Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¿El crepúsculo de Marcelo?

¿El crepúsculo de Marcelo?

Escrito por: Athos Dumas21 febrero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Vaya por delante mi absoluto cariño y admiración por Marcelo Vieira, uno de los mejores jugadores que he tenido la oportunidad de ver en casi cincuenta años de partidos en Chamartín. Para muestra, el texto que escribí sobre él, hace casi dos años, y que hoy suscribo hasta la última coma. Es más, desde aquel texto, Marcelo volvió a ser fundamental en la liga de Zidane, en la Champions de Cardiff y también en la de Kiev – con sendas maravillosas asistencias a Asensio y a Bale, respectivamente -.

Pero mi desazón ante su estado de forma actual, me obliga, pese a mi amor por él, a reflexionar sobre lo que se antoja la recta final de su carrera en el Real Madrid. Puede parecer un tópico, sin duda, decir que ya hemos visto sus mejores partidos. Aún no ha cumplido 31 años, una edad que hoy en día significa que le puede quedar mucho carrete todavía. Su mayor hándicap, sin embargo, es que lleva casi 500 partidos disputados con el Madrid, y da la impresión de que a sus 30 años su desgaste es muy superior al de sus coetáneos. Tampoco ayudan sus frecuentes lesiones musculares, que cada año le suponen unos periodos de baja de un par de meses.

Es triste contemplar el declive de los grandes, ver desde mi butaca de grada de fondo norte, la lenta decadencia de figuras absolutamente adoradas: en el mismo puesto que Marcelo, vi debutar, madurar, triunfar y lentamente apagarse a auténticos colosos de la banda izquierda, como Camacho y San José (ambidextro éste último); luego llegó Rafa Gordillo procedente del Betis que nos dio tardes de gloria con la Quinta; y el inolvidable Roberto Carlos, traspasado incomprensiblemente - ¡gracias, Dios mío! ¡Gracias, Hodgson! – del Inter al Madrid en 1996 a un precio de auténtica broma.

Marcelo consiguió, durante muchos años, no arrinconar, pero sí por momentos hacernos olvidar del mejor lateral izquierdo ofensivo que yo he visto en toda mi vida, Roberto Carlos. Incluso en títulos (20 conseguidos frente a 13) y en Copas de Europa (4 frente a 3) ha sido capaz de adelantar al gran RC3. Durante años, Marcelo le ha dado una alegría, una magia, una colección de malabarismos y arabescos al público del Bernabéu por los cuales le estaremos eternamente agradecidos. Y un afán indomable para ir siempre a por la victoria, con jugadas imposibles y goles milagrosos en momentos delicadísimos.

Lástima que parece que la llama ya empieza a apagarse y, al contrario que sus predecesores, mucho más rápidamente. Esta circunstancia se está percibiendo profundamente desde que comenzó la temporada actual.

Ya venía Marcelo de un mediocre Mundial de Rusia con Brasil, en el que sufrió alguna lesión, además de la prematura eliminación de su selección ante Bélgica. Comenzó el curso – sin hacer pretemporada - a las órdenes de Lopetegui, y como muchos otros (Ramos, Varane, Modric, Kroos, Casemiro), en una forma física lamentable.

Su primer lunar vino en la final de la Supercopa de Europa, en Tallin, cuando, por no querer dejar salir fuera un balón en su lateral - con el marcador 2-1 a favor y la final claramente decantada para los merengues –, permitió que los colchoneros resucitasen y Diego Costa empatara una final que finalmente se perdió 2-4 en la prórroga.

Poco después, a finales de agosto, tuvo un incidente con Lopetegui en Gerona al ser sustituido, según él, en “un cambio que no había sido pactado”. Palabras desafortunadas que hicieron daño. Era la segunda jornada, y pese a la victoria blanca por 1-4, este pescozón de Marcelo a su entrenador quizás empezó a marcar el principio del fin del guipuzcoano.

Durante varias jornadas, parecía que los rivales jugaban todos sus balones de ataque a la espalda de Marcelo aprovechando su falta de fondo físico. Hoy en día, aquella percepción de principio de temporada es una realidad absoluta y, por desgracia, los técnicos adversarios se frotan las manos en cada partido que Marcelo juega de titular.

Imanol Alguacil, entrenador de la Real Sociedad, confesó sin tapujos  en rueda de prensa que gran parte de su estrategia atacante, en el partido que acabó 0-2 en el Bernabéu, se había basado en esa circunstancia. Incluso el Villarreal, por aquel entonces en puestos de descenso, había logrado zaherirnos unos días antes por medio de Cazorla, pese al desgaste defensivo que había aportado en las ayudas Vinicius Jr. a su compatriota.

De este modo, el mejor lateral izquierdo del mundo en los últimos 10 años se ha convertido, ya de forma habitual, en nuestro eslabón más débil. No pocos goles nos ha costado dicha flaqueza, en especial en jugadas de contrataque de nuestros adversarios, que suelen aprovechar esa carencia de velocidad – impropia de un jugador de 30 años – corriendo hacia atrás, una lentitud que también provoca  que muchas veces rompa el fuera de juego que intentan sus compañeros al no reaccionar a tiempo al compás de la línea defensiva. No hay más que repasar la segunda parte contra el Girona el domingo pasado.

A diferencia de sus compañeros Ramos, Varane, Modric, Casemiro, que estaban desaparecidos hasta diciembre, por una baja forma y una pésima preparación física, Marcelo no ha sido capaz – todavía - de recuperar el tono medio de la plantilla, que sin duda ha mejorado con los métodos redivivos de Antonio Pintus.

El año pasado, su competencia, por decir algo, era básicamente Theo Hernández, pero a las pocas semanas de llegar se vio que Theo iba a hacer poca sombra al carioca. Esta temporada, pese a que Lopetegui cubrió las ausencias de Marcelo con Nacho, e incluso con Carvajal, la competencia se llama Sergio Reguilón, un canterano que defiende como Camacho y que todavía – es pronto – no ataca como Gordillo, pero que fija su posición y posee energías suficientes para cubrir y para turnarse con Vinicius Jr en labores ofensivas. Por supuesto que no hay comparación posible, son jugadores muy diferentes, pero lo cierto es que hoy en día todos los madridistas estamos más seguros cuando juega Reguilón. Y, lo más importante: nuestros rivales se encuentran mucho más incómodos con el canterano en el campo.

Todo madridista preferiría la mejor versión de Marcelo antes que al mejor Reguilón. Sobre todo, de cara a la recta final de la temporada, la zona gourmet del año. Pero ahí radica el meollo de la cuestión. ¿Volveremos a ver a aquel Marcelo Vieira que era capaz de burlar a cualquier defensa ya bien como extremo o como interior? ¿Asistiremos a una resucitada “Cabalgata de las Valquirias” o tendremos que vivir un triste desasosiego escuchando “La marcha fúnebre de Sigfrido”?

Para más inri, hace unas semanas, a Marcelo se le ocurrió regañar a Isco cuando le preguntaron por él y reclamó, sin mirarse al espejo ni hacer autocrítica, que el malagueño debería entrenar más.

Espero equivocarme, pero me siento pesimista. No se me quitan de la mente las imágenes que toda España (y Europa) vio en el Barça – Madrid de Copa del Rey de un ídolo como Marcelo, prácticamente parado en el centro del campo, mientras Malcom campaba solo a sus anchas por su corredor deshabitado para marcar el empate a 1. Lo más significativo era ver las caras de sus propios compañeros, sus miradas acusadoras o simplemente incrédulas ante la pasividad (o impotencia) del segundo capitán. Unas imágenes desmoralizadoras. Ojalá que Marcelo nos calle a todos, y a mí el primero, y que acabe la temporada, como las 12 anteriores, con una espléndida sonrisa de oreja a oreja, esa sonrisa tan pura como contagiosa.

31 comentarios en: ¿El crepúsculo de Marcelo?

    1. Después de lo de ayer va a ser difícil que les volvamos a engañar como con CR, que evidentemente se ha vuelto a demostrar que ha sido otra jugada maestra de Florentino. Con que nos dieran más de 20 millones por Marcelo ya nos podríamos dar por contentos

  1. Yo soy de tu club, Athos. Suscribo todas y cada una de tus palabras. Y pase lo que pase, siempre agradecido al gran Don Marcelo Vieira da Silva Júnior. Hala Madrid y nada más!

  2. Yo también soy pesimista con Marcelo porque para mí la caída ya empezó la temporada pasada....mucho me temo que esto no tiene vuelta atrás.....una pena...yo que fui de Marcelo desde que llegó, que me pegaba con todo el mundo por defenderle porque aunque la parcela defensiva no era su mejor virtud era una alegría esas subidas en ataque y esa sonrisa tan suya y tan de niño....

    Creo que no se puede hacer cambiar a la gente, especialmente a los brasileños, que tienen una manera de vivir y sentir el fútbol que no tiene que ver con el resto....son pura alegría de vivir jugando al fútbol también....

    Saludos

    1. Vamos a ver si se pone las pilas. Marcelo a su mejor nivel es el mejor lateral izquierdo del mundo. Aún está a tiempo de perder 4 kilos y marcar en la final de Champions.

      Siempre agradecido por lo que nos ha dado, llegó con 17 años y lleva casi 14 años muy arriba. Pero si él se quiere ir hacemos una subasta y el que ofrezca 80 kilos se lo lleva. Incluso a China.

  3. Cuánto antes admitamos que Marcelo es ya un ex jugador para un equipo de élite, antes se pondrá remedio a ese espanto que es el lateral izquierdo del Madrid. Hasta un jugador tan normalito como Reguilon parece , en comparación, Roberto Carlos redivivo y no, no lo es ni nunca lo será.

    1. Discrepo, lo visto hasta ahora por Reguilón no me parece un jugador normalito. Es evidente que no es Roberto Carlos, pero en defensa le he visto mejor que en cualquier temporada de Marcelo. En ataque es cierto que aún está por mejorar, pero no le he visto mal. Si tuviera que equilibrar defensa con ataque, en mi opinión no está lejos del mejor Marcelo.

      1. Hombre, es que ser mejor defensa que Marcelo, no sólo el de ahora también el que llegó hace años, es capaz de serlo un juvenil de primer año. Marcelo siempre creó tanto peligro en su área como en la del rival, pero en general salía a cuenta. Ahora ya no llega a la rival ni a la suya.

  4. Probablemente mejore en la recta final de la temporada. El problema es que para constatarlo tendría que jugar. Y ese va a ser el gran dilema de Solari: poner a Marcelo o a Reguilón. Sobre todo cuando lleguen los partidos trascendentales. ¿Experiencia o juventud?

    En este caso, tienen algo de razón los periodistas anti cuando dicen que para el entrenador del Madrid es un problema y un dolor de cabeza tener que decidir entre dos jugadores. Si sale bien y ganas, te llueven alabanzas por tu decisión. Si pierdes, exigirán el finiquito de manera inminente...

    1. Con los entrenadores del Madrid nunca se gana....si sale mal es lo esperado y si sale bien no es mérito suyo sino suerte, al hacer de la necesidad una virtud...

    2. Bueno, pues el otro día le puso contra el Girona y su banda fue un auténtico agujero negro. Los dos goles, un tiro al poste de Portu y otra jugada que no acabó en gol de auténtico milagro (tiro de un delantero libre de marca en el área chica) llegaron por su banda, y por su relajada forma de marcar (a unos 5 metros del rival). Total, que la broma nos costó 3 puntos, igual de importantes que los que se ganaron frente al Atleti.
      Yo adoro a Marcelo, pero me temo que su decadencia es irreversible. Y no porque el físico no le dé más de sí, sino porque tiene la costumbre de marcar con los ojos. Y en ataque ya aporta muy poco, por no decir casi nada.
      Suscribo el artículo de principio a fin.

  5. El lateral izquierdo del Madrid nunca ha estado realmente defendido desde que se jubiló Camacho. A todos sus sucesores, algunos excepcionales talentos a nivel mundial siempre se les ha acusado de lo mismo, de no defender o hacerlo mal, pero claro olvidamos que al bueno de Camacho yo concretamente le recuerdo un solo gol, me da pereza consultar la hemeroteca pero lo cierto es que se prodigaba poco o nada en ataque y aún así fue él quien tuvo la única ocasión en aquella final que se perdió ante el Liverpool. Y es que las buenas noticias empiezan siempre cuando tus laterales son cuchillos, no paredes.
    También dudo de la vuelta de Marcelo, ese evento anual que siempre ocurre, como la primavera. Pero este año no se atisba. Cierto es que en el último descalabro le he visto alguna mejoría, insuficiente a todas luces, pero como no son partidos lo que precisa sino entreno debemos aún mantener la esperanza. Si realmente vuelve no hay jugador más desequilibrante que él, algún día lo será Vinicius y no creo Reguilón, pero hoy por hoy son monedas al aire en cada partido y Marcelo en forma es valor seguro.
    Pero bueno, que su temprano adiós es pecado común del Madrid, que nunca he visto preparar a los jugadores senior de manera especial y no como a los chavales. Ese y no otro fue para mí el motivo de que Raúl se fuera cuando nos demostró luego el Shalke que le quedaban aún tres temporadas de pura maravilla. Los mayores, y muchos ya lo sabemos, necesitamos siempre un plan especial. A ver si Pintus acierta con eso.

    1. Pocos partidos de Raul en el Schslke 04 debias de haber visto. Raul estaba acabado, tanto en sus últimos años en el Real Madrid como en el Schalke 04. Que conste que yo si vi mucho a Raul jugar en el conjunto alemán.
      Lamentablemente Marcelo ya no está al nivel de antaño, y su salida debería producirse a final de temporada (si sacamos algo por él, pues mucho mejor).

        1. Yo no he dicho nunca que Florentino lo haya hecho todo mal, pero su tiempo ya ha pasado, sobretodo a causa de su pusilanimidad y inmovilismo que muestra en la actualidad.

    2. Yo creo que Raúl ya no estaba para el Madrid, pero sí para rendir a un alto nivel competitivo (como así hizo) en el Schalke, cuyos objetivos eran más modestos. Los números del Schalke 04 en esas temporadas se consideraron un éxito, pero esos mismos números habrían sido un fracaso en el Madrid.

      1. Raúl murió en 2002 en Glasgow. A partir de ahí vinieron un tal Baúl y años de arrastrarse por el campo y malograr jugadas de sus compañeros, aparte de su caciqueo en el vestuario. Demasiado se le aguantó. Cuánto daño ha hecho al Madrid el “con lo que nos ha dado”.

      1. Yo no recuerdo a Camacho, era muy pequeño, pero mi pregunta es, más allá de marcar 9 goles, ¿subía a centrar? ¿Apoyaba el ataque? 9 goles en 414 partidos no parece mucho desde luego, pero creo que por aquel entonces no era muy común que los defensas marcaran muchos goles. La pregunta es si subía más o menos al ataque que los de su época, o estaba al nivel.

        Desde la irrupción de Roberto Carlos, los laterales defensivos que atacan más que defienden ha sido bastante habitual, pero yo creo que antes de Roberto Carlos (quizá Maldini el bueno) no era lo usual.

  6. Expresando el mismo agradecimiento que el articulista, opino que si se lo llevaran ya a China por una morterada, y subimos a la primera plantilla a Fran García, daríamos el pelotazo de la temporada. Lo poquito que le vi en el partido ante el Melilla, me pareció un chico con unas excelentes condiciones y un buen sentido táctico.

    1. Donde debes verlo y juzgarlo es con el Castilla, no en un partido suelto con el primer equipo. Es otro Reguilón sin más, incluso defiende peor.

      1. También le he visto en el Castilla, y no me ha disgustado en absoluto. Y si me dices que es otro Reguilón... pues yo creo que la temporada de Reguilón en el Madrid está siendo de lo mejorcito del Madrid.

  7. Grande, grande don Marcelo por todo lo que nos has dado al igual que Roberto Carlos y por mí parte una estrella en todo mi firmamento de gente que han vestido está gloriosa camiseta.
    Ojalá, te recuperes y vuelvas a darnos algunos fuegos artificiales de los tuyos, pero si no pudieses no te preocupes, porque SIEMPRE formarás parte de la leyenda y vaya por delante que suscribo la opinión del autor y creo que en defensa ya poco nos puedes dar, pero alguna cabalgada en ataque, seguro que todavía te guardas en tu corazón y tus piernas.
    Grande

  8. El talento de Marcelo se ha dejado ver en todos y cada uno de los títulos conseguidos estos años. Se podrían haber conseguido sin otros, pero probablemente no sin él. Sólo el año pasado, tres goles decisivos en las tres eliminatorias contra PSG, Juventus y Bayern, que se dice pronto.

    Dicho esto, lo de esta temporada es indefendible, valga la redundancia. Reguilón merece seguir jugando, lo contrario sería una tomadura de pelo, por más que Solari tenga las buenas intenciones de intentar recuperar al jugador (buen tino que no tiene con Isco, por cierto).

  9. Cuanto razón tienes Athos. Como suele ser habitual. Se nota que eres de los que va al Bernabeu a ver a los suyos y disfrutar, no a silbar cuando vienen mal dadas.
    Subscribo una por una tus palabras, y soy también de la opinión de Juan A: me gusta Fran García y podria darle descansos a Reguilon.
    En lo que queda de temporada, si saca a Marcelo para probar, que lo haga por delante, no atrás. Alante, en cualquier banda, para rodarse y dar descansos. Si suena la flauta aún puede regalarnos algo en dicha posición.

    1. Marcelo nunca ha defendido lo que se dice BIEN. De hecho era un problema hasta que Juande Ramos lo puso en el medio campo, y de ahí fue que comenzó a tener confianza y a crecer como jugador. Siempre me recordó a Ze Roberto, que tuvo una etapa no excesivamente brillante en el Madrid, pero luego creció en el Leverkusen y el Baayern, siendo internacional absoluto con Brasil.

  10. Yo ceo que Solari debería, hasta el último momento, intentar recuperar al Marcelo que hemos conocido.
    En forma, puede ser la diferencia entre ganar una Champions o perderla. Aunque ponerlo en el campo para que "coja la forma" puede significar despedirse de la Champions en cualquier eliminatoria. Difícil papeleta.

    Pero, como apunta AthosDumas, Marcelo es un jugador diferencial, el que te hace la jugada que decide una final. Renunciando a Cristiano y a él el mismo año, veo difícil campeonar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Ayer se improvisó un interesante debate tras una invitación de @Guille_Glez_ a establecer un TOP5 de jugadores “favoritos” en el @realmadrid

📃Insistente presencia en las listas de @GUTY14HAZ✨

✍️Bale, Guti y el mapa de los afectos por @JesusBengoechea

https://www.lagalerna.com/bale-guti-y-el-mapa-de-los-afectos/

Mi Madrid Favorito ⚽️ | Capítulo 9⃣: El Madrid de la posguerra (años 40) ✍️ por @Chamartin4ever

📄 Artículo con un GRAN VALOR HISTÓRICO.

#MiMadridFavorito | #RealMadrid

https://www.lagalerna.com/el-madrid-de-la-posguerra-anos-40/

👉🏻 Mendy, Fede Valverde, Odegaard -cuando regrese- y Rodrygo reclaman protagonismo.

En 2020 hay que volver a despegar 🚀

✍🏻 Florentino Pérez y la revolución de 2020 por @quillobarrios

https://www.lagalerna.com/florentino-perez-y-la-revolucion-de-2020/

#Portanálisis 🗞 | Luis Rubiales lo ha vuelto a hacer.

👉🏻 La prensa coincide en que la selección no puede ser un circo, sin embargo, en el Mundial se culpó al Real Madrid.

✍🏻 Rubiales Superstar

👉🏻👉🏻👉🏻 https://bit.ly/37nKiXB

2

Ayer se improvisó un interesante debate tras una invitación de @Guille_Glez_ a establecer un TOP5 de jugadores “favoritos” en el @realmadrid

📃Insistente presencia en las listas de @GUTY14HAZ✨

✍️Bale, Guti y el mapa de los afectos por @JesusBengoechea

https://www.lagalerna.com/bale-guti-y-el-mapa-de-los-afectos/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram