Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El madridismo de Luis García Montero

El madridismo de Luis García Montero

Escrito por: Daniel Vila García28 septiembre, 2023
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Real Madrid es universal. Por ello, el madridismo es un sentimiento transversal.  Madridistas hay por todos lados. Esa es la magia del madridismo. Desde el barrendero de un colegio de provincias hasta el actual Director del Instituto Cervantes. Del madridismo de este último quisiera ocuparme esta semana. Con todos ustedes,  el poeta de la experiencia Luis García Montero.

Cuando Luis García Montero vino al mundo, Paco Gento levantaba la tercera Copa de Europa consecutiva. Supongo que eso marca y eso te precipita a convertirte en madridista.  A buen seguro que el niño granadino sí recuerda la sexta de 1966 pues ya contaba con 8 años y a esa edad todo se atesora en la memoria con una huella indeleble de epicidad. Imaginamos al niño granadino pegado a un transistor cada domingo y coleccionando cromos de Velázquez  o Amancio Amaro.

Seguro que el fútbol le sirvió de bálsamo y de fuente inagotable de ilusión. Y también de conocimiento amargo de los primeros sinsabores. Toda esa experiencia queda recogida en un poema estupendo llamado ‘Domingos por la tarde’ que todo aficionado a la poesía y al fútbol seguro que conoce y acaba con estos versos inolvidables: «No conviene que demos a estas cosas/un valor excesivo./ Son noventa minutos en un vaso de agua./ Pero a mí me han quitado muchas veces la sed.»

El poeta granadino presume de madridismo allá donde va. En toda entrevista con connotaciones futboleras deja claro su amor por el Real Madrid. A pesar de haber sido esposo de la gran novelista Almudena Grandes, aficionada al Atlético de Madrid, o mostrarse siempre abiertamente izquierdista, la militancia madridista es tan importante como su preocupación social. El propio escritor andaluz cuenta que cuando ha cultivado su parte política todo su equipo de comunicación le aconsejaba rebajar su madridismo. Naturalmente, él jamás hizo caso. Contaba esto a todos los periodistas que le interrogaban cuando para las elecciones de 2015 fue candidato por Izquierda Unida para la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Desde la publicación de su primer poemario en 1980, Luis García Montero se afianzó en la poesía patria con una voz única y demostrando un conocimiento insólito de la poética en castellano. Junto al fallecido Javier Egea, se autoproclamó, influido por la poética de Jaime Gil de Biedma, como poeta de la experiencia. En 1994, la editorial Visor publicaría Habitaciones separadas. A partir de entonces, ningún poeta joven podría escribir sin tener en cuenta poemas como Aunque tú no lo sepas o Si tú me llamas, amor, yo cojo un taxi. Junto a Luis Alberto de Cuenca, otro ilustre madridista,  es el poeta más afamado, querido y respetado por crítica y público.

Al igual que el común de los mortales mide su vida a partir de septiembres o eneros, los madridistas medimos el tiempo en función a las copas de europa. En vida de Luis García Montero el Real Madrid ha levantado 11 Champions.  De las cuales supongo que en su totalidad las vivió el poeta granadino en plena facultades madridistas. A García Montero generacionalmente le tocó el Madrid de los yeyé como equipo totémico. Ese fue un equipo que dominó España con mano de hierro. Y a él le sucederían  el Madrid de los García y el de la Quinta del Buitre. Décadas de señorío y pureza. Fueron los años dorados del jugador español, cuando los canteranos más avezados llegaban al primer equipo y hacían carrera. Un Madrid menos glamuroso pero más apegado al hombre de la calle, como la poesía de García Montero.

Porque el sentimiento de pertenencia al  Real Madrid es transversal como la poesía de Luis García Montero, ésta está enraizada a unos valores intrínsecamente populares y, por ello, universales. Porque el madridismo es el pegamento que une a generaciones de aficionados de todo el mundo. Porque, más allá de la ideología,  la raza o la religión, el Real Madrid es una gran familia donde todos tenemos cabida como hermanos.

4 comentarios en: El madridismo de Luis García Montero

  1. El Madrid es universal así que caben aficionados de todas las ideologías, razas, países etc.
    La caricatura de aficionado al Madrid facha etc todo el mundo sabe de dónde viene, es una leyenda negra que salió de la muy efectiva propaganda azulgrana que en los últimos tiempos ya se les está derrumbando como un castillo de naipes para mucha gente que se creía los libelos de esa organización criminal.
    Yo me acuerdo de leer la entrevista a Errejón y lo vi un poco típico madridista acomplejado que casi que tenía que justificar por qué era del Madrid y no del rayo por ejemplo que para eso su grupo ultra son de esa ideología tan respetuosa con los derechos humanos y la no violencia (totalitarios de manual como los fascistas), pues si vas a ser un madridista acomplejado mejor no lo seas y hazte seguidor de petanca o lo que sea, si eres seguidor del Madrid puedes ser más o menos forofo, más o menos crítico con tu club pero a todos los antis que llevan años y años hechando su mierda sobre nuestro club hay que combatirlos por tierra, mar y aire de sus embustes que no son más que complejo de inferioridad y envidia.

  2. Uno reconoce el amor definitivamente, y sin lugar a duda, cuando se cabrea con el objeto amado. Por lo que sea ; pero, sobre todo, porque te importa. Me ha pasado, y me pasará -en el amplio sentido de la palabra-, con el Real Madrid y con la Galerna. Sí, a la,Galerna la quiero casi tanto como al Real Madrid. Y una de las cosas que me ha hecho sentir aprecio por la Galerna es porque contribuye al aprendizaje , al reconocimiento y a la generación de ideas. No es sólo entretenimiento y/o divertimento (me encanta colocar, incluso si no es estrictamente necesario, lo del "y/o").
    Es que hace tiempo, quizás años ya, en un texto publicado en la Galerna leí una característica sobre el Real Madrid que lo define muy bien; es universal. Aquella primera vez , y ya luego se ha repetido de veces la alusión al carácter universal de la institución, ya pensé y así lo reflejé , con un comentario al respecto, que era también transversal. Una paradoja, según las interpretaciones que podamos hacer de sendos significados, y una obviedad.

  3. Efectivamente, el madridismo es una cosa muy amplia, cabe todo el mundo y la adscripción es voluntaria. En el fondo celebro descubrir que haya algo sobre lo que Luis García Montero y yo podríamos llegar a estar de acuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

@lagalerna_ Guardiola es como Julio II, que según Erasmo de Rotterdam, cuando murió le daba consejos a Dios sobre cómo administrar el Paraíso; al final lo acabaron expulsando por brasas y dijo que se construiría un Paraíso mejor y más bonito.

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram