Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El Real Madrid siempre vuelve

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El Real Madrid siempre vuelve

Escrito por: La Galerna30 octubre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

No es un día fácil para hacer el 'Portanálisis'. Os lo podéis imaginar. De hecho, es el día más difícil de la temporada, y mira que la temporada ya está siendo difícil de por sí. Sin embargo, lo ocurrido ayer en Girona no puede volver a suceder. Aquí estamos para apoyar al Real Madrid, más todavía en estos años en los que, pese a ganar y ganar, se encuentra solo contra todos. Pero apoyar no es sacarle brillo y palabras positivas incluso a las tardes más negras, esas que vienen acompañadas de nubarrones pese a que en Montilivi lucía un sol imponente. Se puede apoyar haciendo autocrítica, analizando los fallos y, después de todo ello, manteniéndote al lado de tu equipo. No eres menos madridista por criticar la imagen del campeón de Europa en Girona. Tampoco eres más madridista por mirar hacia otro lado cuando, como ayer, los hombres de Zidane firman un partido muy pobre.

Que nos perdonen los que hoy esperaban que hablásemos del arbitraje. El señor Hernández Hernández nos perjudicó gravemente -penalti no pitado y gol del Girona en claro fuera de juego-, algo que, por otra parte, viene siendo habitual, ya que el Real Madrid parece tener unas reglas diferentes al resto de competidores. Pero hoy, y reiteramos las disculpas a los que esperaban otra cosa, no vamos a dirigir nuestra mirada hacia el arbitraje. No toca. Lo que toca es buscar el por qué, el cómo y encontrar, además de esas respuestas, el camino hacia agosto, que fue hace bien poco y ahí sí teníamos un Real Madrid abrumador, reconocible.

"Nos ha faltado actitud al comienzo de la segunda parte. Nos hemos dejado remontar muy fácil", dijo Isco al final del partido. Esto de la actitud, la intensidad, la tensión, la relajación y demás suena demasiado mal. Jugándote una Liga no puedes entrar al campo sin tensión, más bien todo lo contrario. "Ahora debemos demostrar que somos un equipo de verdad. Tenemos una responsabilidad muy grande. Somos el Real Madrid. No podemos ir dejándonos puntos", añadió el malagueño.

Lo bueno de que Isco dijera eso es que fue Isco el único que hizo méritos para luego poder decir eso. A Isco no le faltó intensidad, actitud ni tensión. Tampoco le faltó fútbol. Le sobró de todo. Estuvo imperial dentro del campo y capitán sin brazalete fuera de él. Decimos lo de capitán porque, justo después de esas palabras críticas con las que busca agitar a sus propios compañeros, mandó un mensaje para todos aquellos que hoy festejan la caída blanca: "El Real Madrid siempre vuelve".

Esa última frase de Isco va muy bien para la prensa antimadridista. Por cierto, gracias a lo de ayer nos hemos dado cuenta -quizá demasiado tarde- que no hay prensa catalana, sino antimadridista. Y es que hoy 'Sport' y 'Mundo Deportivo' lucen con orgullo al Girona, club catalán del que han pasado olímpicamente pese a estar en primera división, algo histórico para ellos. Sólo se han acordado de la entidad rojiblanca cuando esta ha ganado al Real Madrid. No hay Espanyol ni Girona. No hay ni siquiera Barcelona. Hay Real Madrid. Gane o pierda, siempre es el Real Madrid. El motor que hace que todo gire. El club sin el que no serían absolutamente nada. Y nosotros lo celebramos. ¿Por qué? Porque el Real Madrid siempre vuelve.