Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El día de las sobras

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El día de las sobras

Escrito por: La Galerna26 diciembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Boxing day. Así se llama en el Reino Unido al 26 de diciembre, fecha que en España no significa gran cosa pero en las islas forma parte del cogollo mismo de la Navidad. El origen del término parece provenir de la Edad Media, cuando los señores feudales entregaban a sus siervos cajas (boxes) con las sobras de la comida del día en cuestión.

Eso es, ni más ni menos, y en el mejor estilo del medioevo, lo que la prensa deportiva nos ofrece en un día como hoy: sobras, migajillas, ropavieja, garbanzo frito post-cocido. La resaca de la Navidad se plasma mediáticamente en este festival de inanidad portadista que hoy nos llega como un mal regüeldo del pavo de ayer.

As nos trae a Ødegaard, el ansiado hijo que anda de Erasmus y que no volverá a casa por Navidad, pero es posible que sí lo haga en junio. Resulta que el madridismo ha bautizado a su nuevo héroe en ciernes como Ø, así, a secas, y resulta también que As le quita el diámetro a la O y la deja en una O monda y lironda, castellanizada. Se preguntarán por qué. No estamos seguros, pero lo más probable es que sea por fastidiar.

Resulta que Ø, así, suelto, como palabra en sí mismo, significa “isla” en un idioma que no es el de Ødegaard pero sí le cae cerca (el danés), y en qué otra cosa sino en una isla quiso convertir As al bueno de Martin cuando era un niño y luchaba por hacerse con un puesto en el Castillo. Trató de aislarlo, de hacerle pasar por un bicho raro. Trató de acosarlo para hacerle sentir que no valía lo que el club había pagado por él. Es la misma publicación que hoy hace pasar la idea de recuperar al noruego como asunto de primera necesidad. Cómo nos gustaría que el diario del relañismo postRelaño emitiera alguna vez siquiera un amago de disculpas por haber sometido a un niño a una presión insoportable durante el tiempo que jugó en el Castilla, cuando le acusaban de ser una ruina y no valer para el fútbol, cuando le sometían a un escarnio casi diario. As no merecerá jamás respeto mientras no se avenga a pedir perdón por esa ignominia.

Marca nos brinda otra dosis de cena navideña recalentada y con pinta de ser servida hasta los albores del 2020. El método Raúl. No por querer mucho al eterno 7 blanco dejamos de darnos cuenta de que esta es una pularda pasada por el microondas. En la foto aparece Raúl con semblante de pocos amigos, con cara de estar a punto de dar una colleja a un lateral izquierdo por no cubrir su banda con la debida atención.

Y poco más, queridos amigos. Os dejamos con las sobras catalanas porque querréis verlas.

Pasad un gran día.