Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Fray Luis de Fuentealbilla

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Fray Luis de Fuentealbilla

Escrito por: La Galerna13 junio, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hola, galernautas. ¿Qué mueve a un periódico deportivo a posicionarse rotundamente contra la violencia en el fútbol habiendo sido, paradójicamente, el único en su especie que no trajo a portada el atentado yihadista contra una peña madridista en Irak? Un diario deportivo desdeña llevar a su primera plana los goles de la Eurocopa ya en marcha para denunciar en cambio la presencia en dicha competición de grupos de seguidores  violentos. Bien hecho. Muy plausible. Pero resulta que apenas un mes antes no fue capaz de dar prioridad en dicha portada a la matanza de una serie de aficionados del Madrid en Irak, matanza a la que el resto de diarios deportivos -y hasta los no deportivos- otorgaron la preponderancia informativa requerida. ¿Por qué salir a cinco columnas contra el hooliganismo pero no hacerlo contra el yihadismo? ¿Será por ventura porque las víctimas del yihadismo en aquella nefasta ocasión eran seguidores del equipo más odiado por la redacción del diario en cuestión? ¿Existe alguna otra explicación para esta escandalosa doble vara de medir la incidencia de lo extradeportivo en el deporte?

sport.750 (7)Muy bien hoy, Sport. ¿Por qué entonces tan asquerosamente mal en la malhadada fecha del ataque iraquí? El hooliganismo tiene muchas caras, señores del rinconcito. Parafraseando la más reciente de sus habitualmente aberrantes portadas, BASTA YA.

Por otro lado, y ya en el terreno de lo deportivo, hoy vuelve España a la Eurocopa. Marca recoge el asunto de una manera innegablemente brillante.

marca.750La idea de replicar la portada con la que recogieron el último fracaso de la selección española, y darle una vuelta en una onda de positivismo, nos parece francamente resultona, y lo decimos de igual forma que otras veces afeamos a Marca su línea buenista y/o universalista, el periódico de todos, el periódico del Deporte, con mayúsculas casi grimosas. Esto de hoy está bien, y lo dice un medio, La Galerna, que no bebe los vientos por la selección española a pesar de que la inmensa mayoría de sus colaboradores tienen pasaporte español. No amamos a la selección por varias razones, entre las cuales no es la menor el que amar tanto al Madrid no deja espacio para mucho más. Too much love will kill you, que cantaba Freddie Mercury, y a fe que aviso tan prudente no nos ha pasado nunca desapercibido. Ello no impide que nos guste en fondo y forma esta portada de Marca que habla de la eterna segunda oportunidad que da el deporte, la opción de la redención, el fracaso del pasado como escotilla de apertura a la reconciliación de hoy. Nos gusta esta especie de "Decíamos ayer" de Fray Luis de León trasladado a la figura no menos monacal de Iniesta aunque no amemos a la selección española, cuánto menos a La Roja.  Nos gusta por razones sobre todo estéticas, suponemos, y creednos: si en general hay pocas razones para aprobar lo que hace la prensa deportiva, la menor de esas razones suele ser la estética.

No amamos a La Roja pero desde esta Galerna apátrida que abraza un universalismo distinto y casi opuesto al de Marca -un universalismo basado en el sentimiento transnacional de ser del Madrid-, desde esta Galerna que sigue la Eurocopa a través de la óptica inquebrantable de un amor fiel e incondicional que no nos deja sitio para más, deseamos toda la suerte al equipo de todos los españoles, y somos incluso capaces de aparcar polémicas relativas a varios de los seleccionados y al propio seleccionador. Si solemos argüir que la insignia rechazada no era la de Florentino Pérez sino la del Real Madrid, y que por tanto no cabía la posibilidad de rechazarla, de igual modo habremos de señalar, en toda coherencia, que la selección que debuta esta noche en la Eurocopa no es la de Del Bosque sino la de todos los españoles, no es la Roja sino España (aunque la llamen la Roja), y que por consiguiente la salida más natural para un madridista español sigue siendo desear el triunfo de España a pesar de muchísimos pesares.

En todo caso, y dado que La Galerna sigue siendo aconfesional en materia de devociones nacionalistas -entre otras razones, por respeto a nuestros muchísimos seguidores hispanoamericanos-, no tomamos partido. Nos limitamos, como habréis observado, a prestar especial atención a aquellos combinados donde juegan futbolistas del Real Madrid, y a los partidos que disputan, sobre los que estamos ofreciendo crónicas madridistas (o kroosistas, o lukistas, o lo que proceda) para vuestro deleite. Varios de nuestros colaboradores habituales se han especializado en una selección determinada, a la que seguirán hasta el término del campeonato.

Hoy debuta España, sí. Transcendamos diferencias para desear toda la suerte al equipo de Sergio y Lucas V.

Que gane el mejor (no nos importaría que el mejor fuese España) y que lo haga en un ambiente, a ser posible, ajeno a cualquier turbulencia. Ese será el auténtico triunfo.