora transcribo (18 minutos al teléfono con Steve McManaman), el ex jugador inglés y actual comentarista de BTSports me llama un par de veces por mi nombre. Los que hemos hecho muchas entrevistas lo reconocemos como una deferencia del entrevistado con el entrevistador, un modo cortés de sortear (o de hacer menos patente) el escalón jerárquico que parece derivarse de la misma naturaleza de la entrevista. No es por saberlo una deferencia por lo que lo transcribiré literalmente cada vez que McManaman me llamará por mi nombre, sino porque raras veces el culto se da siquiera por enterado de la presencia de los fieles. En casa es verdadera devoción lo que se tiene por Steve, como pasaba con Faulkner en el pueblo de Cuerda, de manera que me hace ilusión, qué carajo. Uno quiere que McManaman le llame por su nombre porque uno, supongo, quiere pasar por la vida como McManaman pasó por el fútbol. La conversación tiene lugar en inglés.

¿Por qué crees que la gente te recuerda con tanto cariño en Madrid? 

Creo que es gracias al equipo del cual formé parte. Lo hicimos bien en la Champions y en la Liga, con ellos logré ganar las dos competiciones. Entreteníamos a la gente. Estábamos muy unidos, tanto dentro como fuera del campo. Jugábamos con una sonrisa en los labios. Es importante que estés feliz cuando juegas y que ese sentimiento se traslade al espectador, que él también pueda disfrutar con tu juego.

Sin perjuicio de que también hayas descrito al equipo, te has retratado sobre todo a ti. La gente te recuerda así: jugando con una sonrisa.

¿Cómo no iba a sonreír? Jugaba con un gran equipo con el que ganaba, un equipo de éxito, y cuando ganas eso se refleja.

Otra razón por la que creo que se te quiere mucho en Madrid es porque te negaste a marcharte cuando te invitaron a ello al comienzo de la primera etapa de Florentino. Dijiste: me quedo, y vaya si te hiciste con un sitio. ¿Cómo lo recuerdas? 

Bueno, en realidad, al ganar Florentino las elecciones, nadie vino a mí y me dijo directamente: “Oye, te tienes que marchar”. Eran más los rumores que salían en la prensa, que pasaron de decir “Intransferible” a comentar que era traspaso seguro para dar paso a la era de los Galácticos. Pensé que (tras lograr la Champions en mi primer año en el equipo), alguien vendría a decirme que me fuera, era lo menos que merecía, pero el hecho es que nadie lo hizo. Coincidió con el momento de la marcha de Redondo, que me pareció algo completamente ridículo.

Pero Redondo sí que se fue...

Redondo se fue, en efecto, y eso fue muy triste. Era un jugador increíble que había tenido un año descomunal con aquella Champions, aquel partido en Old Trafford... Cuando se marchó, mucha gente olvidó lo bueno que era por culpa de sus problemas en la rodilla, pero era un fenómeno. Recuerdo su partida como un momento muy triste para el Real Madrid.

Tú, en cambio, lograste quedarte, sobreviviste el Galacticismo, e hiciste de hecho una estupenda temporada el año siguiente, logrando la Liga. ¿Cuánto tuvo que ver en ello Del Bosque? 

Sí, fue un muy buen año, y en parte lo fue gracias a que Del Bosque habló conmigo y, pese a los rumores, me tranquilizó. También tuve el apoyo de mis compañeros. “No te preocupes”, me decían. “Esto es el Real Madrid. Aquí todo se vuelve loco en un momento, pero ya verás cómo en un mes la cosa se ha tranquilizado”. Y la verdad es que así fue. Yo dije en la prensa: “Si quieren que me vaya, que vengan a decirlo”. Y lo cierto es que nadie tuvo el coraje de venir a decírmelo a la cara. Les daba miedo, tal vez. Es posible que el escenario deseado consistiera en hacérmelo difícil a través de estos rumores, para que yo decidiera por mi cuenta el marcharme, pero por supuesto yo no quería irme, así que eso nunca iba a suceder.

Y fue como digo un gran año para ti el que vino después, la 00/01. Recuerdo a Del Bosque hablando maravillas de ti en la prensa. “Steve es el que entiende mejor cómo quiero que juguemos”. No sé si le cito textualmente...

Sí, fue un gran año. Nos echaron de la Champions en semis, es verdad, pero algunas veces necesitas un poquito de suerte para poder ganar las dos competiciones principales. Al menos ganamos la Liga, y lo hicimos brillantemente. Es muy difícil ganar la Liga, y para ello, Jesús, hace falta lo que te decía antes: que el equipo esté muy unido. Aunque teníamos algunas grandes estrellas como Luis (Figo), la fuerza estaba en el conjunto. Algunos de esos jugadores habían ganado la Champions en el 98 y en el 2000, y sin embargo eran gente muy humilde, que miraba cada partido con la ambición de dar lo mejor y ganar. Eso es fundamental para hacerse con la Liga.

Otra razón muy obvia por la cual la gente te recuerda con cariño son tus goles. No marcaste muchos, pero la mayoría fueron bonitos y/o importantes, como el de la Final de Paris. Y eso que eras un centrocampista.

Jugué en diferentes posiciones del medio campo, adaptándome a las necesidades del equipo. Cuando estás en el Madrid hay un abanico tan grande de especialistas que sabes que te va a tocar hacer eso. Sabes que algunos marcarán más goles que tú, y no pasa nada. Que así sea, porque para eso están. El equipo es mucho más grande e importante que cualquiera de los individuos que lo conforman.

Pero el gol de París (como el de las semis contra el Barça dos años después) fue muy importante. Y lo marcaste tú, Steve. Ya basta con la modestia. 

(Risas). Bueno, fue más bonito aquel otro que le marqué al Oviedo en un partido de Liga. Creo que ganamos 4-0 o algo así, pero pudimos ganar 15-0. Antes del partido le entregaron a Luis (Figo) sobre el campo el Balón de Oro, y lo que siguió después fue la mejor continuación posible para una ocasión tan memorable. Fue grandioso cómo jugó el equipo.

Tú saliste del banquillo en los últimos minutos para marcar aquel gol con aquella tijera increíble. ¿Cómo lo recuerdas? 

Fue un remate bonito. Quizás el más bonito que marqué allí. No el más importante pero quizá sí el mejor.

También recuerdo otro gol excepcional contra el Leeds...

Sí, pero en ese no hice más que aprovechar una jugada deslumbrante de todo el equipo. Lo que te decía antes: era un privilegio jugar con esa gente.

Fuiste durante un tiempo el jugador británico con más títulos ganados fuera del Reino Unido... 

Lo fui hasta que Gareth Bale me quitó esa distinción. Eso si hablamos de jugadores británicos. Pero bueno, como él es galés, sigo siendo el jugador inglés con más títulos ganados fuera del Reino Unido. (Risas).

Sí, viviendo como vivo en Cardiff sé muy bien la diferencia. No escribiría nunca que Gareth es inglés porque valoro mucho mi integridad física.

(Risas). Exacto. Me adelanto a tu pregunta porque ya sé que me vas a preguntar por eso de que los jugadores británicos fracasan fuera de la isla. Creo que es un mito. La Premier paga tradicionalmente muy buenos sueldos, los clubes tienen grandes instalaciones... Por eso no muchos ingleses emprenden la aventura, y a veces los que la emprenden no son los más preparados para ello. No siempre hemos exportado los jugadores más exportables. Pero si eres lo suficientemente bueno en Inglaterra, lo serás en cualquier otro campeonato. Si Harry Kane se fuese a jugar a Europa, sería un éxito total. Si Sterling se fuera a jugar a España, sería otro éxito. Necesitas que los que emigren tengan la actitud adecuada para ello. Lo que pasa es que algunos de los mejores quieren quedarse aquí porque sus vidas están muy asentadas en sus clubes y sus ciudades.

Has mencionado a Kane y te has aventurado a decir que sería un éxito en España. ¿Verías probable que quisiera jugar en el Madrid? 

Triunfaría, pero no lo veo dejando el Tottenham, te soy totalmente sincero.

El jugador inglés más célebre de los que han jugado en el Madrid fue por supuesto Beckham. Si hablamos de jugadores ingleses fracasando fuera de la Premier, tampoco parece que sea un ejemplo.

Desde luego. Nunca calificaría de fracaso su paso por el Madrid. Estuvo cuatro años en el club, ganando una liga, y en modo alguno fue un fracaso.

Has mencionado a Bale también. La prensa española no le tiene mucho cariño. Tampoco algunos madridistas. ¿Qué dirías sobre su contribución al Madrid desde que llegó? 

Ha sido un éxito en el Madrid. No sé cómo es la cosa con el público o con la prensa. Lleva cinco años allí, éste es el sexto, y me consta que es muy feliz y se quiere quedar allí.

¿Es eso posible incluso con Zidane? No parece que acabaran muy bien la temporada pasada. Puede que él quiera quedarse pero no encuentre la misma disposición en todo el mundo en el club.

La respuesta más honesta a esa pregunta es que no lo sé, Jesús. Sé que en efecto Bale se quiere quedar. Además, está bien pagado en el Madrid y el abonar su sueldo no está al alcance de cualquier club. Él se quiere quedar, pero no sé si Zidane y Florentino tendrán otra cosa en mente.

bale ha sido un éxito en el madrid. se quiere quedar.

¿Es la vuelta de Zidane una buena noticia? Hay positivismo en el ambiente.

Sí. El hecho de que se marchara, unida a la partida de Cristiano sin nadie sustituyéndole, fue un shock enorme. Enorme. Nada de eso tenía ningún sentido. Asumo que, si ha vuelto, es porque le han garantizado mando total respecto a altas y bajas, que es exactamente lo que debe suceder si eres el manager. Y desde luego lo merece, ¿no? Tres Champions en dos años y medio. Es una pasada.