Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Baloncesto
El recambio de Facu Campazzo

El recambio de Facu Campazzo

Escrito por: Pepe Kollins30 julio, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Ayer por la mañana se confirmaba el mal presagio: Facundo Campazzo tiene decidido abandonar el Real Madrid.

El primer pensamiento que me sobreviene tras el sobresalto es la disparidad tan enorme que se da entre la percepción del aficionado sobre los periodistas de la canasta y los del ámbito del fútbol. Como en todas las profesiones hay excepciones, por supuesto. Pero la tónica general es que los especializados en baloncesto gozan de una credibilidad casi opuesta, al alza, a la de sus compañeros del balón. Tal es así, que una información como la de ayer, que no obedece a un anuncio oficial ni a ninguna declaración, es tomada como si la firmase un fedatario público. Si lo dicen es porque es, no porque podría ser. Ya es mala suerte que en este caso sea así.

La información precisa que el Facu ya ha tomado una decisión con respecto a su futuro lejos del club blanco. A priori, no lo tiene fácil. Esta maniobra le implica al argentino un coste económico muy elevado, pues al pago de la cláusula (de 6 millones de euros) se añade que el margen salarial en la NBA la próxima temporada estará muy restringido por la pérdida de ingresos con motivo del covid. Puesto que la temporada 2020/2021 de la Liga profesional americana no comenzará hasta octubre, es de suponer que Campazzo si ya ha decidido irse es porque ya ha cerrado un acuerdo con algún equipo, según parece Minnesota, atraído probablemente por la presencia de su compatriota Pablo Prigioni, asistente en los Wolves.

Pablo Prigioni Wolves

Lo primero que cabe dejar claro es que no cabe reproche hacia el Facu. Jugar en la NBA es la máxima aspiración de cualquier baloncestista. De hecho, este movimiento ya era esperado por todos. La única duda radicaba en el cuándo. Si un jugador domina el baloncesto europeo al nivel que lo está haciendo Campazzo, lo lógico es que, más temprano que tarde, termine allí. ¿Por qué no tenía el club preparado un relevo? No será porque no previera este movimiento ni porque no lo haya intentado. Desde hace un año, al Real Madrid se le conocen negociaciones por fichar a cuatro de los mejores exteriores de Europa: De Colo, Micic, Larkin y Wilbekin. Tentativas infructuosas. El Madrid, simplemente, no llegó a las cantidades que ofertaban sus rivales.

No obstante, hay quien sugiere que el Real Madrid renuncia a fichar un sustituto del Facu – manteniendo a Laprovittola, Llull y Alocén como trio de bases – para compensar con la cláusula las pérdidas de ingresos relacionadas con la pandemia. Aducen, quienes sostienen esta tesis, que no son pocas las opciones de que esta temporada no se dispute la Euroliga (principal atractivo para los patrocinadores). Y aunque todos los grandes clubs de baloncesto europeo son enormemente deficitarios (sostenidos por grandes magnates, corporaciones o clubs de fútbol) no es lo mismo perder 27 millones que 21.

Nicolás Laprovittola

Es una teoría razonable, pero si el club lleva un año intentando fichar un recambio para su base titular, no sería descabellado tampoco pensar que la cuestión es que, ahora mismo, no hay nadie en el mercado por el que merezca la pena invertir una gran cantidad y que se prefiere no despilfarrar, pero no para rebajar el déficit con lo recibido íntegramente por el argentino, sino para posponer la inversión a un mejor momento, probablemente cuando la NBA haya resuelto sus descartes y, sobre todo, cuando el Madrid haya ganado una plaza de extracomunitario con la nacionalización de Gabriel Deck que se espera antes de finales de año.

Lo que seguro no se quiere es fichar a cualquiera. Chacho Rodríguez, Sergio Llull, Luka Doncic y Facundo Campazzo, han sido, uno tras otro, el mejor base del continente. El Madrid mantiene una hegemonía casi tiránica en esa posición. El futuro parece garantizado con talentos como Alocén (19 años), Spagnolo (17 años) y el portentoso Juan Nuñez (16 años). Pero hasta que no se consoliden es necesaria la pieza que sirva de transición entre esos y aquellos, máxime con el adelanto de la marcha del Facu.

Hay quien sugiere, incluso, que Alberto Abalde, sin ser base, ha ejercido como generador de juego en el Valencia y que el baloncesto hoy no es tanto una cuestión de posiciones como de roles. De cualquier forma, parece que habrá que esperar un poco más para dilucidar como se define esta cuestión. Mientras, no cabe otra que confiar en unos jugadores y gestores que se han ganado un crédito sobradamente.

 

Fotografías Getty Images.

Pepe Kollins
Redactor jefe de La Galerna. Nombre: Javier Alberdi @JavierAlberdi. Antaño participé activamente en Ecos del Balón, El Asombrario y The Last Journo. Coordinador y coautor del libro "Héroes": https://bit.ly/2JC6kwx

8 comentarios en: El recambio de Facu Campazzo