Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Fuenteovejuna

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Fuenteovejuna

Escrito por: La Galerna10 enero, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Le gustaría a Lope de Vega aparecer en pleno 2018 para ver que Fuenteovejuna ya no se desarrolla en Córdoba, sino en Madrid y Barcelona. Cada uno con sus cosas, con sus respectivas formas de pensar y con ese presente tan diferente. En el Real Madrid, Zidane cierra filas en torno a los suyos, los mismos que le indicaron el camino hacia el cielo hace pocos meses. En el Barça, todos admiran a Coutinho, el nuevo, el recién llegado que ha costado más de lo que costó Cristiano Ronaldo en su día. Coutinho vive un sueño y para todos es un sueño que esté Coutinho. Fuenteovejuna, todos a una.

Como era de esperar, en la Fuenteovejuna blaugrana aprovechan para anunciar la típica fractura anual del eterno rival. Todos los años hay una o dos. Pero de estas que dejan el club hecho un solar, ¿eh? Menudas son las fracturas en el Real Madrid. Luego en mayo lo mismo cae la Champions League, pero que el dedo continental no tape el Sol. O algo así.

Algún día estudiaremos en 'La Galerna' cómo son las fracturas de un club que gana tres Champions League en cuatro años mientras el que no las gana vive en plena bonanza. Real Fractura.

Mientras pensamos a quién encargamos ese estudio, vamos a deleitarnos con la versión Fuenteovejuna de 'Mundo Deportivo', en la que lucen a Coutinho e Iniesta como si fueran familia y luego informan que el vestuario, Ernesto Valverde, el arzobispo, Sor Lucía Caram, Jorge Javier Vázquez y Javier Sardá recibieron al brasileño con los brazos abiertos, que no cerrados. Jordi Hurtado también quiso ir a conocer a Coutinho, pero estaba grabando 'Saber y Ganar'.

A todo esto, hoy jugamos contra el Numancia en el Santiago Bernabéu. No somos nadie para pedir nada, y menos todavía en tiempos de crisis, pero qué tal si nos unimos en torno al equipo y olvidamos las penas todos juntos...