Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Felices 87, Don Paco

Felices 87, Don Paco

Escrito por: Athos Dumas21 octubre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Pasan los años, van pasando gloriosas etapas de enormes jugadores por la liga española y por la Copa de Europa (Cristiano, Messi, Bale, Neymar, los Galácticos…), y resulta que en 2020, el jugador más laureado – nos referimos al número de títulos conseguidos – sigue siendo nuestra Galerna, Don Paco Gento López, que hoy cumple 87 años desde su nacimiento en su localidad cántabra de Guarnizo.

Don Paco logró en 18 temporadas (desde 1953 hasta 1971) la friolera de 12 conquistas ligueras y 6 Copas de Europa, liderando el ranking de ambas competiciones 49 años después de su retirada. En la competición nacional, Pirri y Lionel Messi le siguen con 10, y con 9 tenemos a otros tres madridistas, Amancio, Santillana y Camacho, junto al manchego Andrés Iniesta. Qué decir de la Copa de Europa, en donde Don Paco es de nuevo el rey indiscutible, seguido por varios de sus compañeros de equipo de la Edad de Oro madridista (Di Stéfano, Zárraga, Rial, Juanito Alonso, Marquitos y Lesmes), por Cristiano Ronaldo (1 con el Manchester United) y por dos leyendas milanistas como Maldini y Costacurta, todos ellos con 5 títulos conquistados.

Don Paco Gento Real Madrid

Es decir, que si hablamos de títulos de primerísimo nivel (aunque mucho mayor el de las Copas de Europa, también hay que decirlo), Don Paco puede presumir, con inmenso orgullo, de 18 campeonatos en su maravilloso palmarés. Recordemos que en sus tiempos no había supercopas nacionales ni europeas y que la Copa Intercontinental nació en 1960, lo que solo le permitió disputar 2, ambas ante Peñarol de Montevideo (1 victoria, 1 derrota). De haber jugado en los tiempos actuales, ni se sabe la cantidad de supercopas o de Mundiales de clubs que podría lucir en su curriculum vitae.

si hablamos de títulos de primerísimo nivel (Copas de Europa y Liga), Don Paco puede presumir, con inmenso orgullo, de 18 campeonatos en su maravilloso palmarés

Don Paco nació en una humilde localidad, Guarnizo, que es una pedanía perteneciente al municipio de El Astillero en Cantabria. Posiblemente podemos encontrar en esos orígenes una explicación a su propia humildad y modestia. Es llamativo que con dicha hoja de servicios aun haya muchos expertos y periodistas que no le hayan dado la dimensión que merece. Cuando se habla de mejor jugador español (y nacido en España) de la historia, rara vez se coloca a Don Paco en las posiciones de cabeza, y es que la memoria futbolística es de corto alcance: se habla de Iniesta, de Xavi Hernández, de Casillas, de Sergio Ramos. Alguno pone en el escalafón a Luis Suárez, por haber ganado el Balón de Oro en 1960 (increíble que aquel año no se lo llevara Pancho Puskás, pero ese es otro debate), y finalmente hay quien nombra a Amancio o a Raúl González.

Santamaría, Di Stéfano y Gento

A Don Paco apenas se le menciona en estas clasificaciones, cuando es de largo quien más méritos ha hecho a lo largo de la historia. Menos mal que su propio club, el Real Madrid, sí que le tiene considerado como la leyenda mundial que es, y, desde diciembre de 2015 es el Presidente de Honor de la entidad, cargo en el que sucedió a su querido Alfredo di Stéfano.

Con muchísima satisfacción he de decir que esta revista de Internet, La Galerna, honra su seudónimo cada día desde hace más de 5 años (mayo de 2015) y se enorgullece cada día que sale el sol en llevar su nombre por tierra, mar y aire.

esta revista de Internet, La Galerna, honra su seudónimo cada día desde hace más de 5 años (mayo de 2015) y se enorgullece cada día que sale el sol en llevar su nombre

Recordemos hoy, en el día de sus 87 años cumplidos, sus 601 partidos disputados con el Real Madrid, con una media goleadora excepcional para un extremo (182 goles, 0,3 por partido). Cuando él jugaba, no se contabilizaban las asistencias, pero es más que probable que en su trayectoria como jugador merengue sus pases decisivos a Di Stéfano, Rial, Puskás, Kopa, Del Sol, Didí, Evaristo, Amancio, Grosso, Pirri, sumaran más de 300, ya que en su generosidad profesional siempre buscaba al compañero mejor situado para culminar la jugada.

En la selección española, en una época en la que se disputaban apenas 4 o 5 partidos oficiales cada año, Don Paco fue titular durante más de 10 años, disputó 44 encuentros (con 5 goles), y formó parte de la selección campeona de la Eurocopa de 1964, aunque no jugó la final ya que en aquella ocasión fue titular el maño Carlos Lapetra. Su último partido, con casi 36 años, fue ante Finlandia en 1969.

Don Paco Gento en 2020

Como estamos en semana de «Clásico», es de ley recordar el excepcional rendimiento que daba Don Paco en ellos: en 31 duelos ligueros Madrid-Barcelona, marcó 10 goles, a los que hay que añadir otros 4 goles más, en 11 clásicos entre Copa y Copa de Europa. 42 partidos en total, con 14 tantos marcados. Espectacular, insistiendo en el hecho de que era un extremo puro. Y con el más alto porcentaje de victorias de todos los madridistas a lo largo de la historia. Don Paco reconoció en numerosas ocasiones que sus mejores partidos los hacía siempre contra el Barça. Y, además, los solía ganar. Gento siempre destacó por un carácter indomable, al que unía su enorme fuerza, velocidad, una energía eólica proveniente del mar Cantábrico, con un gen ganador que siempre caracterizó a nuestro equipo. Histórica es ya su actuación en la final de la Tercera Copa de Europa, en Bruselas, ante el Milán, cuando en la prórroga, todos sus compañeros le buscaban a él ya que era el único de los 11 – no había cambios – que seguía corriendo sin parar ante los Grillo, Liedholm y Maldini (Senior), hasta que en el minuto 107 pudo anotar el tanto que suponía la victoria final.

Paco Gento en los años sesenta

Un personaje épico y leyenda absoluta, al que este articulista ha tenido el honor de conocer y tratar varias veces – gracias siempre a su hijo y muy querido amigo, Paco Junior -. En una ocasión tuve el placer de estar en su propia casa, decorado