Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El orgullo de ser madridista

El orgullo de ser madridista

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon25 marzo, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Ayer por la mañana, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció que el Real Madrid había realizado una importante donación con el fin de adquirir material sanitario. También ayer, diversos medios apuntaban que los jugadores del Real Madrid se están coordinando con el fin de acometer una acción importante en la pelea contra el COVID-19.

No es la primera vez que el Real Madrid se sensibiliza y actúa en momentos complicados para la sociedad o para algunos de sus agentes. Sin echar demasiado la memoria atrás, y sin el ánimo de ser exhaustivo, uno puede recordar que, en 2007, parte de la recaudación del partido contra el Atleti fue a parar a los damnificados por un terremoto en Perú. En 2005, donó dinero y material para los niños que sufrieron el huracán Stan; en 2015, un millón de euros fueron a parar a los refugiados en España. También cabe mencionar toda la ayuda prestada por el Real Madrid tras lo ocurrido en Lorca.

Además de todo esto, es sabido que el Madrid suele prestar especial atención a los momentos de dificultad que padecen clubes históricos. La ayuda al Depor en el Teresa Herrera (todos los ingresos fueron a parar al conjunto coruñés, que se encontraba ya en graves aprietos económicos) es uno de los ejemplos. También la asistencia al Oviedo al adquirir acciones del conjunto asturiano en su desesperada ampliación de capital. En otra ocasión, acudió gratuitamente al partido que celebraba la Real  Sociedad por su centenario con el fin de ayudar a los donostiarras económicamente (el Barcelona fue el equipo elegido por la Real, pero pidió una cantidad económica que los vascos no podían asumir en su situación); además de determinados fichajes acometidos por el club madridista por encima del precio estipulado en la cláusula, atendiendo a las dificultades económicas del club de origen. El Zaragoza podría dar testimonio de ello a propósito de los traspasos de Vallejo y Alberto Soro, y el Málaga tras la reciente operación de Hugo Vallejo.

Ni que decir tiene que lo más relevante a nivel social lo realiza el Real Madrid en el día a día a través de su fundación. Como nos relataba Emilio Butragueño, la Fundación Real Madrid ha superado ya el millón de beneficiarios en todo el mundo. Y todo sin ningún tipo de alarde ni publicidad, como los ejemplos que citaba antes. A veces resulta tentador reclamar al Real Madrid mayor difusión mediática de todos sus actos benéficos, no tanto para presumir, sino para que siga sirviendo de ejemplo e inspiración para tantas personas que podríamos dar más de lo que damos. Al club de Chamartín le importa más lo que hace que contarlo.

Por lo general, el madridista se sabe seguidor del club más importante del mundo. No sólo por su palmarés inigualable, sino porque cuando la mayor parte de la sociedad siente miedo y tiende a guardar la ropa (o se plantea realizar un ERTE), el Madrid realiza una acción que ayudará a nuestros queridos y admirados médicos a salvar muchas vidas. Llámenlo señorío o valores, nos da igual: el madridista hoy se vuelve a sentir orgulloso.

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM

6 comentarios en: El orgullo de ser madridista