Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El cochinillo de Gaspart

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El cochinillo de Gaspart

Escrito por: La Galerna13 septiembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Como veis, Sport presume de la repercusión alcanzada por su entrevista con Leo Messi, y hacen bien en enorgullecerse de un documento valioso en el cual el astro argentino manifiesta muy abiertamente sus recelos con Bartomeu, sus dudas respecto a que el Barça haya hecho todo lo posible para traer de vuelta a su amigo Neymar y hasta sus ideas discrepantes con respecto a materias como captación de sponsors o política deportiva de su club.

Aunque, como recoge la portada de Sport, la directiva del Barça ha minimizado las declaraciones, señalando que no hay “ninguna brecha” entre jugador y entidad, lo cierto es que la brecha es evidente y cunde el pánico en Can Barça ante la posibilidad de que Leo ejerza en 2020 la cláusula que le permite dejar el FC Barcelona.

Estos mismos temores eran manifestados ayer por Joan Gaspart en una entrevista con Manu Carreño en El Larguero. “Detrás de cada declaración de Messi hay un pero”, señaló Gaspart, admitiendo que la entrevista con Sport supone una clara reprimenda del delantero a la línea seguida por la empresa que le paga.

Con todo, lo que más nos llamó la atención de estas declaraciones de Gaspart en El Larguero nada tienen que ver con Messi, sino con una referencia a la noche del cochinillo.

“No digo que Figo tuviera una actitud provocadora, pero comprenderán que si un jugador pretende sacar un córner... En cualquier caso, ninguno de los objetos que le lanzaron le impactó”.

Son palabras de Joan Gaspart hace cosa de dos años en un reportaje de la BBC en conmemoración (¿?) de la célebre noche del cochinillo en la que Luis Figo, de vuelta al Camp Nou tras su fichaje por el Real Madrid, sufrió el más ominoso y repugnante acoso a un jugador por parte de una grada que se recuerda en la historia del fútbol de elite. Uno podría pensar que con el paso de los años Gaspart podría haber reconsiderado opiniones tan aberrantes y miserables, pero a tenor de lo dicho anoche por el ex mandatario a Carreño parece que es todo lo contrario: ha profundizado en su ignominia y abyecta pulsión de hooligan.

“A Figo aquella noche si le hubieran querido dar le hubieran dado”, se atrevió a decir, de lo que parece implicarse que Figo debe dar las gracias al Camp Nou por haber salido vivo de aquella escenario bélico. “Él iba provocando para que le tirasen objetos. Provocando, provocando, sí”.

¿Se puede decir algo más grave y mezquino? Como se ve, el odio ciego de Gaspart por Figo y el Madrid ha evolucionado del “yo no digo” al decir abiertamente que Figo provocó. ¿Y en qué consistía la provocación? En pretender lanzar un córner, siendo como era el lanzador oficial de córners del equipo. Aquel día no pudo lanzarlos, so pena de ser alcanzado por una botella de JB como la que fue hallada en las proximidades del cochinillo. Si el lanzador de córners de un equipo no puede lanzarlos por un problema de orden público, es evidente que se está produciendo una perturbación en el desarrollo deportivo del choque, aunque esto es casi lo de menos ante el serio peligro de tragedia que se vivió aquella noche allí. Una noche que Joan Gaspart continúa blanqueando con la eterna connivencia de la prensa nacional y hasta extranjera. Una noche en la que se creó, por parte de club y medios afines, un contexto de intimidación física de decenas de miles de personas contra una sola. Una noche de vergüenza para el fútbol que el propio fútbol, con Joan Gaspart a la cabeza, convirtieron en un espectáculo de masas y legitimaron, cuando se trató de un asqueroso linchamiento que muy bien pudo acabar en drama.

Como comprenderéis, nos restan ahora pocas ganas de seguir comentando las portadas del día. Deseamos todo lo mejor a la selección española de baloncesto.

Pasad un buen día.