Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El día del juicio final

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El día del juicio final

Escrito por: La Galerna23 abril, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Quién nos iba a decir que el 23 de abril de 2017 podría ser un día grande para el Real Madrid. Con lo que se ha dicho -y lo que no- sobre este equipo, lo lógico hubiera sido llegar al 'Clásico' con la Liga perdida, la Champions League como un sueño de Resines y la 'summeriana' tomando protagonismo en Twitter ante la falta de objetivos. Pero no. Resulta que los hombres de Zinedine Zidane son líderes, están en semifinales de la máxima competición continental y se encuentra a pocos partidos de completar una temporada memorable.

El que llega con el agua al cuello es el Barcelona, que, por si fuera poco, ha firmado un curioso ridículo en las últimas horas. Su pataleta e intento de zancadilla al TAD no han servido para nada, por lo que Neymar no jugará en el Santiago Bernabéu. Ni siquiera ha viajado a Madrid pese a que 'La Ouija Today' lo lleva en portada. Acostumbrados a juicios, los culés tienen esta noche el más importante de 2017.

En Barcelona rezan para que Leo Messi aparezca en el Clásico después de varios años de turismo por el mismo. Dependen de él tanto como de Aytekin en su momento. Si el argentino tiene el día, el Barça puede hacer algo importante en el Bernabéu. Si no lo tiene, tendrán que esperar a que el hombre del silbato eche de una mano. En el día del juicio final todas las ecuaciones son posibles.

Mientras Luis Enrique mima a Messi, Zidane tiene la duda de Asensio, Isco o Gareth Bale para acompañar a Benzema y Cristiano Ronaldo arriba. Cuenta el técnico francés con una plantilla maravillosa, pero ya sabemos que elegir es un problema y seguramente lleva consigo consecuencias terribles. Ya ha venido avisando la prensa. Si juega Asensio, mal por volver a sentar a Isco. Si juega Isco, mal por no poner a Bale en un partido grande. Y si juega Bale, mal porque Asensio e Isco están muy bien y no ha respetado el buen momento de ambos. Al juicio vamos sin abogados. Como si no lo supiéramos.

Sea como fuere, la Liga está en noventa minutos y el Real Madrid puede dinamitarla cuando, como decíamos antes, muchos esperaban que ya estuviera muerto y enterrado. No sabemos si a la RFEF le haría mucha gracia quedarse sin lucha por el título a falta de un mes para el desenlace, pero el escenario es el que es y se juega a cara o cruz.

El Barcelona ya ha montado el circo y ya tiene excusa por si vienen mal dadas. Últimamente explotan mejor el victimismo que el buen juego, aunque los resultados ya no son tan buenos como años anteriores. Que el Bernabéu dicte sentencia.