Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Fin de fiesta

Fin de fiesta

Escrito por: Antonio Escohotado19 mayo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Quién vio al Llorente de los cuatro o cinco partidos previos a su lesión, donde acabó enchufando dos zambombazos decisivos, mientras cerraba el centro del campo cruzando como una exhalación, con una velocidad reservada en teoría a Bale y Vinicius. Qué fue de Asensio, una de las mejores zurdas del continente, que urdía entradas letales sin necesidad de nadie más, imponiendo su potencia, su cintura y su conducción a zagas como la juventina, la del PSG y la del Barça. Qué está pasando con Nacho, Carvajal y sobre todo Marcelo, incapaces de sacar el balón jugado si ataca el rival, totalmente nulos en ataque, cuando el carioca pasmó al mundo durante al menos un lustro, ejerciendo como la gran dinamo inventiva del equipo, a quien bastaba pasar el balón para que la armase de su modo u otro.

Hasta el disciplinado y hábil Valverde ofreció media hora de desconcierto, sustituido después de dar el mejor pase en profundidad del partido, cuando imponía al fin su ley en la medular, dando paso al inoperante Isco de esta temporada, teñida de infamia para él desde su desplante a la grada, no correspondido todavía por acto alguno de contrición. Y cuánto lamento que el centauro galés confirmase mis sospechas de British abroad –como si hablar la lingua franca del planeta excusase familiarizarse con la de su casa durante seis años-, aislado en la burbuja del compañero a medias, el portento a medias y el diligente en no mayor medida, como si su inaudita secuencia de lesiones desanimara en vez de enrabietar.

De Brahim sigue inquietándome que elija mal la salida tras encarar, casi tanto como Vinicius el último toque de sus prodigiosas arrancadas, y me alivió de alguna manera no tener en el campo a Kroos, ese sensacional volante que se ha ido achicando en todo, tras formar con Modric la más inteligente y refinada media del mundo. Qué tremendo –y por eso mismo estimulante- trabajo para Zidane, responsable de una hazaña sin parangón, cuando el peso de la gloria se fundió en sus muchachos con un hartazgo de victorias.

Hoy tocó fondo su proyecto, y hoy comienza el rebrotar desde donde conviene, a ras de suelo y sin paños calientes. Un rey murió, viva el rey. Volveremos a pasarlo bomba, me parece, si de nuevo los galones se ganan y pierden día a día. Yo suplicaría que ni Neymar ni Pogba vengan; pero Florentino y Zidane son pesos pesados por razones más que demostradas, y deposito en ambos una confianza incondicional, digamos hasta mayo de 2020.

Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

16 comentarios en: Fin de fiesta

  1. Dónde está el Madrid de Juanito, Camacho, Santillana, etcétera....Hoy los jugadores han tirado por los suelos los sentimientos de los aficionados.